alnavio.es
Edición testing    25 de febrero de 2021

Veneuela

Pedro Benítez (ALN).- Autoritarismo, represión, persecución y caos económico. Ese es el balance de la Asamblea Nacional Constituyente que Nicolás Maduro le impuso a Venezuela en agosto de 2017. Todas las promesas que hizo en ocasión de su convocatoria se quedaron una vez más en el olvido. Ahora que Maduro tiene una nueva Asamblea Nacional a su gusto, disuelve la ANC que se va con mucha pena y sin ninguna gloria. Tal vez lo único que haya que agradecerle a sus miembros es lo que no hicieron: aprobar una nueva Constitución.

Reinaldo Iturbe (ALN).- Aunque el Comité Organizador de la Consulta Popular aseguraba hasta hace poco que las cifras de participación no serían “verificadas”, el lunes por la noche recortaban los números de votos en fase digital, una prueba irrefutable de que los resultados tienen un corte más político que técnico: la oposición no aclaró, sino que oscureció.

Juan Carlos Zapata (ALN).- ¿Se le acaba el tiempo a Maduro? ¿La crítica situación no aguanta más? ¿Puede estallar el país? ¿Puede haber más protestas? ¿Puede por fin haber una reacción en la Fuerza Armada que obligue a Maduro a echarse a un lado? ¿Lo abandonarán los aliados? ¿Se dividirá la coalición en el poder, los grupos que controlan el poder? ¿Aumentará la presión internacional contra Maduro?

José Guerra (ALN).- El mercado leyó que tal pacto era insuficiente y entre el mismo jueves 9 y el viernes 10 los precios del petróleo se derrumbaron, perdiendo más de 3 dólares por barril, equivalente a un 12%. Ello fue así porque la caída de la demanda se estima para el resto de 2020 en cerca de 25.000.000 millones de barriles diarios, si la parálisis causada por el COVID19 no da tregua a las economías.

Daniel Gómez (ALN).- La calificadora estadounidense se une a Moody’s y rebaja el rating de la estatal Petróleos de Venezuela tras el anuncio de restructuración de deuda que hizo el presidente Nicolás Maduro. En este caso, Fitch sitúa la nota de crédito a largo plazo en moneda extranjera en C, lo cual hace “altamente probable” un evento de suspensión de pagos.

Los diarios de España, Argentina, Chile y Colombia, entre otros, destacan el secuestro en la madrugada de este martes de los líderes de la oposición venezolana. Leopoldo López y Antonio Ledezma gozaban de la medida de “casa por cárcel”. Ahora el Tribunal Supremo de Justicia levanta el beneficio de arresto domiciliario, aduciendo que López y Ledezma tenían preparado un plan de fuga, subterfugio legal; uno más de los tantos a que apela el régimen de Nicolás Maduro, señalado hoy de dictadura por la fiscal Luisa Ortega Díaz, el chavismo crítico, la oposición venezolana y la comunidad internacional. De hecho, la ONU ha pedido la liberación inmediata de López y Ledezma. El secuestro es una señal evidente de a dónde se dirige Maduro dictador. El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, rechazó la operación policial, señalando que “Estamos indignados por lo que pasó con López y Ledezma. Este es el momento que viven todas las dictaduras de querer mostrar fuerza bruta, de querer mostrar que ellos son los dueños de la vida de todos los venezolanos”. Como se sabe, Maduro sometió este domingo a votación la propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente que la Fiscal General y la oposición han calificado de fraudulenta y buena parte de la comunidad internacional se niega a reconocer. Con la elección amañada de la Constituyente, el régimen termina de darle forma al perfil dictatorial, y ello explica la nueva etapa represiva que ha comenzado esta madrugada con el secuestro de ambos dirigentes. Maduro también ha amenazado a los diputados de la Asamblea Nacional y a la Fiscal General.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Lo anterior no es una tendencia. Es una regla. Chávez aniquiló a muchos de sus adversarios políticos con la descalificación. Y también aniquiló a muchos de los que fueron sus aliados y amigos con la descalificación, el acoso y la persecución. Las más de las veces solo por criticarlo o quejarse en privado. La lección fue aprendida por Maduro y Cabello. Las víctimas de la descalificación ya no se encuentran solo en el bando opositor sino que ha sido ampliado al universo chavista.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El autogolpe consumado en las sentencias del TSJ, más la convocatoria de la Constituyente, provocaron las alertas de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, sobre la ruptura del orden constitucional. No solo la oposición se vio reflejada en la advertencia de Ortega Díaz sino también el chavismo disidente cuya voz crítica apenas si tenía eco. La voz crítica del chavismo disidente se potenció y ahora retumba, y la dirigencia se reagrupa y reorganiza, e inclusive se ha sumado a la convocatoria contra la Constituyente, lo cual representa un hecho inédito de coincidencia con la oposición.

Pedro Benítez (ALN).- El mayor éxito geopolítico del régimen cubano no fue la guerra de Angola, ha sido la Venezuela de Chávez y Maduro. Pero el desastre en que ha devenido el socialismo del siglo XXI en el país suramericano amenaza con arrastrar el poder de los herederos de Fidel y Raúl Castro.
  • 1