alnavio.es
Edición testing    28 de octubre de 2020

bolívar

Reinaldo Iturbe (ALN).- Toda la economía venezolana se ha reducido 75% con respecto a 2012, y la banca es uno de esos ejemplos de cómo el socialismo arrasa con todo.

Por José Guerra (ALN).- Cuatro dólares es el salario mínimo que devengan más de 2.500.000 trabajadores venezolanos, principalmente de la Administración Pública. El más bajo del planeta tierra. En el sector privado apenas un 10% de los trabajadores es remunerado con el salario mínimo.

Zenaida Amador (ALN).- 10 años atrás las casas de bolsa venezolanas dejaron de comercializar bonos del gobierno o títulos valores en dólares, luego de ser acusadas por las autoridades de propiciar ilícitos cambiarios y de estimular el mercado negro de divisas en medio del férreo control de cambio impuesto por Hugo Chávez. Hoy, en una nueva muestra del giro pragmático que ha dado el chavismo, el régimen venezolano decidió desmontar este cerco y darles luz verde a las empresas privadas para que emitan títulos de deuda en moneda extranjera para financiarse través del mercado de valores.

Zenaida Amador (ALN).- Para gestionarse en medio de la crisis Nicolás Maduro ha aplicado una extraña mezcla de medidas económicas, que no atienden los problemas de fondo de la economía venezolana, pero que intentan contener la escalada del dólar mientras flexibiliza de forma desordenada los controles de cambio y de precios, creando una precaria sensación de mejoría en medio de la debacle del país. Este modelo implicó un sacrificio severo para un sector clave del país: la banca.

Guillermo Ortega (ALN). ¿Qué busca Nicolás Maduro con el petro? Cree tener un plan para combatir la hiperinflación y aunque muy pocos creen que lo tiene, lo ha ido ejecutando. A veces da la impresión de que a Nicolás Maduro lo asesora una secta monetarista ingenua. Toda la parafernalia en relación al petro, la criptomoneda, medio de pago que, de tiempo en tiempo, Maduro resucita, parece ser una pieza fundamental en ese plan. En realidad la pregunta no es si tiene un plan, la interrogante fundamental es cuáles son sus posibilidades de éxito.

Zenaida Amador (ALN).- Mientras Venezuela nada en la incertidumbre sobre lo que ocurrirá luego del 10 de enero, con Nicolás Maduro al frente de un segundo mandato catalogado como ilegítimo, el Gobierno trabaja en planes de sostenimiento impulsando la “desbolivarización” de la economía.

María Rodríguez (ALN).- Los mecanismos empleados por el gobierno de Nicolás Maduro para restringir la liquidez y controlar la cotización del dólar en el mercado paralelo no han dado sus frutos. Para Torino Economics, las distintas estrategias “no son sostenibles” y evidencian que el Ejecutivo “carece de disciplina fiscal” para lograr los objetivos.

Daniel Gómez (ALN).- Rafael Ramírez, expresidente de PDVSA, tenía pruebas de cómo compañías internacionales chinas, brasileñas, bielorrusas, rusas, americanas y europeas “con grandes obras en Venezuela alimentaban el dólar paralelo [también conocido como dólar negro]” con las divisas venezolanas. Pruebas que hizo llegar a Nicolás Maduro y que el mandatario nunca publicó.

Pedro Benítez (ALN).- Lealtad, esa fue la obsesión de Hugo Chávez y con más razón lo es de Nicolás Maduro. Lealtad sin cuestionamientos por parte fundamentalmente de los militares, auténtica columna vertebral del régimen. Pero esa lealtad no ha sido gratis, tiene un precio cada vez más difícil de pagar porque cada vez queda menos que repartir.

Antonio José Chinchetru (ALN).- Economistas venezolanos y españoles coinciden: la reforma monetaria anunciada por Nicolás Maduro no va a servir para nada. Los diferentes analistas sostienen que los tres ceros que se quitan a la moneda aparecerán de nuevo en pocos meses. Si no va acompañada de otras medidas, la hiperinflación seguirá siendo una realidad en Venezuela.

Redacción (ALN).- En un intento de frenar la hiperinflación, Nicolás Maduro anunció que se quitarán tres ceros al bolívar. Se lanzarán nuevos billetes y la reforma monetaria entrará en vigor el 4 de junio.

Pedro Benítez (ALN).- El bolívar fuerte fue otra de las ilusiones perdidas del largo mandato de Hugo Chávez. Un símbolo de su poder y de un proyecto que creía eterno. La pulverización del signo monetario corre paralelo a la demolición de su legado. El socialismo del siglo XXI le hace pagar a los venezolanos las consecuencias del permanente desafío a las leyes de la economía.

Leticia Núñez (ALN).- América Latina es la punta de lanza para la multinacional española. Sus ingresos en toda la región ya suman casi la mitad del negocio total. Sin embargo, la compañía de Álvarez-Pallete no está exenta de apuros. En febrero se enfrentó al gobierno de Macri por la reforma de las telecomunicaciones y en Venezuela el hundimiento del bolívar la ha diluido. Ahora, estudia demandar a Colombia después de que le impusiera una sanción de 452 millones de euros.

  • 1