EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

Qué ocurre con los 4.700 venezolanos desplazados por el conflicto armado en la frontera de Venezuela con Colombia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Arauquita no tiene capacidad para atender a tantos migrantes / Foto: WC

Daniel Gómez (ALN).- Más de 4.700 venezolanos han sido desplazados al municipio colombiano de Arauquita por el combate entre la Fuerza Armada de Venezuela y los grupos irregulares de la frontera con Colombia. El porqué del conflicto armado sigue sin estar claro. Sobre lo que no existen dudas es sobre la situación de vulnerabilidad de esos 4.700 migrantes, quienes descansan en campamentos de acogida.

Una avalancha de venezolanos ha sacudido el municipio colombiano de Arauquita. Su infraestructura de acogida está al límite. Albergues, pabellones, gimnasios, estadios y descampados ahora están ocupados por migrantes que huyen de la guerra. Del conflicto desatado el domingo, 21 de marzo, en la localidad venezolana de Apure entre la Fuerza Armada de Venezuela y los grupos irregulares de la zona.

Ante esta situación, el gobierno de Iván Duque en Colombia declaró el estado de Calamidad Pública en Arauquita.

“Al establecer la Calamidad Pública para el departamento de Arauca, se activarán todos los mecanismos de atención humanitaria para garantizar condiciones dignas de vida, salud y alimentarias, a las más de 4.700 personas que han llegado a la región, producto de enfrentamientos de Grupos Armados Ilegales en la frontera con Venezuela”, afirmó el ministro del Interior, Daniel Palacios Martínez.

“Hoy en Arauquita estamos dando una respuesta institucional. La prioridad es la atención humanitaria de la población que ha hecho ingreso al país para garantizarles condiciones dignas, salud y alimentación para su pronto retorno”, agregó el ministro.

Aunque las autoridades colombianas hablan de 4.700 venezolanos desplazados, no es un indicador exacto. Lo reconoce el propio Ministerio del Interior que se ha puesto el propósito de definir cuántos se encuentran en refugio, cuántos son venezolanos, cuántos son colombianos en retorno, y cuántos son víctimas directas de lo que está ocurriendo en la frontera con Venezuela.

Por el momento, la Fuerza Pública de Colombia y entidades como Migración, la Unidad de Gestión del Riesgo, la Gerencia de Fronteras y la Unidad de Víctimas están entregando mercados, kits de aseo, colchones, carpas y menajes de cocina para mejorar la vida de los desplazados.

Otro foco de preocupación en Arauquita es el coronavirus, dijo el alcalde del municipio, Etelivar Torres, a la agencia Reuters.

“La primera crisis que enfrentamos fue la crisis humanitaria debido a la situación de conflicto en Venezuela, pero ya empezamos a vivir una nueva crisis que sabíamos que podía acontecer, está empezando a aparecer esta crisis sanitaria con los casos covid que esperamos sea controlada rápidamente y que no se nos desborde”, dijo el alcalde.

“No estábamos preparados para algo como esto, la normalización de la situación dependerá de que el origen del problema sea resuelto, es decir que la confrontación entre grupos armados irregulares y las fuerzas del Estado venezolano cesen”, agregó.

Aunque el conflicto en la frontera entre el Ejército de Venezuela y los paramilitares es un hecho, no está claro cuál es el origen de la polémica. Sobre todo, por el duelo de versiones que llegan desde las partes interesadas.

Padrino López advierte de una invasión extranjera

Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa de Venezuela, aseguró este domingo que el conflicto en la frontera fue la respuesta a una supuesta agresión del gobierno de Colombia y la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, CIA.

“Nuestro problema es un grupo armado, al margen de la ley, ligado al narcotráfico y siguiendo una estrategia clara del imperialismo con el gobierno de Colombia para actuar contra Venezuela”, dijo el general Padrino López en una intervención televisada.

Añadió que la intervención de la Fuerza Armada de Venezuela resultó en 27 supuestos terroristas puestos a disposición del Tribunal Militar de Venezuela, 12 detenidos y seis muertos.

“Resulta imperativo recordar a la comunidad internacional que estos grupos irregulares cuentan con el patrocinio del gobierno de Colombia y de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, razón por la cual, sus incursiones en el espacio geográfico venezolano deben considerarse como una agresión auspiciada por Iván Duque, toda vez que les proporciona apoyo logístico-financiero, creando un corredor criminal en la frontera con el asesoramiento del Comando Sur de los Estados Unidos de Norteamérica. En tanto, no es casual que estos eventos coincidan con la reciente creación de una Unidad Élite de Acciones Especiales”, señaló el ministro de la Defensa.

Un conflicto de la disidencia de la disidencia

La réplica del par colombiano de Padrino López fue inmediata.

“En Colombia nuestros soldados y policías combaten sin tregua a todas las organizaciones narco-criminales. Ni la narcotalia [como denomina el gobierno de Iván Duque a la disidencia de las FARC que lideran Iván Márquez y Jesús Santrich] ni el ELN, ni las disidencias tendrán padrino que los proteja”, respondió a Padrino López el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, desde Arauquita, donde acompañó a Palacios Martínez, quien también dio su versión de lo ocurrido en la frontera, pero desde un enfoque más humanitario.

“Las versiones por parte de los ciudadanos venezolanos que han cruzado hacia Arauca, es de acciones indiscriminadas hacia la población civil en territorio venezolano y en donde hay presuntas violaciones a los derechos humanos, nosotros le daremos trámite ante la comunidad frente a esa manifestación de la Defensoría”, apuntó el ministro del Interior de Colombia.

Como contraste a la versión de Padrino López también están las palabras de Javier Tarazona, presidente de la ONG venezolana Fundaredes al portal estatal de Alemania, Deutsche Welle.

Según Tarazona, lo ocurrido en Apure no fue un simple enfrentamiento entre militares venezolanos y guerrilleros colombianos, sino un combate entre “disidentes de las FARC que se niegan a recibir las órdenes de Jesús Santrich e Iván Márquez”, lo que “ha llevado a que sin duda alguna sean reiterativos estos enfrentamientos en territorio venezolano”.

Ante la opacidad, poner el foco en los venezolanos

En este punto cabe recordar las declaraciones del activista social, periodista y exsecretario de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de Venezuela, Jesús ‘Chúo’ Torrealba, al diario ALnavío.

Preguntado por lo ocurrido en la frontera de Venezuela con Colombia, Torrealba recordó que existe“muchísima opacidad”.

“Hay muchísima restricción en el manejo de la información. Existen versiones con una intencionalidad política. Hay una versión que afirma con claridad que la operación militar desarrollada por el Ejército venezolano en la zona está dirigida no contra la guerrilla, sino contra aquellos factores que dentro de la guerrilla disienten de aquellos que supuestamente están a favor del gobierno de Maduro. Es decir, la disidencia de la disidencia de las FARC, en contra de personajes como Jesús Santrich e Iván Márquez. Obviamente es una versión interesada. Hay otra versión, también con un claro interés detrás, que dice que esto no es un problema con la guerrilla, sino una suerte de ensayo de penetración militar por parte de paramilitares de derecha”, explicó.

Ante la oscuridad con la que se está procesando este tema, Torrealba pide poner el foco en los desplazados venezolanos, así como en los agravios cometidos en la frontera venezolana, la cual lleva décadas azotada por guerrillas, grupos paramilitares y narcotraficantes.

“El acento tiene que ser exigir la defensa de la integridad territorial frente a todo tipo de invasor. No hay guerrillero bueno y guerrillero malo. No hay traficante de cocaína bueno y traficante de cocaína malo”, dijo Torrealba a este diario.

Deja un comentario