alnavio.es
Edición testing    16 de enero de 2021

Jorge Rodríguez

Pedro Benítez (ALN).- Con su designación como nuevo presidente de la Asamblea Nacional, elegida bajo las reglas que él mismo ayudó a diseñar, Jorge Rodríguez pasa a ser el segundo hombre más importante dentro del régimen de Nicolás Maduro. Lo mismo que Rafael Ramírez fue en su día para Hugo Chávez. La diferencia es que Ramírez le sacaba a PDVSA los abundantes recursos que financiaron al proyecto chavista, mientras que Rodríguez ha aportado muchas (si no todas) las ideas y mañas con las que Maduro se ha mantenido en la cima. Su dificultad estribará ahora en aplicarle, desde el Parlamento madurista, sus conocidas tácticas de aparentar que negocia mientras no cede en nada a la comunidad democrática internacional. La misma de cuyo reconocimiento depende la viabilidad de esta cuestionada Asamblea Nacional que ahora preside.

Redacción (ALN).- Fue una misión secreta. Muy pocas personas en la Casa Blanca sabían que Richard Grenell, embajador de EEUU en Alemania, estuvo negociando con el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, la marcha de Nicolás Maduro del poder. No prosperó.

Pedro Benítez (ALN).- La Fuerza Armada de Venezuela ha sido el convidado de piedra de la extraña historia que gira alrededor de la Operación Gedeón. Sus altos mandos lo han querido disimular, pero el protagonismo dentro del régimen se lo atribuye Diosdado Cabello, a quien el propio Nicolás Maduro en cadena de radio y televisión le cedió la palabra para explicar los detalles de la maniobra contra insurgencia. Por encima del ministro de la Defensa y del comandante del Centro Estratégico Operativo de la Fuerza Armada Bolivariana, Ceofanb.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Hace un año fue la megaconspiración que intentó sacar a Maduro del poder. El protagonista militar de esta evento, hace un balance. ¿Fue un fracaso? ¿Qué se logró? ¿Y qué nuevas revelaciones hay sobre la mesa?

Zenaida Amador (ALN).- Amparado en un decreto de estado de alarma emitido el 13 de marzo, Nicolás Maduro puede restringir la libertad de tránsito, los derechos a la cultura, a la educación, al deporte y de reunión para tratar de contener la expansión del coronavirus. Sin embargo, la medida ha comenzado a tomar otros matices que, más allá del tema epidemiológico, parecen encubrir una intencionalidad política del régimen venezolano.

Pedro Benítez (ALN).- El coronavirus tiene una utilidad política casi infinita. Los funcionarios militares de Nicolás Maduro lo están usando para (entre otras cosas) justificar el trato que se les está dando a los venezolanos del éxodo que retornan desde Colombia. Se les tiene retenidos en la frontera en condiciones infrahumanas. Un trato muy distinto al que el gobierno de Colombia dispensó cuando esos mismos venezolanos hacían la ruta inversa.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La sanción de los Estados Unidos contra la filial de Rosneft tiene un origen más allá de que la empresa era el apoyo principal del régimen de Maduro en la comercialización del petróleo. Putin y Rusia se montaron en una operación perversa contra Juan Guaidó y la sanción a Rosneft Trading S.A es la respuesta. Esta es la historia.

Pedro Benítez (ALN).- No fue a Delcy Rodríguez a quien las autoridades españolas casi deportan el pasado 20 de mayo. No fue ella a quien el ministro socialistas José Luis Ábalos tuvo que persuadir de no ingresar a España (según una de sus varias versiones) para evitar una crisis diplomática. Fue a Nicolás Maduro; porque ella no es solo su vicepresidenta Ejecutiva: es su alter ego. Donde está Delcy Rodríguez están los intereses vitales de Maduro. Ella es la representante de su poder y la expresión más acabada de su estilo de hacer las cosas.

David Placer (ALN).- Rafael Ramírez, el exZar de la industria petrolera y expresidente de PDVSA habla desde su exilio en Europa. Ahora lo hace sobre los líderes chavistas que se mantienen en el poder con Nicolás Maduro. Uno de ellos, Diosdado Cabello. El segundo del régimen. Asegura que Cabello le confesó que está en desacuerdo con la política de Maduro, pero lo mantiene por “supervivencia” mutua.

Ysrrael Camero (ALN).- En 2020 habrá un proceso electoral en Venezuela. Si estas elecciones son libres y nos conducen a la democracia, o se convierten en otra alcabala de nuestra dilatada autocratización, depende de que se pueda construir una negociación a la que hay que empujar a Nicolás Maduro con los incentivos correctos, la movilización masiva en la calle, la presión diplomática y una oferta que no pueda (ni quiera) rechazar.

Pedro Benítez (ALN).- Hemos llegado al momento crítico de la negociación gracias a la nueva Orden Ejecutiva de la Casa Blanca. Esta pone a la coalición chavista en un dilema: si Maduro sigue en el poder no les quitan las sanciones. Si tienen una cosa no pueden tener la otra. Es el método Trump.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La nueva ronda de negociaciones que comienza hoy lunes en Barbados estuvo a punto de no producirse. El sábado, los delegados de Juan Guaidó tenían la orden de mantenerse en el “congelador” y no viajar a esta isla del Caribe. La acusación del régimen contra tres escoltas de Guaidó de tráfico de armas de guerra, era interpretada como una agresión más, y una señal de que Nicolás Maduro no quiere elecciones presidenciales, que es el punto crucial que está sobre la mesa.

Daniel Gómez (ALN).- El diario ALnavío sólo obtuvo un comentario de la delegación de Juan Guaidó tras las negociaciones en Barbados: “Regular”.

Juan Carlos Zapata (ALN).- El presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Nicolás Maduro, condena lo que le conviene. Maikel Moreno condena lo que se supone es un “nuevo” complot para derrocar y matar a Maduro, pero también a la primera dama, Cilia Flores, al presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, e incluso a él mismo, a Moreno.

Juan Carlos Zapata (ALN).- A Maduro le queda eso. El terror. Que tampoco es que sea un elemento nuevo en el esquema que lo sostiene en el poder. Por ello este miércoles anuncia que será implacable contra la oposición si intentan derrocarlo. “Seríamos implacables”. La verdad es que Maduro parece un hombre acorralado. Porque hasta en su propia casa se conspira contra él.