alnavio.es
Edición testing    25 de septiembre de 2020

Diosdado Cabello

Juan Carlos Zapata (ALN).- El objetivo es Juan Guaidó. Para que se cumpla la sentencia dictada hace unos días por la esposa de Nicolás Maduro: Guaidó no se salva de esta. Esta es la Operación Gedeón. El régimen acusa al partido de Leopoldo López de terrorista pero lo que persigue de manera inmediata es acorralar a Guaidó.

Zenaida Amador (ALN).- Cuando surgen situaciones críticas en Venezuela la respuesta del régimen de Nicolás Maduro suele ser amenazar, perseguir y trasladar la responsabilidad a otros. Ahora, cuando las cifras de contagios del Covid-19 comienzan a despuntar, la reacción no puede ser diferente. De hecho, culpó a Iván Duque, presidente de Colombia, de girar instrucciones para generar el contagio entre los venezolanos. Aun así, y en contra de lo esperado por el aumento de los casos de coronavirus, Maduro habla de flexibilizar la cuarentena.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Nadie está contento en Venezuela. Nadie puede estarlo. Ni el padre de familia. Ni el joven universitario. Ni la madre. Ni el trabajador. Ni el empleado público. Ni el rico ni el pobre. Ni el político de oposición. Ni el político chavista. Ni siquiera el político más madurista. Ni el militar. Nadie está contento. Ni Maduro. Ni Guaidó.

Zenaida Amador (ALN).- El cese de operaciones de DirecTV en Venezuela es un episodio con múltiples aristas. Si bien es verdad que implica un duro golpe para la población, abatida por la crisis económica, la inestabilidad política y la severa cuarentena impuesta a propósito del coronavirus, también es cierto que le roba una plataforma de proyección al chavismo y a su maquinaria de propaganda. Las repercusiones de este episodio apenas comienzan a dibujarse. El chavismo dejó de invertir en sus propios medios y ahora sufre las consecuencias.

Zenaida Amador (ALN).- Desde el 23 de enero de 2019 han pesado sobre Juan Guaidó decenas de amenazas y riesgos. Haber asumido la Presidencia Interina dada la usurpación de la presidencia de Venezuela por parte de Nicolás Maduro ha sido razón suficiente para que el régimen tendiera un cerco a su alrededor, detuvieran a miembros de su equipo de trabajo y, en más de una ocasión, lo hayan agredido físicamente. Sin embargo, las autoridades nunca han dado el paso para atreverse a encarcelar a quien es reconocido como el presidente legítimo de Venezuela por más de 50 naciones. Al menos así había sido hasta ahora.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Dicen que Diosdado Cabello es hombre de buen dormir. ¿Pero estará durmiendo a pierna suelta en estos días? Cualquiera diría que sí, pues quién duerme mal después de acumular tanto poder y sea reconocido como protagonista de algunas hazañas que lo colocan en lo más alto de la ola de la política chavista y antichavista, nacional e internacional. Además, Cabello no oculta que goza con el momento.

Pedro Benítez (ALN).- La Fuerza Armada de Venezuela ha sido el convidado de piedra de la extraña historia que gira alrededor de la Operación Gedeón. Sus altos mandos lo han querido disimular, pero el protagonismo dentro del régimen se lo atribuye Diosdado Cabello, a quien el propio Nicolás Maduro en cadena de radio y televisión le cedió la palabra para explicar los detalles de la maniobra contra insurgencia. Por encima del ministro de la Defensa y del comandante del Centro Estratégico Operativo de la Fuerza Armada Bolivariana, Ceofanb.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Nada es estable. Nada puede ser estable en el régimen de Maduro. No ha pasado un acontecimiento cuando ocurre otro. Lo que no pasa es el despeñadero. Es lo único que no es estable. Porque cambia de dirección. Y movimiento. Y velocidad. Hay un aspecto que sin embargo es constante. Y es la solución a la crisis. ¿Las elecciones presidenciales? ¿Siguen vigentes? Les cuento una experiencia muy cercana de unos empresarios con algunos jerarcas del régimen.

Zenaida Amador (ALN).- El fenómeno, que por casi dos años arrasó el poder adquisitivo de los venezolanos y sumió a la población en una aguda crisis, comenzó a perder velocidad en la segunda mitad de 2019. Sin embargo, todo indica que vuelve con fuerza estimulado por los coletazos generales del coronavirus y las políticas del régimen de Nicolás Maduro que apuntan a la agudización de la debacle económica en Venezuela.

Pedro Benítez (ALN).- Una furia está a la vuelta de la esquina en Venezuela y no es precisamente “la bolivariana” con la que amenaza Diosdado Cabello a la oposición. El detonante puede ser el grave desabastecimiento de gasolina que ha paralizado al país. Esa es una crisis en desarrollo más urgente que una posible intervención militar extrajera.

Caleb Zuleta (ALN).- “Estamos ante una poderosa especie de licuadora gigante donde se mezclan los diversos intereses de diferentes organizaciones criminales vinculadas fuertemente a la corrupción y al tráfico de drogas”, señala Carlos Tablante, exministro de Estado y expresidente de la Comisión Antidrogas de Venezuela entre 1996 y 1998. Opina que es positiva la decisión del gobierno de EEUU de desplegar naves en el Caribe para enfrentar el tráfico de drogas internacional, con claras referencias a Venezuela, pero, aclara, “la amenaza de una invasión a Venezuela en los términos en que se realizó la de Panamá para la captura de Manuel Noriega, es un escenario indeseable y sería lamentable”. En Panamá hubo 4.000 muertos.

Zenaida Amador(ALN).- Desde el 13 de marzo, cuando en Venezuela se decretó el estado de alarma nacional por la aparición de Covid-19 en el territorio, Nicolás Maduro no ha escatimado en sus prácticas represivas y en sus violaciones a la libertad de expresión. La “furia bolivariana” va en escalada, sin importar si se trata de líderes políticos, médicos o periodistas. Para eso el régimen tiene en las calles a sus fuerzas especiales de seguridad a cargo de la represión.

Pedro Benítez (ALN).- Por medio de Mike Pompeo y Elliott Abrams, el gobierno de Estados Unidos ha asumido la propuesta de transición política que Juan Guaidó hizo pública en septiembre pasado y que luego dirigió a los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en una sesión de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela. No es una oferta que se le hace a Nicolás Maduro y a Diosdado Cabello. Se le hace a los gobernadores del PSUV, al Alto Mando Militar y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), es decir, a la coalición cívico-militar chavista que sostiene a Maduro. ¿Es una oferta que no pueden rechazar? ¿Qué alternativas y escenarios tiene el chavismo?

Pedro Benítez (ALN).- El Poder Judicial de Estados Unidos ha comenzado a moverse como una pesada pero imparable maquinaria contra los principales dirigentes del régimen chavista en Venezuela empezando por Nicolás Maduro. Nada lo va a detener. No se trata ya de la simpatía o cálculos electorales de Donald Trump o de algún otro político republicano o demócrata en ese país. Las instituciones de los EEUU no le van a dar tregua a Maduro. Con o sin coronavirus. Esto desbarata los planes para flexibilizar las sanciones y complica todavía más el cuadro político venezolano.

Ysrrael Camero (ALN).- En momentos en que la opinión pública mundial se encuentra enfocada en la respuesta de los gobiernos a la pandemia global del coronavirus, William Barr, fiscal general de los Estados Unidos, anuncia la presentación de cargos criminales contra Nicolás Maduro y otros altos personajes del entorno de su régimen, llegando a ofrecer altas recompensas a quienes contribuyan a su aprehensión. ¿Cómo ha de ser leído este paso? ¿Qué consecuencias políticas reales tiene este anuncio en Venezuela? ¿Acerca un cambio político democratizador o contribuye a consolidar el autoritarismo? ¿Obedece esta decisión a factores internos de la política del gobierno de Trump?