alnavio.es
Edición testing    13 de junio de 2021

Boliburgueses

Daniel Gómez (ALN).- Un cerco total al régimen de Nicolás Maduro. Eso es lo que pretende el Gobierno de Estados Unidos, el cual avisó este miércoles que las entidades financieras que acepten dinero chavista serán sancionadas. Una advertencia que se suma a la lanzada hace una semana a los multimillonarios globales como David Martínez, quien supuestamente ha asesorado al régimen.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Era amigo de Cilia Flores, esposa de Maduro. Y se les murió en la cárcel. Era hombre de confianza de Nicolás Maduro. Y se les murió en la cárcel. Era expresidente de PDVSA. Y se les murió en la cárcel. Era exministro de Petróleo. Y se les murió en la cárcel. Era expresidente de Citgo. Y se les murió en la cárcel. Era el experto que iba a salvar a PDVSA. Y se les murió en la cárcel. Nelson Martínez lo había alcanzado todo en la industria petrolera de Venezuela. Fue acusado de corrupción y se le murió este miércoles a Maduro, en la cárcel del régimen más cruel que haya padecido Venezuela en toda su historia republicana. Maduro ya supera la crueldad de la dictadura de Juan Vicente Gómez, el dictador que inspiró el personaje de El Otoño del Patriarca de Gabriel García Márquez.

Pedro Benítez (ALN).- Los presidente Xi Jinping, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdoğan parecen interesados en mantener a Nicolás Maduro dentro del club mundial de mandatarios autoritarios. Pero como ya ha comprobado Xi, (y lo apreciará el presidente turco dentro de poco), eso no será gratis. Los gobiernos de China y Rusia dan su apoyo al régimen chavista como una manera de desafiar a Estados Unidos en el Mar Caribe, pero sin obtener a cambio un beneficio económico importante. Por el contrario, Venezuela le debe 45.000 millones de dólares a China que no puede pagar. El autoritarismo sale caro.

Juan Carlos Zapata (ALN).- La historia se repite. Ya la de Hugo Chávez reventó en tragedia. La de López Obrador apenas comienza. Pero comienza con los mismos síntomas del líder predestinado a salvar la Patria, y para dejar constancia de ello, nada como dividir la historia. Chávez dijo V República y Andrés Manuel López Obrador dijo IV Transformación. El número es lo de menos. El mensaje lo dice todo. Para Chávez, la IV República fueron los 40 años más nefastos de Venezuela. Los 40 años del pacto de partidos -el de Punto Fijo inspiró los acuerdos de La Moncloa en España-, del neoliberalismo salvaje, de la corrupción y de la deuda social y la deuda pública. Con la V República, Chávez se proponía la Patria Bonita, la Patria Feliz, el País Potencia, industrializado, exportador, rico, la Venezuela limpia y honesta, de justica social, incluyente, de democracia participativa, sin pobres.

Pedro Benítez (ALN).- Alejandro Andrade fue uno de los tentáculos de la corrupción, porque el otro fue Rafael Ramírez. Pero en este caso la institucionalidad del chavismo-madurismo no empezó a “investigar” a Andrade hasta que cayó en desgracia. La razón es muy sencilla: los dos fueron parte de la misma estructura corrupta y corruptora que edificó Hugo Chávez para mantener y extender su poder personal. Condenarlos a ellos es condenar a Hugo Chávez.

Juan Carlos Zapata (ALN).- Toda corrupción es perniciosa. Y la de Hugo Chávez puede pasar por la más perjudicial de la historia de Venezuela. Todo un saqueo de acuerdo a los números que se manejan. Veamos esta primera cifra: ¿Qué fue de la suerte de los 1,3 billones de dólares que obtuvo el país en casi dos décadas de chavismo? Segunda cifra: los exministros Jorge Giordani y Héctor Navarro denunciaron el 2 de febrero de 2016 que al menos 300.000 millones de dólares habían sido malversados. La agencia Reuters, que entrevistó a Navarro, reportó que según cálculos de ambos exfuncionarios, aquel monto no cuenta con respaldo “suficiente”, “por lo que sospechan que fueron malversados a través de importaciones ficticias y sobreprecios”.

María Rodríguez (ALN).- En España también viven boliburgueses perseguidos por la Justicia de varios países. Venezolanos muy vinculados al chavismo y que tiempo atrás amasaron grandes fortunas presuntamente de forma poco clara. Los tribunales españoles les investigan, procesan y, en algunos casos, aprueban su extradición. Estos son los boliburgueses para los que la Justicia española se convirtió en problema.