alnavio.es
Edición testing    6 de mayo de 2021

Faja del Orinoco

Juan Carlos Zapata (ALN).- Al margen de que el plan presentado para reactivar a PDVSA y la producción se cumpla o no, lo que hay que destacar es que el primer presidente chavista, el hijo de Chávez, el que propuso Chávez como sucesor, se da cuenta de que la PDVSA roja-rojita no funcionaba, y no tenía futuro. ¿Ahora qué va a hacer?

Zenaida Amador (ALN).- En su urgencia por sostenerse en el poder a cualquier precio Nicolás Maduro lleva meses alejándose de la línea ideológica del chavismo. Esa también es sacrificable. Sin recursos y con un modelo económico fracasado, le ha coqueteado a cualquier opción, incluyendo desandar el camino estatista de la industria petrolera. La PDVSA roja rojita de Chávez parece que pasará a la historia como el registro de un desatino.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La rusa Rosneft ya había adelantado que se iba de Venezuela. Y Chevron podrá quedarse pero sin sacar petróleo de la Faja del Orinoco ni vender petróleo. ¿Cómo afecta esto la producción? ¿Podrá Maduro cubrir estas dos bajas en la ya menguada industria petrolera?

José Guerra (ALN).- La pandemia del coronavirus agarró a Venezuela inmunosuprimida. Es tal el estado de vulnerabilidad y precariedad que los efectos del virus todavía no se han sentido, pero lamentablemente se van a hacer evidentes con los días por venir. Las medidas de resguardo personal y el distanciamiento social, expresado en cuarentenas, tal como se ha aplicado, pueden ayudar a contener la propagación de la enfermedad. Pero crean otros problemas. El más importante es el hambre que amenaza a los venezolanos.

Juan Carlos Zapata (ALN).- En 8 años Venezuela puede estar en condiciones de producir otra vez 3.000.000 de barriles diarios de petróleo. ¿Milagro? No. Visión. Estrategia. Trabajo. Consenso. Reglas claras de juego. Esto es lo que propone el Plan País de Juan Guaidó para poner a Venezuela en marcha una vez que se logre el cambio de régimen. ¿El cambio va? A los autores del programa de Guaidó no les cabe la menor duda de que va a ser así, y va a pasar pronto.

Juan Carlos Zapata (ALN).- En estos próximos días, Alí Moshiri estará viajando de Houston a Nueva York. Pero siempre con el foco puesto en Caracas. Porque Alí Moshiri, uno de los petroleros con mayor experiencia en el mundo, se prepara para entrar en grande en Venezuela. Este hombre conoce Venezuela y, por supuesto, conoce la dinámica del poder en los Estados Unidos. Por ello va a Nueva York. Tras la gestión de mucho dinero. Cientos de millones de dólares cuyo destino sería la Faja del Orinoco.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Las sanciones tienen un objetivo. Presión contra los funcionarios, líderes y familiares del régimen de Nicolás Maduro. Hasta que el régimen ceda. Hasta que Maduro entregue el poder. El impacto inicial de las sanciones en la industria petrolera de Venezuela fue de desconcierto. Tanto en Petróleos de Venezuela, ya destruida por el chavismo hasta el punto de bajar la producción a niveles mínimos históricos, como en las multinacionales que operan en el país. ¿Pero qué está pasando ahora?

Zenaida Amador (ALN).- Los ingresos por exportaciones petroleras de Venezuela llegaron a 6.115 millones de dólares al cierre del primer trimestre del año, 72% menos que en igual período de 2013. Aun así, siguen siendo la principal fuente de recursos del país, por lo que Nicolás Maduro hace toda clase de esfuerzos por burlar las sanciones en su contra impuestas por Estados Unidos con tal de preservar esa válvula de oxígeno que le permite sostenerse en el poder.
  • 1