alnavio.es
Edición testing    

América Latina

Pedro Benítez (ALN).- Dos temas dividen al oficialista Frente de Todos, la coalición neoperonista organizada por la expresidenta Cristina Kirchner que hace más de un año llevó a la presidencia argentina a Alberto Fernández: las relaciones con Venezuela y los casos de corrupción que siguen abiertos por la justicia de ese país contra la señora Kirchner y sus colaboradores más cercanos. El presidente Fernández ha ido maniobrando para conciliar lo irreconciliable: gobernar y dar una imagen respetable de Argentina a la sombra de su poderosa vicepresidenta.

La relación con Venezuela divide a Cristina Kirchner y Alberto Fernández / Foto: Frente de Todos
La relación con Venezuela divide a Cristina Kirchner y Alberto Fernández / Foto: Frente de Todos

Pedro Benítez (ALN).- La tormenta política que ha rodeado el fin de la Administración de Donald Trump y la lucha contra la pandemia han hecho pasar a un segundo plano el mayor fracaso de la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) en décadas. A menos de tres meses de haberle capturado en la ciudad de Los Angeles bajo la acusación de narcotráfico, el exsecretario de la Defensa de México, general Salvador Cienfuegos, fue primero puesto en libertad a solicitud del Departamento de Justicia estadounidense y luego exonerado de todos los cargos en su contra por parte de la Fiscalía General de su país. Contra el poder político la DEA ha topado.

Este es el mayor descalabro que en los últimos tiempos ha recibido la DEA / Foto: WC
Este es el mayor descalabro que en los últimos tiempos ha recibido la DEA / Foto: WC

Pedro Benítez (ALN).- Con sus 75 años de edad a cuestas Daniel Ortega aspira a su cuarta reelección presidencial. Si a sus primeros años de poder en los 90 se suma esta etapa que arrancó en 2006, es el hombre que más tiempo ha dominado Nicaragua desde el dictador Anastasio Somoza García. Pero mientras este tiranizó a los nicaragüenses con el apoyo de Estados Unidos, Ortega lo hace contra Estados Unidos. Cómo se instauró esta nueva dictadura en el atormentado país centroamericano es bastante revelador por el papel que cumplieron los petrodólares libios y venezolanos, y por los dos personajes que los aportaron: Muamar Gadafi y Hugo Chávez.

Ortega comparte el poder con su esposa Rosario Murillo / Foto: EFE
Ortega comparte el poder con su esposa Rosario Murillo / Foto: EFE

Pedro Benítez (ALN).- El proceso electoral más importante que ocurrirá en América Latina este 2021 se dará en México. El país más poblado de habla hispana y la segunda economía más grande de la región. En las elecciones federales de medio término que se efectuarán en junio se jugará el destino del proyecto político de Andrés Manuel López Obrador. Contando aún con el respaldo mayoritario de la población y enfrentado a unos partidos políticos opositores lastrados por el desprestigio de las administraciones anteriores, el presidente mexicano va con ventaja. En contra tiene sus fracasos ante la persistente violencia del narcotráfico y el mediocre desempeño económico desde que llegó al poder.

López Obrador cuenta aún con el respaldo mayoritario de la población / Foto: Presidencia
López Obrador cuenta aún con el respaldo mayoritario de la población / Foto: Presidencia

Pedro Benítez (ALN).- En Brasil los principales factores de poder, políticos, jueces, empresarios, medios de comunicación y militares han seguido con atención los sucesos en Estados Unidos en los días finales de la presidencia de Donald Trump. La razón es ampliamente conocida, la tremenda identificación que su presidente Jair Bolsonaro tiene con su colega y amigo estadounidense. ¿En qué momento el todavía popular Bolsonaro intentará desafiar a las instituciones de su país? Es la pregunta que muchos en Brasil se han hecho desde que llegó al poder en enero de 2019. Con su atrabiliario estilo ha estirado la liga pero no ha cruzado la línea roja. Desde el Congreso y el Tribunal Supremo sólo esperan que dé un paso en falso.

Bolsonaro se ha dedicado a sabotear la gestión contra la pandemia / Foto: WC
Bolsonaro se ha dedicado a sabotear la gestión contra la pandemia / Foto: WC

Pedro Benítez (ALN).- La verdad sea dicha, no ha habido casi ningún gobierno del mundo que haya manejado con eficacia la crisis provocada por la pandemia de covid-19. Tal vez los de Taiwán, Corea del Sur y Alemania sean las honrosas excepciones. Bien sea por ocultar información o por mezclar la política con la ciencia, se han creado enredos innecesarios con un coste en vidas e incremento de la pobreza difíciles de estimar. El más reciente desliz lo ha protagonizado el presidente argentino Alberto Fernández, quien dio por buena la propaganda de su colega ruso Vladimir Putin sobre la milagrosa vacuna Sputnik V.

Alberto Fernández no será el primer argentino en recibir la vacuna Sputnik V / Foto: @alferdez
Alberto Fernández no será el primer argentino en recibir la vacuna Sputnik V / Foto: @alferdez

Pedro Benítez (ALN).- En Nicaragua se dan los pasos para consolidar otra dictadura en el Caribe siguiendo el mismo manual de procedimientos que se aplica en Venezuela. Controlar el Poder Judicial, manipular la Constitución para asegurar la reelección presidencial indefinida, criminalizar todo tipo de disidencia política por medio de una implacable propaganda oficial que la asocie con el imperialismo estadounidense, reprimir despiadadamente la protesta social, intervenir partidos políticos e inhabilitar candidatos de oposición. Y por supuesto, violar los derechos humanos a gran escala justificándose en la defensa de la soberanía nacional. Todo para asegurar que una sola persona se perpetúe en el ejercicio del poder.

Daniel Ortega intenta eliminar cualquier competencia en las elecciones / Foto: Presidencia
Daniel Ortega intenta eliminar cualquier competencia en las elecciones / Foto: Presidencia

Pedro Benítez (ALN).- Luego de un año y poco más de un mes de su estrepitosa caída del poder, Evo Morales enfrenta una nueva revuelta. Pero en esta oportunidad no es de la oposición boliviana, sino de su propio partido, el MAS. A pocas semanas de su triunfal regreso a Bolivia el expresidente no ha conseguido imponer los candidatos de su gusto para las elecciones locales que deben efectuarse en el próximo mes de marzo. Desde sus propias bases son cada vez más fuertes las voces que rechazan “el dedazo”. Tal como algunos observadores preveían, la transición post Evo Morales que arrancó en Bolivia parece irreversible.

Morales insiste en tener la última palabra sobre los candidatos del MAS / Foto: @evoespueblo
Morales insiste en tener la última palabra sobre los candidatos del MAS / Foto: @evoespueblo

Pedro Benítez (ALN).- La vicepresidenta y auténtica líder de la coalición gobernante en Argentina, Cristina Kirchner, le ha declarado la guerra abierta a la Corte Suprema de Justicia de su país. Sus motivos son clarísimos, detener los 10 procesos judiciales que todavía siguen abiertos en contra de ella, su familia y sus colaboradores. Asegurarse la impunidad personal. A su favor cuenta con el apoyo que tiene entre sus seguidores, el Congreso y la historia. Varias veces el poder político le ha puesto la mano a la Corte Suprema a lo largo de los últimos 70 años. No obstante, el Poder Judicial sigue desafiando sus designios. Un momento clave se acerca para Argentina.

La guerra que ha declarado Cristina Kirchner es total y sin tregua / Foto: Min. Cultura
La guerra que ha declarado Cristina Kirchner es total y sin tregua / Foto: Min. Cultura

Pedro Benítez (ALN).- Porque no quiere o porque no puede, el presidente argentino, Alberto Fernández, no ha cumplido su principal promesa electoral, esa que le hiciera a su actual vicepresidenta, Cristina Kirchner. A un año de asumir el mandato presidencial las causas judiciales contra la expresidenta y su entorno no se han detenido. Desde el kirchnerismo, y sus aliados, crece la sospecha sobre las auténticas intenciones del presidente Fernández. Una nueva guerra interna se cocina dentro de las filas del peronismo.

Alberto Fernández no ha cumplido la promesa que le hizo a Cristina Kirchner / Foto: Casa Rosada
Alberto Fernández no ha cumplido la promesa que le hizo a Cristina Kirchner / Foto: Casa Rosada
0,234375