alnavio.es
Edición testing    16 de abril de 2021

Jorge Rodríguez

Redacción (ALN).- El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y hombre fuerte del madurismo, Jorge Rodríguez, dijo que Juan Guaidó y su equipo le pidieron al gobierno de Joe Biden 53,2 millones de dólares para financiar sus operaciones. Incluso presentó un presupuesto y un audio que desgrana el destino de ese dinero. La información que presenta, según Rodríguez, fue suministrada por personas del propio interinato.

Redacción (ALN).- "Ese dinero no le pertenece a Guaidó, ni al Departamento de Estado, ese dinero es de todos los venezolanos". Eso dijo el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y hombre fuerte del madurismo, Jorge Rodríguez, al presentar una supuesta trama de la oposición para conseguir que EEUU les apruebe un presupuesto de 53,2 millones de dólares con el dinero venezolano que retiene Washington.

Pedro Benítez (ALN).- La táctica de aparentar que se negocia mientras no se cede en nada importante no engaña a la comunidad democrática internacional con respecto a las intenciones de Nicolás Maduro con Venezuela. Como presidente de la Asamblea Nacional electa el pasado 6 de diciembre, Jorge Rodríguez viene desplegando su estrategia para obtener el “reconocimiento” que la propia elección no le dio. Ese propósito ha tenido un doble tropiezo importante: las sanciones personales de la Unión Europea a 19 funcionarios venezolanos y la retaliación de Maduro como respuesta.

Reinaldo Iturbe (ALN).- El problema de la economía venezolana avanza en varios puntos críticos, agudizados tras las sanciones sectoriales de Washington. Uno de ellos es el cash flow. Nicolás Maduro intenta resolver el segundo punto con la última medida dictada para la apertura de cuentas en divisas con pago en bolívares.

Pedro Benítez (ALN).- El Partido Comunista de Venezuela (PCV) está siendo víctima de su propio dogmatismo y del monstruo autoritario que ayudó a alimentar. A los camaradas venezolanos les está pasando lo mismo que ya les ha ocurrido a sus correligionarios en otras épocas y en otras latitudes. La revolución que predicaron amenaza con devorarlos. Ahora protagonizan un nuevo capítulo del enfrentamiento interno que desnuda las profundas contradicciones del chavismo-madurismo.

Pedro Benítez (ALN).- La larga y destructiva catarsis antiempresarial del chavismo parece que ha culminado. Está por verse si es de manera definitiva. El segundo hombre del régimen de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez, ha hecho acto de presencia en la sede de Fedecámaras (el principal gremio empresarial venezolano) pero no para acosarla violentamente sino para dialogar. Un reconocimiento tácito de que los empresarios privados ya no son considerados los jefes de la “guerra económica” que se declaró formalmente en 2013.

Reinaldo Iturbe (ALN).- Aunque Estados Unidos insistirá, por ahora, en reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, el bloque de la Unión Europea sigue evitando calificar al dirigente opositor como mandatario interino, mientras que República Dominicana cambia la tónica de su política exterior y llama a una negociación entre factores.

Reinaldo Iturbe (ALN).- El gobierno de Nicolás Maduro ha echado a andar un plan que aspira retomar el diálogo y profundizar algunas aperturas del sistema económico: Jorge Rodríguez es la pieza clave.

Pedro Benítez (ALN).- Con su designación como nuevo presidente de la Asamblea Nacional, elegida bajo las reglas que él mismo ayudó a diseñar, Jorge Rodríguez pasa a ser el segundo hombre más importante dentro del régimen de Nicolás Maduro. Lo mismo que Rafael Ramírez fue en su día para Hugo Chávez. La diferencia es que Ramírez le sacaba a PDVSA los abundantes recursos que financiaron al proyecto chavista, mientras que Rodríguez ha aportado muchas (si no todas) las ideas y mañas con las que Maduro se ha mantenido en la cima. Su dificultad estribará ahora en aplicarle, desde el Parlamento madurista, sus conocidas tácticas de aparentar que negocia mientras no cede en nada a la comunidad democrática internacional. La misma de cuyo reconocimiento depende la viabilidad de esta cuestionada Asamblea Nacional que ahora preside.

Redacción (ALN).- Fue una misión secreta. Muy pocas personas en la Casa Blanca sabían que Richard Grenell, embajador de EEUU en Alemania, estuvo negociando con el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, la marcha de Nicolás Maduro del poder. No prosperó.

Pedro Benítez (ALN).- La Fuerza Armada de Venezuela ha sido el convidado de piedra de la extraña historia que gira alrededor de la Operación Gedeón. Sus altos mandos lo han querido disimular, pero el protagonismo dentro del régimen se lo atribuye Diosdado Cabello, a quien el propio Nicolás Maduro en cadena de radio y televisión le cedió la palabra para explicar los detalles de la maniobra contra insurgencia. Por encima del ministro de la Defensa y del comandante del Centro Estratégico Operativo de la Fuerza Armada Bolivariana, Ceofanb.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Hace un año fue la megaconspiración que intentó sacar a Maduro del poder. El protagonista militar de esta evento, hace un balance. ¿Fue un fracaso? ¿Qué se logró? ¿Y qué nuevas revelaciones hay sobre la mesa?

Zenaida Amador (ALN).- Amparado en un decreto de estado de alarma emitido el 13 de marzo, Nicolás Maduro puede restringir la libertad de tránsito, los derechos a la cultura, a la educación, al deporte y de reunión para tratar de contener la expansión del coronavirus. Sin embargo, la medida ha comenzado a tomar otros matices que, más allá del tema epidemiológico, parecen encubrir una intencionalidad política del régimen venezolano.

Pedro Benítez (ALN).- El coronavirus tiene una utilidad política casi infinita. Los funcionarios militares de Nicolás Maduro lo están usando para (entre otras cosas) justificar el trato que se les está dando a los venezolanos del éxodo que retornan desde Colombia. Se les tiene retenidos en la frontera en condiciones infrahumanas. Un trato muy distinto al que el gobierno de Colombia dispensó cuando esos mismos venezolanos hacían la ruta inversa.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La sanción de los Estados Unidos contra la filial de Rosneft tiene un origen más allá de que la empresa era el apoyo principal del régimen de Maduro en la comercialización del petróleo. Putin y Rusia se montaron en una operación perversa contra Juan Guaidó y la sanción a Rosneft Trading S.A es la respuesta. Esta es la historia.