EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

El careo de Ingrid Betancourt y las FARC: «Del otro lado no hay una sola lágrima”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Redacción (ALN).- La excandidata presidencial colombiana Íngrid Betancourt reiteró su compromiso con la paz y afirmó que «la guerra es un fracaso», en su primer encuentro público con exguerrilleros y altos mandos de la antigua guerrilla de las FARC, quienes la mantuvieron secuestrada durante más de seis años.

«Todos aquellos que estuvimos en el ojo del huracán de la guerra, nos levantamos al unísono ante Colombia para decirle al país que la guerra es un fracaso, que solo ha servido para que nada cambie, y para seguir postergando el futuro de nuestra juventud», aseguró la política colombiana.

Betancourt tuvo hoy un encuentro con el último líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias «Timochenko», y otros miembros del secretariado (mando colectivo) de la antigua guerrilla, acto organizado por la Comisión de la Verdad para que los excombatientes reconocieran de forma pública y ante las víctimas los crímenes de secuestro cometidos durante el conflicto armado.

«Lo que quiero transmitirle al país en esta situación tan difícil que atravesamos es que la violencia nunca ha sido ni será la solución», dijo Betancourt, quien admitió que víctimas y victimarios coinciden en que «el fin no justifica los medios», en una apuesta por la paz.

«Esto no es un ejercicio de borrón y cuenta nueva, sino para recordar. No es sobre un terreno virgen que construimos una nueva Colombia. Esta es nuestra verdad colectiva, esta es la historia que se tiene que contar, que deben estudiar los niños en la escuela», expresó.

Betancourt fue secuestrada por las FARC el 23 de febrero de 2002, cuando estaba en campaña presidencial en el sur del país, y liberada sin derramar una sola gota de sangre en la «operación Jaque», acción militar que tuvo lugar el 2 de julio de 2008. Debo confesarles que me sorprende que nosotros de este lado estemos todos llorando, y que del otro lado no haya habido una sola lágrima», indicó Betancourt a las FARC ante la Comisión de la Verdad.

Más allá de pedir perdón, Londoño, ahora presidente del partido político Comunes, reconoció expresamente la responsabilidad por los crímenes y «las acciones violentas ejecutadas con el fin de privar de la libertad a las personas secuestradas, que afectaron sin duda a terceros cercanos a ellas, así como aquellas que se cumplieron durante su cautiverio con el objetivo de intimidar o impedir su fuga».

Con información de EFE

Deja un comentario