alnavio.es

La gira de Guaidó provoca una cumbre mundial en Bruselas por la crisis de Venezuela

viernes 28 de febrero de 2020, 12:34h

Daniel Gómez (ALN).- Juan Guaidó pidió coordinación entre los aliados para resolver la crisis de Venezuela. Y se está logrando. El próximo martes, 3 de marzo, se reunirán en Bruselas diplomáticos de la Unión Europea, Estados Unidos y del Grupo de Lima. Pero en esta cumbre no sólo habrá aliados de Guaidó. China estará presente en el encuentro. Y esto es una noticia positiva, apuntan al diario ALnavío los analistas.

Guaidó pidió coordinación a los aliados y los aliado se coordinan / Foto: CCN
Ampliar
Guaidó pidió coordinación a los aliados y los aliado se coordinan / Foto: CCN

Hubo movimiento en la Cancillería de Argentina este jueves. El ministro de Exteriores, Felipe Solá, se reunió con el enviado especial de la Unión Europea para la crisis de Venezuela, Enrique Iglesias. Más tarde mantuvo una conferencia telefónica con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell. La semana pasada -primero en Bruselas los países de la Unión Europea y luego en Ottawa los representantes del Grupo de Lima- confirmaron su disposición de cuadrar agendas. A principios de febrero también se produjo un encuentro entre Borrell y Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos en Washington con la crisis de Venezuela sobre la mesa.

Ahora todo este movimiento diplomático cobra sentido. El próximo martes, 3 de marzo, habrá una reunión en Bruselas para conseguir una solución política para Venezuela. Lo confirmó este jueves el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.

En el comunicado el gobierno de Alberto Fernández reitera “el firme compromiso para encontrar una solución, en un marco de vigencia del Estado de derecho, a la crítica situación que viven los venezolanos y que está siendo planteada también entre otros países sudamericanos que integran el Grupo de Lima”.

Sobre la reunión en Bruselas, Argentina confirma la participación de “representantes de la UE, Estados Unidos y China, y de otras naciones sudamericanas como Perú y Panamá, entre otros”.

¿Participará Rusia?

¿Convencerán a Putin los aliados internacionales de Guaidó para que apoye una elección presidencial en Venezuela?

Leer más

Fernando Gerbasi, exembajador de Venezuela ante la ONU, llama la atención sobre el “entre otros”. En declaración al diario ALnavío dice que “el ‘entre otros’ significa que todavía los promotores están buscando la confirmación de Rusia en esa reunión”.

Gerbasi recuerda que el gobierno de Vladímir Putin “es el aliado político clave de Maduro. Y para Moscú Venezuela es una pieza importante en su juego geopolítico”.

Rusia, como aliado de Maduro, también lideró una agenda diplomática en paralelo a Juan Guaidó. El canciller, Serguéi Lavrov, estuvo por La Habana, Ciudad de México y Caracas mientras el mandatario venezolano se reunía con el presidente, Donald Trump, en la Casa Blanca.

Lavrov también ha conversado con Mike Pompeo sobre Venezuela. La última vez en un hotel en Alemania en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich. Allí Pompeo le adelantó las sanciones que preparaba Washington contra la filial de Rosneft que vende el petróleo de la estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA, en África y Asia.

La importancia de China (y de EEUU)

Independientemente de la presencia de diplomáticos rusos, a Gerbasi le parece interesante la iniciativa en Bruselas porque se logra el gran objetivo de la gira de Juan Guaidó: la coordinación de los aliados, así como la participación de factores cercanos a Maduro. De ahí que la presencia de China en la reunión, y de la propia Argentina, que mantiene relaciones diplomáticas con el régimen, pero participa y apoya las resoluciones del Grupo de Lima.

Gerbasi apuntó que, si bien China es un aliado de Maduro, “el punto que mueve la diplomacia de Pekín son los intereses comerciales. Si le garantizan seguridad en continuar sus negocios seguirá en Venezuela y no se mostrará reacia a un cambio”.

Maryhem Jiménez, investigadora de la Universidad de Oxford, dijo que “la oposición venezolana necesita ser pragmática y ofrecer a China estabilidad política y económica a cambio de su apoyo”.

Sobre China, la politóloga venezolana Maryhem Jiménez, investigadora de la Universidad de Oxford, agregó a este diario que “la oposición venezolana necesita ser pragmática y ofrecer a China estabilidad política y económica a cambio de su apoyo” porque “sumar a un actor como este, al igual que Rusia y EEUU será fundamental” para resolver la crisis.

Jiménez puntualizó que no será fácil convencer a Pekín. “China ha invertido muchos recursos para apoyar al chavismo. Pero eso no quiere decir que no sea factible un cambio. Por ello es esencial en construir una narrativa y propuesta pragmática que dé a China la seguridad necesaria para su presencia en una posible Venezuela sin Maduro”.

La presencia de funcionarios chinos en la reunión en Bruselas ya se puede considerar como un éxito. Y también la de Estados Unidos.

Si bien Washington y Bruselas son aliados de Guaidó, sus estrategias para afrontar la crisis han ido en direcciones diferentes. Mientras EEUU apostaba por la máxima presión, desde la UE se advertía que las sanciones complicaban más la resolución de la crisis.

“Veremos qué ocurre en Bruselas. Todavía seguimos viendo esta discrepancia de posturas. Que se reúnan todos ya es un paso. Pero Donald Trump viene de sancionar a Rosneft y de plantear más sanciones a las petroleras que hacen negocios allá”, comentó Gervasi.

“Una solución democrática”

Por su parte, tanto la Unión Europea como Latinoamérica apuestan “a una salida pacífica y democrática”. Eso dijo el comunicado de la Cancillería de Argentina.

En esta solución, además de Rusia y China, también cobra fuerza el papel de Cuba. Lo dijo el pasado viernes desde Ottawa el coordinador del Grupo de Lima y embajador de Perú en Washington, Hugo de Zela.

“Pensamos que cualquier país puede ayudar. De hecho, hay dos o tres miembros del Grupo de Lima que están hablando con los cubanos, Actualmente estamos hablando con los cubanos para ver si quieren ayudar”, dijo De Zela, quien es también candidato a la Secretaría General de la OEA (Organización de Estados Americanos).

Se sabe que uno de esos países que está en contactos con La Habana es Canadá. El apoyo de Cuba a Maduro fue uno de los puntos que trató Guaidó con el primer ministro, Justin Trudeau. Otras fuentes diplomáticas consultadas por la agencia EFE confirmaron que Perú y Argentina también estarían negociando con las autoridades cubanas.

El éxito de la gira de Guaidó

Los esfuerzos diplomáticos por encontrar una crisis en Venezuela son también una victoria para Guaidó. Es la prueba de que su gira por Europa y América están dando resultados.

El diario ALnavío adelantó que, en la reunión de Borrell en Bruselas, Guaidó le pidió al alto representante coordinación entre los aliados, y como se ve el alto representante atendió a la propuesta.

Este diario también publicó el resultado de la reunión de Guaidó con la ministra de Exteriores de España, Arancha González Laya, en la Casa de América. Allí el mandatario venezolano insistió en lo mismo, en la coordinación, y la ministra se comprometió a ello.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios