alnavio.es

Las críticas contra Maduro desaparecen del discurso de Trump en la Asamblea General de la ONU

miércoles 23 de septiembre de 2020, 16:00h

Daniel Gómez (ALN).- El discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Asamblea General de Naciones Unidas siempre ha tenido una referencia a Venezuela. Pero lo que en 2017, 2018 y 2019 fueron duras palabras contra Nicolás Maduro, este 2020 se convirtió en un simple comentario sobre recuperar la libertad en el país.

Es la primera vez que Trump no nombra a Maduro en su discurso de la ONU / Foto: Casa Blanca
Ampliar
Es la primera vez que Trump no nombra a Maduro en su discurso de la ONU / Foto: Casa Blanca

Para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la Asamblea General de la ONU, quizá el foro de política internacional más importante del mundo, siempre ha sido una oportunidad de denunciar “la dictadura de Nicolás Maduro” y pedir más presión contra él. Pero este 2020 ha preferido obviarlo metiendo en una frase a Cuba, Nicaragua y Venezuela.

“Estamos defendiendo al pueblo de Cuba, Nicaragua y Venezuela en su justificada lucha por la libertad”, dijo este martes en un discurso grabado debido a las restricciones por la pandemia.

Esta fue la única frase relativa a Venezuela en todo el discurso de Trump. Ni una mención a la tragedia humanitaria del país, ni a los supuestos nexos de Nicolás Maduro con el narcotráfico, ni a la amenaza socialista del chavismo en la región. Es cierto que, a diferencia de otros años, el presidente no habló media hora sino poco más de siete minutos que en gran parte dedicó a responsabilizar a China por el coronavirus. Sin embargo, el hecho es que Trump resolvió la situación de Venezuela en apenas segundos y por primera vez desde que es presidente no habló de Maduro en la ONU.

En 2017 cargó contra la “inaceptable dictadura socialista”

En su primer discurso ante la Asamblea General, Trump le dedicó un buen rato a Venezuela y en especial a Nicolás Maduro. “El régimen corrupto de Maduro ha infligido gran sufrimiento al pueblo de Venezuela y ha destruido una nación próspera. La situación es completamente inaceptable. No podemos quedarnos al margen y sólo mirar. Como un vecino y amigo responsable, nosotros y todos los demás tenemos una meta: ayudarles a recuperar la libertad, recuperar el país, restaurar la democracia”. En ese momento también marcó la pauta de lo que se vería después: la estrategia de máxima presión diplomática contra Caracas. “Estamos dispuestos a imponer más sanciones si Venezuela insiste en acciones que atentan contra la democracia”.

En 2018 anunció sanciones contra el “círculo íntimo” de Maduro

En el segundo discurso de Trump ante la Asamblea General de la ONU también se detuvo a analizar lo que está ocurriendo en Venezuela. “Somos testigos de una tragedia humana”, dijo. “No hace mucho, Venezuela era uno de los países más ricos de la tierra. Hoy el socialismo ha arruinado a esta nación rica en petróleo, y ha conducido a su pueblo a la abyecta pobreza”. Esta frase, que ya se ha convertido en lugar común en el discurso de Trump sobre Venezuela, vino acompañada de un anuncio de sanciones contra los jerarcas chavistas. “Hoy estamos anunciando sanciones adicionales contra el régimen represivo, apuntando al círculo íntimo y a los asesores cercanos”. Entonces los sancionados fueron la primera dama, Cilia Flores; la vicepresidenta, Delcy Rodríguez; el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez; y el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López.

En 2019 dijo que Maduro “era un títere cubano”

En el tercer discurso, el presidente de EEUU también analizó la situación de Venezuela. Como hizo en 2017 y 2018, condenó la tragedia humanitaria provocada por el chavismo y puso al país como ejemplo de las maldades del socialismo. El elemento nuevo fue decir que Maduro era un títere cubano. “El dictador Maduro es un títere cubano, protegido por guardaespaldas cubanos, que se esconde de su propio pueblo mientras Cuba saquea la riqueza petrolera de Venezuela para sostener su propio gobierno comunista corrupto”.

En 2020 se olvidó de Maduro, pero no de las sanciones

Aunque Trump se haya olvidado de Maduro en este discurso, sigue aplicando una política de máxima presión contra Caracas. Este lunes firmó una orden ejecutiva contra el Ministerio de Defensa de Irán que afecta directamente a Nicolás Maduro porque, según el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, funcionarios del gobierno de Venezuela hicieron negocios de armas con los iraníes. Y este martes el Departamento del Tesoro sancionó a cinco políticos de Venezuela por manipular, en “complicidad” con Maduro, las elecciones parlamentarias del próximo diciembre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios