alnavio.es

Venezuela fue el país de América Latina que más ayuda médica recibió de China en la lucha contra la pandemia

jueves 25 de febrero de 2021, 14:00h

Daniel Gómez (ALN).- China donó 215 millones de dólares en ayuda médica a los países de América Latina. Más de 100 millones, prácticamente la mitad, se destinó a Venezuela, dice el Centro de Políticas de Desarrollo Global de la Universidad de Boston.

La deuda de Venezuela con China se aproxima a 20.000 millones de dólares / Foto: ORF
Ampliar
La deuda de Venezuela con China se aproxima a 20.000 millones de dólares / Foto: ORF

América Latina fue una de las regiones del mundo más golpeadas por la pandemia. El número de muertes por coronavirus superó los 600.000 este febrero mientras que en 2020 la economía vivió su peor momento en 120 años, con una caída de más de siete puntos. Esto provocó, por ejemplo, que los dos bancos institucionales más importantes de China no firmaran ningún acuerdo de financiación con gobiernos de la región. Es la primera vez que pasa en 15 años.

Este último es uno de los hallazgos principales del Boletín China-América Latina que publica anualmente el Centro de Políticas de Desarrollo Global de la Universidad de Boston. Pero lo más llamativo son los apuntes que hace sobre Venezuela:

- Venezuela recibió prácticamente la mitad de la ayuda médica que China entregó a Latinoamérica.

- De los 215 millones de dólares en ayuda médica que dio a la región, más de 100 millones fueron a Venezuela.

- Venezuela recibió 870 dólares de ayuda por enfermo de coronavirus. Le sigue de lejos Cuba, con 132 dólares por caso de covid-19.

Estos indicadores muestran que Venezuela fue el país latinoamericano que más ayuda médica recibió de China.

¿Qué pasa con la deuda de Venezuela con China?

El informe también incluye apuntes sobre la deuda de Venezuela con China. Aunque los detalles de los negocios entre los gobiernos de Xi Jinping y Nicolás Maduro son un misterio por la falta de transparencia, informes de la oposición sitúan la deuda por encima de los 20.000 millones de dólares. Un dinero inasumible para Caracas en este momento y que estaría pagando con envíos de petróleo a Pekín. Envíos que no se han producido en 2020.

El documento de la Universidad de Boston señala que hubo “cero importaciones de petróleo chinas de Venezuela en medio de sanciones más estrictas”, en referencia a las medidas impuestas por Washington.

Respecto a la deuda de Venezuela con China, los investigadores de la Universidad de Boston surgieren que Maduro habría “recibido un período de gracia” para saldar sus pasivos, “aunque ningún anuncio oficial ha confirmado tal convenio”.

El informe no apunta más detalles, pero hay que recordar que en agosto de 2020 se informó que Xi Jinping concedió un período de gracia a Maduro por la pandemia. Fuentes conocedoras de la operación revelaron a la agencia Reuters “una flexibilización en los pagos a raíz de una nueva fase de conversaciones que ambos gobiernos iniciaron en marzo”.

Gracias a ese período de gracia, Venezuela no incumplió los acuerdos con los bancos chinos, los cuales debieron recibir en 2020 al menos 3.000 millones de dólares en envíos de petróleo. Y es que a la pandemia se suma la marcha de la petrolera estatal china CNPC, la cual abandonó Venezuela después del bloqueo comercial a Nicolás Maduro impuesto por el gobierno de Donald Trump en agosto de 2019.

Otros hallazgos de la Universidad de Boston

Las investigaciones de la Universidad de Boston no se limitan a Venezuela. De Ecuador, por ejemplo, mencionan la exitosa renegociación de deuda que culminó con la suspensión de pagos de 891 millones de dólares por parte de Quito.

También es destacable que el comercio entre América Latina y China se mantuvo estable a pesar de la desaceleración regional y global. Los intercambios alcanzaron un estimado de 136.000 millones de dólares en exportaciones latinoamericanas a China y de 160.000 millones en exportaciones chinas a Latinoamérica.

El informe explica que “dada la fuerte desaceleración económica, el comercio de América Latina con China se elevó a niveles récord como porcentaje del PIB regional, con un estimado de 3,8% del PIB en importaciones y 3,2% del PIB en exportaciones”.

Otro apunte positivo es que las fusiones y adquisiciones chinas en Latinoamérica aumentaron hasta los 7.000 millones de dólares, medida que las empresas energéticas chinas aprovecharon para la compra de Sempra Energy en Chile y Perú. China Three Gorges y State Grid Corporation compraron más de 6.500 millones de los activos de Sempra.

En el terreno negativo, las nuevas inversiones chinas en Latinoamérica se hundieron e incluyeron sólo algunos anuncios importantes. Anuncios que están por concretarse, como los tres fabricantes de automóviles chinos que anunciaron la intención de invertir en México. Y la subsidiaria local de China General Nuclear Power Corporation, la cual anunció sus planes para construir nuevas instalaciones de generación de energía solar en Brasil por más de 800 mega voltios.

Para este 2021, la Universidad de Boston anticipa “un repunte en la inversión y el financiamiento”. Lo dicen porque China ha ofrecido 1.000 millones de dólares en préstamos para la compra de vacunas y ha comenzado las negociaciones con Ecuador para un nuevo préstamo para el petróleo. Argentina, por su parte, está negociando un paquete de inversiones de 30.000 millones de dólares en transporte y proyectos agrícolas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios