alnavio.es
Edición testing    18 de mayo de 2021

Juan Vicente Gómez

Juan Carlos Zapata (ALN).- Dicen que Diosdado Cabello es hombre de buen dormir. ¿Pero estará durmiendo a pierna suelta en estos días? Cualquiera diría que sí, pues quién duerme mal después de acumular tanto poder y sea reconocido como protagonista de algunas hazañas que lo colocan en lo más alto de la ola de la política chavista y antichavista, nacional e internacional. Además, Cabello no oculta que goza con el momento.

Juan Carlos Zapata (ALN).- “La jefatura no se divide”. La frase se lee en Gómez el amo del poder. Un libro clásico que narra el ascenso de Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez al poder. Un periodo que se extendió por 35 años. Un libro al que hay que volver en estos tiempos de disputa e incertidumbre en la Venezuela de Maduro y Guaidó.

Nelson Rivera (El Papel Literario/ALN).- Ensayista, narradora y periodista, Michelle Roche Rodríguez (1979) acaba de publicar su primera novela en España: Malasangre. En Malasangre, tan importante como la historia de la joven vampiresa, es el escenario donde tiene lugar la novela: la Venezuela de 1921. En el relato se siente el sustrato de una acuciosa investigación.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Llegan estos empresarios a darle la bienvenida al modelo chino. Porque suponen que en ese esquema de dos sistemas en un mismo país, prosperará el capital, y brotará la riqueza, y la economía, y habrá mecanismos de convivencia, porque así lo ha prometido Maduro. ¿No será que estos empresarios ya se rindieron?

Redacción (ALN).- América Latina tiene la desgracia de contar con una larga tradición de dictadores y caudillos, que han oprimido y reprimido con crueldad a sus pueblos. Desde que se iniciaron las protestas masivas contra el Gobierno de Venezuela el 1º de abril de 2017, según el último reporte del Foro Penal Venezolano (que alcanza hasta el 31 de julio), en el país han fallecido “133 personas en el contexto de las manifestaciones. De estas, 101 fueron asesinadas en manifestaciones. Al menos 4.000 heridos se han registrado y 5.051 personas han sido arrestadas arbitrariamente”. A raíz de esto, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU ha denunciado “un uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva y detenciones arbitrarias”, así como un “trato cruel, inhumano y degradante por parte de las fuerzas de seguridad a los detenidos” que incluye “torturas”. Por su parte, 12 cancilleres de América Latina y Canadá firmaron en Lima una declaración donde condenan “la violación sistemática de los derechos humanos y las libertades fundamentales, la violencia, la represión y la persecución política” en Venezuela. Nicolás Maduro, por su parte, ha negado ser dictador, aunque admite que a veces le “provoca convertirse”. Sin embargo, la Declaración de Lima ha sido inequívoca en señalar “la ruptura del hilo constitucional”, o lo que es lo mismo, en definir al régimen como una dictadura, algo que ya había hecho la defenestrada fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz.
  • 1