alnavio.es
Edición testing    7 de marzo de 2021

Negociación

Reinaldo Iturbe (ALN).- El retorno a la democracia en Venezuela tomará tiempo y es hora de forzar al chavismo a una negociación con la oposición: es la única carta de Estados Unidos para el caso Venezuela.

Reinaldo Iturbe (ALN).- Elecciones parlamentarias y presidenciales libres. Eso pide Estados Unidos para Venezuela a cambio de levantar las sanciones. “Lo hemos dicho siempre”, reiteró el jueves el embajador James Story.

Reinaldo Iturbe (ALN).- Lo pide Estados Unidos. También la Unión Europea. Otros países como República Dominicana apuntan en la misma dirección: elecciones justas, libres y verificables en Venezuela. Pero un sector de la oposición sigue entretenido con un interinato que jamás existió, y que ahora se ha transformado en una pesada carga que a pocos convoca.

Reinaldo Iturbe (ALN).- Aunque Estados Unidos insistirá, por ahora, en reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, el bloque de la Unión Europea sigue evitando calificar al dirigente opositor como mandatario interino, mientras que República Dominicana cambia la tónica de su política exterior y llama a una negociación entre factores.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Las negociaciones están aparcadas. No hay señales de ningún tipo. Uno de los negociadores del equipo de Juan Guaidó dijo: Nada. Nadie ha tomando la iniciativa. Desde Noruega se lo confirman al diario ALnavío. Las condiciones para recomenzar son difíciles.

Ysrrael Camero (ALN).- El gobierno de Estados Unidos ha vuelto a poner en el tapete aquello que los representantes de Nicolás Maduro y del presidente Juan Guaidó habían discutido, bajo el patrocinio de los noruegos y con el apoyo de la comunidad internacional, tanto en Oslo como en Barbados, esto es, un acuerdo que facilitara la realización de unas elecciones presidenciales competitivas, sin Maduro y sin Guaidó. Cuando esto fue planteado, como parte de la negociación, el régimen de Maduro decidió bloquear cualquier acuerdo, lanzándose nuevamente por el tobogán de intransigencia que nos tiene a todos atrapados en una pesadilla. Henos aquí, muchos meses después, ¿qué ha cambiado?

Pedro Benítez (ALN).- Por medio de Mike Pompeo y Elliott Abrams, el gobierno de Estados Unidos ha asumido la propuesta de transición política que Juan Guaidó hizo pública en septiembre pasado y que luego dirigió a los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en una sesión de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela. No es una oferta que se le hace a Nicolás Maduro y a Diosdado Cabello. Se le hace a los gobernadores del PSUV, al Alto Mando Militar y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), es decir, a la coalición cívico-militar chavista que sostiene a Maduro. ¿Es una oferta que no pueden rechazar? ¿Qué alternativas y escenarios tiene el chavismo?

Pedro Benítez (ALN).- El Poder Judicial de Estados Unidos ha comenzado a moverse como una pesada pero imparable maquinaria contra los principales dirigentes del régimen chavista en Venezuela empezando por Nicolás Maduro. Nada lo va a detener. No se trata ya de la simpatía o cálculos electorales de Donald Trump o de algún otro político republicano o demócrata en ese país. Las instituciones de los EEUU no le van a dar tregua a Maduro. Con o sin coronavirus. Esto desbarata los planes para flexibilizar las sanciones y complica todavía más el cuadro político venezolano.

Pedro Benítez (ALN).- Nicolás Maduro no va a cambiar la estrategia que ha venido desplegando hasta no ver si en esta ocasión los Estados Unidos hacen algo más que dar declaraciones o amenazar con incrementar las sanciones. También va a esperar a ver si las potencias europeas van más allá de buenas palabras de apoyo moral a la causa que encabeza Juan Guaidó. Asimismo va a esperar a ver qué oferta de apoyo adicional le trae el canciller ruso Serguéi Lavrov en las próximas horas. Y también está midiendo el impacto que los acontecimientos de los últimos días tienen entre su propia gente a la que ofreció que la etapa de resistencia estaba por terminar.

Pedro Benítez (ALN).- Luego del espaldarazo que el Presidente de los Estados Unidos le ha dado a Juan Guaidó es pertinente recordar que hace muy pocos días Nicolás Maduro había afirmado públicamente: “Hay cosas que están mal y no por culpa de Donald Trump, sino de nosotros”. Todo en una semana. Maduro quiere negociar con Trump, pero este le sube la apuesta. Mientras tanto, un Guaidó crecido por el respaldo de los jefes de Estado y de Gobierno de los países más ricos del mundo se prepara para regresar a Venezuela a cobrar.

Por Juan Carlos Zapata.- Mike Pompeo otra vez en reunión con Serguéi Lavrov. Cada vez que Rusia y Estados Unidos se acercan, el mundo de Guaidó y Maduro pone el foco hacia Washington o hacia Moscú. Y ahora más. Cuando la crisis en Venezuela se ha quedado en un punto en el que Maduro parece sostenerse y Guaidó parece estancarse, pero sin que el conflicto entre en una dinámica de solución definitiva.

Por Juan Carlos Zapata.- Un venezolano lidera el equipo del FMI que ya comenzó a trabajar con el gobierno de Alberto Fernández. Decimos gobierno, porque Mauricio Macri es historia, y el equipo del peronista lleva días enfocado en el tema de la deuda con el FMI, la deuda que le deja como herencia Macri. Este venezolano se llama Luis Cubeddu y es subdirector del Departamento de Investigación del FMI.

Caleb Zuleta (ALN).- Enrique Iglesias, asesor especial para Venezuela del Grupo de Contacto Internacional de la Unión Europea espera por la aprobación del régimen de Nicolás Maduro para visitar Caracas. Fuentes diplomáticas aseguraron que tiene previsto viajar a la capital de Venezuela este 19 de noviembre, pero falta ese detalle. La autorización del Palacio de Miraflores, permiso que no está asegurado. ¿Por qué?

#NegociacionesenVenezuela

Juan Carlos Zapata (ALN).- La mediación noruega se mueve para Washington. Y para Washington se mueve al menos uno de los miembros del equipo de Juan Guaidó que llevaba la negociación con Nicolás Maduro. Decimos llevaba porque aún no se reactiva. Noruega anda en fase exploratoria. Tanteando el terreno. Otra vez.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Un analista dijo al diario ALnavío: A Maduro no le fue mal ni bien en Rusia. La verdad es que le fue más mal que bien. ¿Qué logró en concreto? Nada firme. Promesas hacia el futuro. ¿Y hacia el presente? Maduro ha tenido que aceptar la línea de Putin de negociar, de dialogar, más allá de la iniciativa que ha firmado con un sector de la oposición que no es representativo de las fuerzas mayoritarias de Venezuela. Juan Guaidó tenía razón cuando dijo este martes: Van a regresar a la mesa facilitada por Noruega, y lo harán. Putin lo ha pedido así.