alnavio.es

Maduro intenta eliminar a Juan Guaidó pero la Asamblea Nacional lo respalda para reelegirlo presidente el 5 de enero

miércoles 18 de diciembre de 2019, 12:00h
Daniel Gómez (ALN).- “Buscan eliminarnos”. Eso declaró al diario ALnavío Isadora Zubillaga, vicecanciller de Juan Guaidó, en referencia a la medida que tomó Nicolás Maduro este lunes, allanando la inmunidad parlamentaria a otros cuatro diputados. Y es que ya son 35 los perseguidos por el régimen. ¿Influirá esto en la reelección de Juan Guaidó el próximo 5 de enero? Este martes el Parlamento tomó una decisión crucial.
Más de 30 diputados están inhabilitados por Nicolás Maduro / Foto: AN
Ampliar
Más de 30 diputados están inhabilitados por Nicolás Maduro / Foto: AN

El 5 de enero de 2020 es una fecha clave para el futuro político de Venezuela. Entonces la Asamblea Nacional votará para elegir a su presidente. Juan Guaidó cuenta con todas las papeletas para ser reelecto, aunque como declaró recientemente al diario El País, existe una “muy escasa” posibilidad de que no sea así.

Esta pequeña variable tiene que ver con Nicolás Maduro. Con un régimen que ha intentado todo tipo de maniobras para desarticular a la Asamblea Nacional. Es la única institución legítima del país, y la institución por la que Guaidó es reconocido como presidente encargado por más de 50 países. Por eso Maduro está tan empeñado en los comicios parlamentarios de 2020.

“Los diputados de la Asamblea Nacional están muy claros y tenemos la mayoría y la voluntad suficiente para reelegir a nuestro presidente el 5 de enero”, confirmó al diario ALnavío Isadora Zubillaga, vicecanciller de Juan Guaidó.

“El régimen intentó comprar, sobornar y chantajear a diputados con una estrategia de maletines que no les funcionó porque lo denunciamos. Entonces ahora buscan eliminarnos por la vía de la persecución”, dice al diario ALnavío la vicecanciller de Juan Guaidó y embajadora en París, Isadora Zubillaga.

Zubillaga se refiere a la medida que tomó este lunes el Tribunal Supremo de Justicia, “el ilegítimo”, aclara la vicecanciller, allanando la inmunidad parlamentaria a Jorge Millán, Luis Stefanelli, Hernán Alemán y Carlos Lozano.

“Eso es lo que ellos saben hacer: perseguir. Son el régimen del terror”, agregó.

Con estos, ya son 35 diputados perseguidos por Nicolás Maduro. Uno se encuentra encarcelado, 30 en el exilio, y de los últimos cuatro imputados se desconoce su paradero.

En un comunicado, la Asamblea Nacional explicó que “la decisión de la dictadura de Nicolás Maduro busca quebrar la moral y la unidad de los diputados” e “impedir la elección de Juan Guaidó”.

¿Pero lograrán impedirla?

Maduro desconfía de los militares y lo militares desconfían de la oposición

Leer más

“Los diputados de la Asamblea Nacional están muy claros y tenemos la mayoría y la voluntad suficiente para reelegir a nuestro presidente el 5 de enero”, confirmó la vicecanciller.

Pese a la treintena de diputados perseguidos, el Parlamento tenía garantizada la mayoría para elegir a Guaidó. Pero se estrechaban los márgenes y la amenaza de que Maduro intensificara la represión persistía. De ahí la medida aprobada este martes.

Con la aprobación de 93 parlamentarios de 167, la Asamblea Nacional emprendió una reforma del reglamento y dio luz verde al voto virtual. El objetivo es que los diputados reprimidos puedan participar en las sesiones. No asistieron a la votación los parlamentarios chavistas, ni los cinco señalados de recibir sobornos por parte del chavismo. Tampoco los cuatro escaños de la Fracción 16 de Julio, que responde a la líder opositora María Corina Machado.

Estos explicaron en Twitter el motivo de su ausencia: “La Fracción 16 de Julio ratifica que no asistió en protesta por una agenda irrelevante. Nunca nos fue informado de reforma al reglamento. Pero tampoco nos parece éticamente sostenible reformar el reglamento sin debate y deliberación”.

A Millán, Stefanelli, Alemán y Lozano el régimen les imputó cargos como traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil e instigación pública a la desobediencia de las leyes.

Todo surge de la denuncia que hizo el sábado el ministro de Comunicación de Maduro, Jorge Rodríguez, presentando supuestos “planes terroristas” liderados por Guaidó y Leopoldo López, líder de Voluntad Popular asilado en la residencia del embajador español en Venezuela. Se suponía que el domingo los diputados liderarían una insurrección militar para tomar el control del estado Sucre con armas del cuartel general Mariscal Sucre y el Comando Zonal de la Guardia Nacional Bolivariana. Las pruebas que presentó Rodríguez fueron algunas diapositivas y capturas de conversaciones de WhatsApp.

Los Rodríguez han estado en el foco mediático estos últimos días. Se supo este domingo que la hermana del ministro de Comunicación, la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, mantuvo conversaciones secretas con el mercenario y magnate Erik Prince. Según reveló la agencia Bloomberg, Prince le ofreció a Rodríguez asesoría y entrenamiento a la policía chavista para proteger y garantizar una futura elección.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios