alnavio.es

Venezuela se cuela en la campaña presidencial en Perú como advertencia contra el izquierdista Pedro Castillo

viernes 16 de abril de 2021, 14:00h

Daniel Gómez (ALN).- Pedro Castillo, candidato de Perú Libre, será el rival de Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Lo tachan de ser un sindicalista de la extrema izquierda. De querer convertir a Perú en la Venezuela chavista. Pero este lo niega.

Pedro Castillo se impuso en la primera vuelta con 19% del apoyo / Foto: Perú Libre
Ampliar
Pedro Castillo se impuso en la primera vuelta con 19% del apoyo / Foto: Perú Libre

Pedro Castillo, candidato de Perú Libre, no quiere hablar de Venezuela.

“No es mi prioridad”, le dijo a la cadena NT24 el pasado miércoles cuando le preguntaron si reconocerá al gobierno de Nicolás Maduro o al interinato de Juan Guaidó en caso de ganar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú.

A Castillo se lo preguntan porque sus rivales políticos advierten que, si se impone, convertirá a Perú en la Venezuela chavista.

¿Por qué lo dicen?

Pedro Castillo, de 51 años, nació en Cajamarca, en la sierra norte de Perú. Es el representante de Perú Libre, un partido que se define como defensor de la izquierda marxista.

“Basta de pobres en un país de ricos”, fue el lema que defendió en la campaña y que le llevó a imponerse en las elecciones generales del pasado domingo.

Castillo, contra todo pronóstico, acumuló 19% de los votos y fue primero. A seis puntos de distancia de la que será su rival en el balotaje, Keiko Fujimori, representante de Fuerza Popular e hija del autócrata y exmandatario de Perú, Alberto Fujimori, hoy preso por crímenes de lesa humanidad y corrupción.

Castillo fue primero tras emprender una campaña en la que se le vio montando a caballo, su medio de transporte habitual -eso dice-. Una campaña en la que defendió las nacionalizaciones en los sectores de minería, gas y petróleo si los empresarios “no aceptan las condiciones de negociación” que marcaría su gobierno. Una campaña en la que habló de “la economía popular de mercados” como modelo económico. Y en la que criticó que Perú esté “sometido” a Estados Unidos.

También, aunque ahora evite pronunciarse al respecto, dijo que reconocerá al gobierno de Nicolás Maduro si es presidente porque en Venezuela se vive en democracia. “En Venezuela hay un gobierno que, para nosotros, es democrático porque en este momento, por ejemplo, tiene un congreso de la oposición”, dijo en una entrevista realizada en febrero por la revista peruana Exitosa.

Por cosas así los líderes de la derecha en Perú advierten que, con Castillo, el país puede replicar el modelo venezolano.

“Hago una invocación a quienes han señalado que creen en el modelo de inversión privada, que no quieren que el Perú se convierta en Cuba o Venezuela”, dijo Keiko Fujimori el pasado domingo.

“Su plan de gobierno llevaría a nuestro país a ser una dictadura cruel, similar a Venezuela o Cuba”, dijo el líder de Renovación Popular, Rafael López Aliaga, tercero en las elecciones del pasado domingo.

Pedro Castillo se desmarca de Venezuela

Antes estas advertencias, y pese al silencio de Pedro Castillo sobre el tema Venezuela, desde su partido se desmarcan de este tipo de críticas.

“La intención no es copiar el modelo de Venezuela”, dijo Braulio Grajeda, vocero de Perú Libre, a la cadena de televisión Canal N este lunes.

“Quiero aclarar también que, en un eventual gobierno de Perú Libre, como están haciendo creer en las redes, a las personas que tienen dos o tres casas no se les va a confiscar o se va a convertir en modelo de otros países”, agregó.

Por su parte, Ana María Córdova, representante legal de Perú Libre, explicó en declaraciones a la agencia Bloomberg que si ganan las elecciones no expropiarán ni nacionalizarán compañías privadas.

Córdova apuntó que el plan de Castillo es que el Estado tenga más participación en las empresas. “No para expropiarlos, no para nacionalizar ni nada, sino para que las condiciones de alguna manera también favorezcan a las poblaciones donde están involucradas estas industrias u operaciones mineras. Es simplemente renegociar las condiciones para que de alguna manera mejoren a favor de la población”.

Un modelo a la boliviana

Si bien rechazan las críticas que los relacionan con Venezuela, no rehúyen a aquellos que los comparan con Bolivia. La Bolivia de Evo Morales. Y es que el propio expresidente boliviano ha dicho que el modelo de Pedro Castillo es el mismo que impuso él.

Ganó con “nuestra política”, dijo Evo Morales.

“Él dijo: me voy a rebajar sueldo y salario, lo que hicimos en Bolivia. Segundo: voy a garantizar asamblea constituyente para refundar el Perú, nuestra política. Tercero: voy a nacionalizar minería e hidrocarburos, esa es nuestra política”, apuntó Morales.

El investigador peruano Carlos Meléndez, académico de la Universidad Diego Portales, dijo al portal de la BBC, BBC Mundo, que Pedro Castillo “es de la misma especie política que Evo Morales, es del mismo linaje, pero con los matices de la vida política en el Perú. Si gana, va a tratar de ir por ese mismo camino. El modelo del MAS (Movimiento al Socialismo) es el que ha ganado en el Perú”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios