alnavio.es

¿Convencerán a Putin los aliados internacionales de Guaidó para que apoye una elección presidencial en Venezuela?

viernes 21 de febrero de 2020, 12:03h

Daniel Gómez (ALN).- Se cumple uno de los grandes objetivos de la gira internacional de Juan Guaidó: la coordinación de los aliados. Esta semana el Grupo de Lima y la Unión Europea ratificaron que están en la misma ruta. Que la mejor solución para Venezuela es la celebración de elecciones presidenciales. Y que para ello hay que contar con Rusia. El gobierno de EEUU también admitió este punto al decir que las sanciones a Rosneft son una medida de presión para que Moscú convenza a Maduro de unas presidenciales. ¿Pero este es un objetivo realista? Los analistas responden al diario ALnavío.

La UE y el Grupo de Lima reman en la misma dirección / Foto: Gobierno de Canadá
Ampliar
La UE y el Grupo de Lima reman en la misma dirección / Foto: Gobierno de Canadá

“La última declaración del Grupo de Lima deja algo verdaderamente importante. Por fin América Latina y Europa piensan realmente en coordinar sus posiciones”, dijo al diario ALnavío el exembajador de Venezuela ante la ONU Fernando Gerbasi.

“La coordinación entre el Grupo de Lima y el Grupo de Contacto de Europa es una necesidad. Una necesidad que tiene también que coordinarse con una movilización interna en Venezuela. Esta es la única posibilidad de obligar a Maduro a llegar a posiciones a las que no quiere llegar. Y para conseguir esto también es necesaria la colaboración de Rusia y hasta la de Cuba”, agregó el analista y representante de Un Nuevo Tiempo en Madrid, Ysrrael Camero.

“Lo ideal es una negociación a distintos niveles. Un grupo que trabaje más en petit comité para tratar de acercar a las partes en Venezuela, pero luego establecer una corona de apoyo más amplia en la que participen la mayor cantidad de países posibles. Parece que el Grupo de Lima y la Unión Europea van por ahí”, dijo al diario ALnavío la investigadora principal para América Latina del Centro de Relaciones Internacionales de Barcelona, Anna Ayuso.

Este jueves el Grupo de Lima regresó a la escena internacional. Los principales gobiernos de Latinoamérica que reconocen a Juan Guaidó, así como el de Alberto Fernández en Argentina, estuvieron reunidos en Ottawa para buscar una solución para Venezuela. En el comunicado que publicó el gobierno de Canadá se leen dos puntos clave:

- “Si bien la Constitución venezolana convoca elecciones parlamentarias en 2020, la democracia se restaurará completamente en Venezuela sólo a través de elecciones presidenciales libres, justas y creíbles”.

- “El mundo necesita unirse para detener la tragedia humana en Venezuela”.

La celebración de elecciones presidenciales y la unidad internacional son dos puntos que ya recalcó esta semana la canciller de España, Arancha González Laya, tras la reunión del Consejo de Asuntos Exteirores en Bruselas. Esto demuestra que por primera vez Europa y América reman juntos hacia un mismo objetivo, y esto es una victoria de la gira internacional de Guaidó, quien insistió e insistió en la coordinación de los aliados.

Otro punto clave en la reunión del Grupo de Lima fue el llamado a Rusia. Julio Borges, canciller de Guaidó, dijo que “se estableció un plan de trabajo concreto con el que los embajadores, cancilleres y todo el grupo en su conjunto van a presionar a los países para que haya un cambio en Venezuela, fundamentalmente a Rusia que es el que puede influenciar el cambio”.

¿Pero de verdad Rusia es un actor de fiar?

“Por el momento me parece difícil que, si el objetivo son elecciones presidenciales, Rusia apoye el proceso. Sería admitir que Vladímir Putin retira el apoyo a Maduro”, dijo Anna Ayuso.

Para forzar a Moscú a cambiar de posición, el gobierno de Estados Unidos impuso sanciones contra la filial de Rosneft que le vendía a Maduro el petróleo en el exterior. Así lo dijo el enviado especial de Donald Trump para Venezuela, Elliott Abrams. “Sería muy útil que el gobierno ruso, pública o privadamente, le dijera al régimen: Mire, el país está gravemente dañado, es hora de celebrar las elecciones presidenciales y buscar una salida a esta crisis”.

No obstante, Anna Ayuso considera que estas sanciones “no lograrán que el gobierno de Putin cambie su posición, al menos en el corto plazo”. A largo plazo, en cambio, la experta sí añade más posibilidades.

“Por el momento me parece difícil que, si el objetivo son elecciones presidenciales, Rusia apoye el proceso. Sería admitir que Putin retira el apoyo a Maduro”, dijo Anna Ayuso.

“Rusia por las sanciones no va a cambiar su política hacia Maduro. Pero lo cierto es que estamos ante una solución bilateral. Un acuerdo entre Washington y Moscú por Venezuela sería clave. Hay una pregunta: ¿Le conviene a Donald Trump que está en campaña electoral este acuerdo? Creo que le conviene si Trump consiguiera vender este acuerdo sobre elecciones presidenciales en Venezuela como un triunfo. Pero la duda sigue siendo la misma: ¿Qué estaría dispuesto a dar Putin?”.

En línea con el análisis de Ayuso, Fernando Gerbasi añade: “Hoy por hoy el país que más puede influir sobre Maduro y modificar sus políticas es Rusia. Pero para ello es necesario una prenegociación EEUU-Rusia. Rusia enfrenta problemas en Europa en Ucrania y Crimea y por ahí puede ir la negociación. Luego de esa prenegociación las discusiones del Grupo de Lima y el Grupo de Contacto de Europa serán relevantes”.

Ysrrael Camero también considera a Rusia como un actor clave. Pero se hace una pregunta: “¿Qué va a pedir Putin a cambio?”. Camero no responde a su propia pregunta, pero sí señala a Bruselas como un actor clave en este asunto.

“La Unión Europea está buscando una solución negociada. Aunque a veces peca de ingenuidad en el tema de Venezuela, sabe cuáles son los intereses que están en juego, y también sabe cuáles son los intereses de Rusia. Esta interlocución que tiene Europa con ambos lados es clave”, dijo el analista.

Camero también destacó el papel de Argentina. Le parece “fundamental” la participación del gobierno de Fernández en el Grupo de Lima, porque, aunque no apoye a Guaidó como presidente, “tiene interlocución con ambos lados”.

“A Argentina le pasa un poco como a Europa. Tiene contactos con una y otra parte. Y para llegar a una solución al tema venezolano son necesarios los interlocutores de ambos lados”, concluyó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios