alnavio.es

El presidente de Argentina cree que el problema de los derechos humanos en Venezuela se está arreglando

martes 18 de mayo de 2021, 21:29h
Redacción (ALN).- El problema de los derechos humanos en Venezuela "fue desapareciendo". Eso dijo el presidente de Argentina, Alberto Fernández.
Alberto Fernández cree que Macron entiende mejor el tema Venezuela / Foto: Casa Rosada
Ampliar
Alberto Fernández cree que Macron entiende mejor el tema Venezuela / Foto: Casa Rosada

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, afirmó este martes que "poco a poco" el "problema" de los derechos humanos en Venezuela "fue desapareciendo", y volvió a defender el diálogo como vía para solucionar la grave crisis de ese país.

"Hay un camino para resolver los problemas que no pasan por meterse en los países ni de forma armada ni con presiones políticas de bloqueo", expresó el mandatario argentino en declaraciones a Radio 10.

Fernández señaló que en su gira por Europa la semana pasada, "en todas las conversaciones" con los líderes de los países con los que se reunió "estuvo presente el tema de Latinoamérica".

"Había estado allí hace un año y medio, y cuando ellos me hablaban, me hablaban de lo que pasaba en Bolivia, Venezuela, en Cuba... y yo les iba dando francamente mi mirada", afirmó, para agregar que "ahora observan que Venezuela está siguiendo un derrotero parecido" al que él les planteó entonces y advierten con preocupación que el bloqueo a Cuba es ya "insostenible e inhumano".

El mandatario argentino confesó que el presidente francés, Emmanuel Macron, le felicitó y agradeció por "todos sus esfuerzos por la paz en Venezuela y por que la democracia y la institucionalidad funcionen a pleno" en la nación caribeña.

"Yo sentí que Macron empezó a darse cuenta que lo que yo le decía era cierto sobre cuál era el camino, que el camino para resolver el tema de Venezuela no era bloquear a Venezuela, era lograr que los venezolanos encuentren un diálogo y ellos resuelvan el problema", subrayó.

Y seguidamente, Fernández recordó que "muchos sectores de izquierda" le habían criticado porque apoyó el informe en el que la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, "marcó acciones del gobierno venezolano que atentaban contra los derechos humanos".

"Pero también trabajé para ayudar a Bachelet a que instale en Venezuela una oficina permanente, que haga un seguimiento sobre el funcionamiento de los derechos humanos en Venezuela, y poco a poco ese problema en Venezuela, poco a poco fue desapareciendo", sentenció.

Redacción

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios