alnavio.es
Edición testing    7 de mayo de 2021

Nicolasito Guerra

Daniel Gómez (ALN).- A finales de julio el hijo de Nicolás Maduro, Nicolasito Maduro Guerra, acudió a Pyongyang como representante del PSUV a un congreso de las juventudes comunistas. En un auditorio lleno donde imperaba el rojo, Nicolasito Maduro tomó la palabra y se entregó a Corea del Norte. “Somos embajadores y portadores del mensaje”. De su mensaje. Nicolasito Maduro le vendió el alma a Kim Jong-un. Sembró la semilla de las renovadas relaciones entre Caracas y Pyongyang. Y quién sabe si pidió consejo a Corea del Norte, experta en exportación de minerales. “Recuerden que Nicolasito es el zar de los metales”, dice al diario ALnavío una fuente en Washington.

  • 1