alnavio.es
Edición testing    8 de marzo de 2021

Lula da Silva

Daniel Gómez (ALN).- “El carácter ilegal e injerencista de los bloqueos afecta los derechos humanos de la población más vulnerable de los dos países en momentos en que atraviesan por una crisis sanitaria sin antecedentes”, afirma el Grupo de Puebla, un movimiento que lideran políticos de la izquierda iberoamericana.

Pedro Benítez (ALN).- Las elecciones municipales del pasado domingo en Brasil tuvieron dos grandes derrotados: Jair Bolsonaro y Lula da Silva. Ninguno de los candidatos respaldados por el presidente brasileño ganó en alguna ciudad importante, incluyendo su bastión de Río de Janeiro, donde un cercano aliado fue derrotado. Por su parte, el Partido de los Trabajadores del expresidente Lula no gobernará ninguna de las 26 capitales de estado por primera vez desde el retorno de la democracia en 1985. ¿Los ganadores? Los tradicionales partidos políticos del país, encabezados por el Partido de la Socialdemocracia Brasileña del expresidente Fernando Henrique Cardoso, que gobernó Brasil entre 1995 y 2002.

Daniel Gómez (ALN).- En las elecciones municipales de Brasil los moderados se impusieron a los radicales. Los centristas Eduardo Paes y Bruno Covas fueron reelegidos en las ciudades más importantes del país, Río de Janeiro y Sao Paulo respectivamente. Mientras, 11 de los 13 aspirantes apoyados por Jair Bolsonaro fueron derrotados y el Partido de los Trabajadores de Lula da Silva confirmó su debacle al no ganar ninguna capital.

Redacción (ALN).- El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva define al líder opositor venezolano Juan Guaidó como “un canalla”. Y como “la payasada llevada al extremo”, el reconocimiento que le hizo la Unión Europea como presidente encargado de Venezuela.

Daniel Gómez (ALN).- Al expresidente de Brasil le acusaban de tráfico de influencias, corrupción pasiva y organización criminal para favorecer a la constructora Odebrecht en unas obras que tenía en Angola. Desde este martes nada de esto tendrá validez. El tribunal de Brasilia que lo juzgaba anuló por unanimidad la denuncia.

Rogelio Núñez (ALN).- Brasil se ha convertido en la gran preocupación en América Latina y en el mundo al transformarse en epicentro de la pandemia y por la falta de certidumbres que trasmite el presidente Jair Bolsonaro enfrentado con sus propios ministros, con los partidos y las instituciones del Estado mientras que lanza mensajes contradictorios sobre cómo combatir el virus. De forma paralela, los rumores sobre un final anticipado de Bolsonaro se suceden y la pregunta es si sobrevivirá al coronavirus y a sí mismo. Por ahora, lo cierto es que todos los cimientos que lo sostenían han ido desapareciendo.

Caleb Zuleta (ALN).- ¿Quiere Sergio Moro ser candidato presidencial en Brasil? ¿Quiere capitalizar al bolsonarismo descontento? Hay dos mensajes “implícitos” y al mismo tiempo “fuertes” en su salida del gobierno. Así lo dice este especialista y excolaborador del primer gobierno de Lula.

Rogelio Nuñez (ALN).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, estridente en sus declaraciones pero pragmático en muchas de sus acciones, está protagonizando un giro en uno de los ejes de su política exterior: ha pasado de ser un fiero crítico del presidente de Argentina, Alberto Fernández, a acumular, en las últimas semanas, sucesivos gestos de acercamiento a su vecino del sur.

Rogelio Núñez (ALN).- Brasil parece encaminarse a una gran pugna entre el presidente Jair Bolsonaro y el bolsonarismo por un lado, y Lula da Silva y el petismo por otra. Entonces, ¿Brasil está condenado a asistir a un choque de trenes inevitable que se va a prolongar hasta los comicios presidenciales de 2022? Aunque todo indica que sí, algunos liderazgos incipientes empiezan a emerger para romper con la doble polarización lulismo-antilulismo y bolsonarismo-antibolsonarismo.

Rogelio Núñez (ALN).- Este 2020 va a ser un año decisivo para Jair Bolsonaro y para la construcción de su proyecto político. Un objetivo que pasa por conformar en torno a su figura y liderazgo un partido que se lo deba todo a él y le sea enteramente fiel. Y, sobre todo, que se alce como la plataforma y el trampolín para conseguir la reelección en 2022, derrotar al Partido de los Trabajadores que renace de la mano de Lula da Silva y, a la vez, evite que prospere cualquier tipo de alternativa de derecha moderada.

Rogelio Núñez (ALN).- Cuatro son las características que presentará 2020 para la región latinoamericana: será un año de muy alta intensidad electoral, de persistencia de la parálisis reformista a causa de los bloqueos político-institucionales, de favoritismo de las oposiciones en las urnas y de persistencia de las grandes incertidumbres.

Pedro Benítez (ALN).- Los expresidentes Lula da Silva y Cristina Kirchner transforman sus respectivos juicios en causas políticas. Una estratagema hábilmente cínica para mantener el apoyo de sus seguidores dentro y fuera de sus países y conseguir impunidad.

Rogelio Núnez (ALN).- El regreso del peronismo a la Casa Rosada con Alberto Fernández como presidente a partir del 10 de diciembre supone asimismo la vuelta de la líder y caudilla del kirchnerismo, Cristina Kirchner, al centro del poder ahora en calidad de vicepresidenta y factótum de la candidatura del mandatario electo. La estela de Cristina Kirchner podría ser seguida por otros como Rafael Correa en Ecuador, Lula da Silva en Brasil, Leonel Fernández en República Dominicana e incluso por el recién defenestrado Evo Morales.

Pedro Benítez (ALN).- Los acontecimientos indican que si el Foro de Sao Paulo tiene un plan este no se está cumpliendo a la perfección como se han ufanado Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. Ni perfecto, ni infalible. Por el contrario, la “brisa bolivariana” no se ha llevado (por ahora) ni a Lenín Moreno ni a Sebastián Piñera, sino a Evo Morales.

Pedro Benítez (ALN).- Los dos principales herederos del régimen chavista están contentos por las protestas en Chile y Ecuador. Tienen algo más que un respiro. Pero ellos saben que las cosas no han salido como las planearon. También están sorprendidos y temerosos del efecto contagio que no se detiene en regímenes de izquierda o de derecha. El segundo a bordo del régimen chavista, Diosdado Cabello, transmite euforia en sus intervenciones públicas. Desde su punto de vista no es para menos. La ola de protestas primero en Ecuador y luego en Chile lo tiene en regocijo. Nicolás Maduro por su parte está satisfecho pero es más prudente.