alnavio.es

Los números de muertos y contagiados por coronavirus señalan que España entra en los días "más duros" de la crisis

lunes 23 de marzo de 2020, 18:04h

Daniel Gómez (ALN).- Este lunes los datos del Ministerio de Sanidad sobre el coronavirus confirmaron lo que dijo el presidente de España este sábado: se viene una semana “muy dura”. En las últimas 24 horas murieron 462 personas. Mientras, el total de contagios ya superó los 33.000.

Tal cual está la situación en España está prohibido enfermarse / Foto: WC
Ampliar
Tal cual está la situación en España está prohibido enfermarse / Foto: WC

España enfrenta un momento decisivo en la lucha contra el Covid-19.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, anunció que el pico del virus “probablemente se alcance esta semana”.

Serán los días duros, “muy duros”, que anunció este sábado el presidente, Pedro Sánchez. Los serán porque el número de enfermos y muertos irá creciendo de forma exponencial hasta llegar a un máximo.

Los indicadores de este lunes al mediodía fueron reveladores: 462 muertos en 24 horas para un total de 2.182. Por primera vez se superaron los 400 muertos por día y se teme que puedan seguir repuntando hasta llegar al pico. Este se podría alcanzar a lo largo de la semana, apuntó Fernando Simón.

Llega la ola de muertos por coronavirus en España: 462 fallecidos en 24 horas

Leer más

Hace 20 días nadie temía al virus

En España la situación cambió de la noche a la mañana. El domingo 8 de marzo decenas de miles de personas, representantes del PSOE, PP y Ciudadanos, colectivos sociales y ciudadanos anónimos, salieron a la calle en todas las ciudades del país en apoyo a la marcha feminista.

Mientras, el partido Vox celebró junto a 9.000 personas un mitin partidista en Madrid y los campos de fútbol de toda España se llenaron para disputar la 28 jornada de La Liga.

Hasta aquel domingo nadie temía por el virus. Cinco personas habían muerto hasta la fecha, luego de la primera muerte oficial el 4 de marzo. De hecho, todos los que perdían la vida eran personas mayores con patologías previas y en la prensa se hablaba de muertes con coronavirus y no por coronavirus.

De repente todo empezó a cambiar. El lunes 9 de marzo murieron en España 23 personas por Covid-19. Saltaron las primeras alarmas, pero en la calle seguía reinando la normalidad. La prueba era que los bares y las terrazas estaban llenos.

De hecho, el martes 10 de marzo el virus bajó a 8 en número de muertos.

El miércoles 11, si bien el incremento tampoco fue tan agresivo, 12 muertes en 24 horas, preocupaba el hecho de que regresara la letalidad. El jueves siguiente no sólo regresó, sino que superó la marca: 36 muertos. El miedo se comenzaba a sentir en España. Sobre todo, en Madrid, zona 0 del virus, donde se puso fin a las clases y los restaurantes comenzaron a cerrar.

El miedo también se sintió en las bolsas de valores. En los aeropuertos. En los supermercados… Ya el gobierno recomendaba que en Madrid no se fuera al trabajo, sino que se teletrabajara.

El salto de muertos y contagiados

Y nuevamente llegaron las muertes. 37 fallecidos solamente el viernes 13. Desde La Moncloa se asomaba la posibilidad de decretar el estado de alarma, el cual se hizo efectivo el domingo 15 de marzo, cuando se registró la primera gran cifra de muertos: 152 en un día. Y si bien el lunes 16 apenas se registraron 21 muertes, a partir de ahí comenzó a observarse una tendencia creciente y preocupante:

-182 muertos el 17 de marzo.

- 107 el día 18.

- 169 el 19.

- El 20 de marzo se rompe la barrera de los 200 con 235.

- Nueva barrera rota el día 21: 324 muertos.

- 394 el 22.

- 462 muertos este lunes 23.

Poco a poco, y de forma exponencial, con incrementos entre 20-30% diarios, España ha alcanzado el máximo de 2.182 muertos. Y así seguirá al menos durante una semana más.

Tampoco es optimista el escenario de contagios. Este presenta más fluctuaciones que el número de muertos, pero hay que tenerlo en cuenta porque de él depende el estado del sistema sanitario. A más casos, y sobre todo casos graves, los hospitales sufren más presión y los médicos no pueden focalizar todos sus recursos en los enfermos. Está prohibido enfermarse.

Este lunes se reportaron 33.089 casos de coronavirus en España. 4.517 más que este domingo. No obstante, el mayor salto hasta la fecha se dio el sábado 21 de marzo con un total de 4.946 nuevos enfermos. Hasta entonces, y desde el estado de alarma, la evolución había sido la siguiente:

-2.000 contagios el día 15.

- 1.438 el 16.

- 1.987 el 17.

- 2.538 el 18.

- 3.431 el 19.

- 2.833 el 20.

- 4.926 el 21.

- 2.646 el 22.

- 4.517 el 23.

Mientras desde el gobierno apuntan que el pico de contagios se dará esta semana, un informe matemático dela Universidad Politécnica de Valencia indica que el pico tendrá lugar entre el 20 de mayo y el 6 de junio con una media de 800.000 infectados.

Las claves contra el virus: confinamiento y disciplina

Hace cinco días este mismo equipo de investigadores, pertenecientes al Instituto de Matemática Multidisciplinar de la universidad, advirtió que en España podrían registrarse hasta 2,5 millones de infectados en abril. Cálculos ahora desechados porque aseguran que las medidas adoptadas por el estado de alarma y el confinamiento han reducido los contagios hasta la mitad.

El experto del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, también ha anticipado escenarios futuros en los que la ola de contagios reduzca el brío, y la pandemia comience a remitir.

Salvador Illa: “Llegar al pico no significa resolver el problema, es la primera etapa. Después queda doblegar la curva y acabar con el virus”.

“Es probable que se escalen las medidas [del estado de alarma], pero relajarlas demasiado o antes de tiempo se puede reflejar en una segunda ola. Las medidas durarán lo que tengan que durar y se relajarán cuando se tengan que relajar”, apuntó Fernando Simón este lunes en la comparecencia.

Añadió que: “El llegar al pico no implica haber controlado el problema. El llegar al pico implica que tenemos que redoblar los esfuerzos para garantizar que no damos un paso atrás”.

Este experto también fue preguntado por si desde el gobierno esperan aplicar medidas más restrictivas, tal como hizo el gobierno de China en la provincia de Hubei, y más concretamente en Wuhan, zona 0 de la pandemia.

“Nuestro país no es China”, dijo Fernando Simón. “En nuestro país están afectadas todas las comunidades autónomas. No podemos aislarnos del resto del mundo. Necesitamos una capacidad económica mínima que garantice unos niveles de vida dignos. En China se aisló una sola provincia que no representa ni el 4% de la población del país. Hubei tenía más de 30 provincias alrededor que eran capaces de apoyarla y abastecerla sin que el país presente un deterioro de su tejido económico y social”.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, en una rueda de prensa este lunes recordó que “las medidas que se han tomado” en España “son muy estrictas” y por el momento lo único necesario es “que se cumplan”, así como extender por 15 días más el estado de emergencia.

“La mejor nueva medida es seguir cumpliendo de forma ejemplar las acordadas”, agregó.

Cumplirlas significa quedarse en casa siempre que se pueda. No salir más allá de lo estrictamente necesario. Hacer la compra, trabajar desde casa, pasear al perro para que haga sus necesidades…

Illa agregó que “llegar al pico no significa resolver el problema, es la primera etapa. Después queda doblegar la curva y acabar con el virus”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios