alnavio.es
Edición testing    10 de mayo de 2021

Operación Gedeón

José Guerra (ALN).- Los principales referentes del régimen de Nicolás Maduro han estado muy activos con la denuncia de la denominada Operación Gedeón con el objeto de cohesionarse internamente frente a lo que consideran una amenaza externa. Quien esto escribe no consiente la contratación de fuerzas pagadas para provocar invasiones o incursiones de naturaleza política. Esto es muy distinto, por ejemplo, de la participación de la Legión Británica encabezadas por el General James Rook, el coronel Henry Wilson y el teniente Daniel Florencio O`Leary en la guerra por la independencia de Venezuela.

Pedro Benítez (ALN).- El madurismo insiste en sus maniobras de distracción. Umberto Eco señalaba que ante la opinión pública se puede tapar una crisis con otra crisis, un escándalo con otro escándalo. El chavismo ha sido experto en este tipo de estratagemas. La falsa invasión armada de la semana pasada le ha dado la oportunidad distraer la atención del principal problema que paraliza a Venezuela y que Nicolás Maduro se ha mostrado incapaz de resolver: la crisis de la gasolina.

Zenaida Amador (ALN).- Desde el 23 de enero de 2019 han pesado sobre Juan Guaidó decenas de amenazas y riesgos. Haber asumido la Presidencia Interina dada la usurpación de la presidencia de Venezuela por parte de Nicolás Maduro ha sido razón suficiente para que el régimen tendiera un cerco a su alrededor, detuvieran a miembros de su equipo de trabajo y, en más de una ocasión, lo hayan agredido físicamente. Sin embargo, las autoridades nunca han dado el paso para atreverse a encarcelar a quien es reconocido como el presidente legítimo de Venezuela por más de 50 naciones. Al menos así había sido hasta ahora.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Dicen que Diosdado Cabello es hombre de buen dormir. ¿Pero estará durmiendo a pierna suelta en estos días? Cualquiera diría que sí, pues quién duerme mal después de acumular tanto poder y sea reconocido como protagonista de algunas hazañas que lo colocan en lo más alto de la ola de la política chavista y antichavista, nacional e internacional. Además, Cabello no oculta que goza con el momento.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El presidente de Alemania puso el acento. La victoria sobre Hitler y el nazismo no solo significó la derrota de Alemania como potencia agresora sino también la liberación del pueblo alemán del nacismo por parte de la fuerzas aliadas. Es como si una fuerza multinacional liberara hoy a Venezuela del régimen de Maduro ¿Es el madurismo una fuerza agresora? No hay una guerra declarada pero el régimen de Maduro se observa como un riesgo para la región al estar vinculado al narcotráfico y brindarle apoyo a grupos terroristas como el ELN y la disidencia de las FARC. Desde hace dos décadas, al chavismo se le observa también como un movimiento intervencionista y hegemónico. ¿En todo caso se justifica la intervención militar?

Pedro Benítez (ALN).- La Fuerza Armada de Venezuela ha sido el convidado de piedra de la extraña historia que gira alrededor de la Operación Gedeón. Sus altos mandos lo han querido disimular, pero el protagonismo dentro del régimen se lo atribuye Diosdado Cabello, a quien el propio Nicolás Maduro en cadena de radio y televisión le cedió la palabra para explicar los detalles de la maniobra contra insurgencia. Por encima del ministro de la Defensa y del comandante del Centro Estratégico Operativo de la Fuerza Armada Bolivariana, Ceofanb.

Por Juan Carlos Zapata (ALN).- El caso es que Venezuela puede verse implicada en una escalada de violencia. Por una parte, el régimen de Nicolás Maduro sostiene grupos armados y mantiene alianzas con grupos colombianos como el ELN o los disidentes de las FARC. Por la otra, grupos autónomos del núcleo opositor organizan operaciones como esta última fallida incursión, y, por último, un estudio refleja una clara tendencia de que cada vez hay más venezolanos dispuestos a apoyar una solución armada para echar a Maduro del poder.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El machetazo en contra de la candidatura de Luis Alfaro Ucero en 1998 fue un acto de desesperación por parte del partido Acción Democrática y las elites que ayudó a allanar el camino al poder de Hugo Chávez. El 12 de abril de 2002 fue otro acto de desesperación que se manifestó en errores que abrieron el camino del retorno de Hugo Chávez a la presidencia, de la que había sido depuesto el 11 de abril por una rebelión cívico militar. El paro petrolero y empresarial de diciembre de 2002 fue otro acto de desesperación que consolidó a Hugo Chávez en el poder. Abstenerse en las elecciones parlamentarias de 2005 fue un acto de desesperación de los partidos opositores que marcó la ruta de la hegemonía chavista en la Asamblea Nacional y en el espectro político nacional.
  • 1