EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

El Corte Inglés todavía no se atreve a abrir grandes almacenes en América Latina

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Los ingresos de El Corte Inglés superaron los 15.500 millones de euros / Foto: Luis García

Daniel Gómez (ALN).- El grupo español sigue sin abrir grandes almacenes fuera de España y Portugal, y eso que en los planes de la directiva figura incursionar en América Latina. Pero se lo están tomando con calma. Antes de dar el salto, reforzó su imagen con movimientos significativos en 2016 en México, Colombia, Panamá y Ecuador a través de las filiales de viajes, informática y moda.

La internacionalización de El Corte Inglés es un proceso meditado, sin precipitaciones, y así queda latente en el informe de operaciones de 2016, publicado este fin de semana. Penetrar en América Latina y Europa figura dentro de la agenda del presidente, Dimas Gimeno Álvarez. Sin embargo, antes de dar el salto definitivo, es decir, implantar grandes almacenes fuera de España y Portugal, el grupo considera prioritario reforzar su presencia en el extranjero a través de las divisiones de viajes, informática y moda.

El área más dinámica en este sentido es la de Sfera. La firma de moda y complementos de El Corte Inglés abrió un total de 19 tiendas propias y más de 70 puntos de venta en 2016. Aquí destaca México, que cerró el curso con 39 locales, siendo el primer mercado internacional de Sfera. Colombia, Chile y Perú son los otros países que posee en América Latina.

Las cifras de negocio de Sfera hablan de un comportamiento positivo con ventas brutas de 447 millones de euros (553 millones de dólares), lo que supone un incremento del 5% con respecto al año 2015. La aportación al beneficio neto consolidado se situó en 248 millones de euros (296 millones de dólares), un 7,3% más que en el ejercicio anterior.

En la división de informática, Latinoamérica vuelve a jugar un papel destacado. Allí realizaron “con éxito” -según el informe- proyectos de transformación digital para la gestión del puesto de trabajo (Digital Workplace) en Colombia y en México. En estos países, así como en Panamá y Ecuador, el grupo español continuó con la línea de renovación, implantando Sistemas, Aplicaciones y Productos en Procesamiento de Datos (SAP), redes informáticas ERP -destinadas a la planificación de recursos empresariales-, y proyectos de credenciales e identificación segura.

Con todo, el sector tecnológico de El Corte Inglés obtuvo ingresos de 736 millones de euros (842 millones de dólares) en 2016, muy similar a la de 2015.

El efecto negativo de los tipos de cambio en América Latina

Viajes El Corte Inglés es el segundo negocio más potente del grupo, después del de los grandes almacenes. En el último ejercicio, la división superó los 2.396 millones de euros (2.859 millones de dólares) en ventas. No obstante, la actividad y rendimiento disminuyó “por la desfavorable evolución de los tipos de cambio en América Latina y la complejidad del contexto internacional”, destacó el presidente Gimeno Álvarez en el comunicado.

El presidente Gimeno Álvarez medita dar el salto hacia América Latina / Foto: El Corte Inglés

La filial cayó un 1,6% en 2016 con respecto al ejercicio anterior. Pese a ello, entre las perspectivas figura convertirse en “el referente de viajes en los países de habla hispana”, como reseña el informe de actividad. De las 493 delegaciones propias con las que finalizaron 2016, la mayoría se encuentran en Latinoamérica: Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Perú, República Dominicana y Uruguay.

La caída en Viajes El Corte Inglés se une al descenso en Hipercor, del 5,7%. Reseña Gimeno Álvarez que al supermercado le afectó “la reordenación de espacios comerciales y la minoración de la superficie de venta previa a la fusión con El Corte Inglés”, aprobada por la junta de accionistas este fin de semana. Estos dos movimientos, matiza, explican la reducción de la cifra de negocios hasta los 1.322 millones de euros (1.578 millones de dólares).

Dejando a un lado los descensos en viajes e Hipercor, El Corte Inglés cerró el ejercicio superando la barrera de los 15.500 millones de euros (18.496 millones de dólares) en cuanto a los ingresos, lo que representa un aumento del 2% respecto a 2016. De ahí que el presidente afirmara que “2016 ha sido el tercer año de la recuperación; una mejora que se refleja tanto en el crecimiento de la economía española como en el protagonismo de El Corte Inglés en el complejo marco de la distribución”. Dicha afirmación la sustentó sobre tres puntos:

– El resultado operativo, Ebitda, aumentó un 7,5%, hasta los 981 millones de euros (1.170 millones de dólares).

– El beneficio neto consolidado, de 162 millones de euros (193 millones de dólares), fue un 2,4% superior al de 2015.

– Un crecimiento del flujo de caja que se situó en 681 millones de euros (812 millones de dólares) y de las inversiones, que alcanzaron los 368 millones (439 millones de dólares).

Deja un comentario