alnavio.es

El nuevo presidente de BBVA no tiene despacho y no se despega del móvil

domingo 30 de septiembre de 2018, 12:00h

Daniel Gómez (ALN).- Carlos Torres Vila forma parte de una nueva generación de directivos. En su primera entrevista, aparece con la camisa arremangada. El sustituto de Francisco González se define como un líder “genuino”, con un punto de vista propio. Eso sí, continuará con la obra de González. Con la revolución digital.

Torres Vila no se separa del móvil y siempre carga con mochila / Foto: BBVA
Torres Vila no se separa del móvil y siempre carga con mochila / Foto: BBVA

Datos y clientes. Es el foco de la era Carlos Torres Vila como presidente de BBVA. El todavía consejero delegado relevará a Francisco González el 31 de diciembre de 2018, y lo hará reafirmando la apuesta digital iniciada hace un lustro.

“Tenemos una gran oportunidad: ayudar a nuestros clientes a tomar mejores decisiones, adelantarnos a sus problemas, simplificar la gestión del dinero, ayudarles a que cumplan sus objetivos vitales o de negocio”, dijo Torres Vila en una entrevista para el equipo de comunicación del banco.

En este sentido, señaló que a futuro ve a BBVA como “un asesor personalizado para que los clientes tomen las decisiones adecuadas para cumplir sus objetivos y que el dinero no sea una barrera, sino un facilitador”.

Para convertir al banco en un asesor personalizado los datos son clave. Es la manera de conocer mejor a los clientes. De ahí la importancia de los canales digitales, y también del teléfono móvil.

“Los clientes cada vez más interactúan por los canales digitales, sobre todo por el móvil. Cuando los clientes los utilizan están más satisfechos, interactúan más con el banco y son más fieles. Y ese foco común en la transformación en todos nuestros países se ancla en valores, algo que históricamente ha estado muy presente en la cultura de BBVA”, dijo.

Un directivo de nueva generación

BBVA quiere que la gente conozca mejor a su nuevo presidente. De ahí la entrevista. Francisco González copaba los focos. Era el visionario. Quien decidió poner a BBVA a la vanguardia de la industria financiera. Pero a su lado, casi como una sombra, estaba Torres Vila. El ejecutor.

Este ingeniero y abogado de 52 años entró al banco en 2008 como director de estrategia y miembro del consejo de dirección tras una etapa en Endesa y McKinsey & Company. En 2014 pasó a liderar la unidad digital de BBVA, y en 2015 lo nombraron consejero delegado.

“BBVA es hoy una compañía muy diferente a como yo la conocí en 2008”

“BBVA es hoy una compañía muy diferente a como yo la conocí en 2008. Los primeros años estuvieron marcados por la profunda crisis financiera, pero ya entonces BBVA tenía una visión muy clara sobre la necesidad de transformación de la industria”, comentó el futuro presidente.

Torres Villa forma parte de una nueva generación de directivos. Su indumentaria así lo demuestra. La entrevista la concede sin chaqueta de traje. Lleva la camisa con las mangas recogidas hasta el antebrazo. Dos fotos le sacaron. Y en las dos, posa con el móvil en la mano. Es inseparable, como también lo son el termo y la mochila.

También reveló que trabaja sin despacho. Fue una innovación suya. Quiere reducir las jerarquías a la hora de comunicarse para que todo sea más ágil. Este cambio cultural también forma parte de la transformación digital.

En la entrevista elogió a González. “Entendió, antes que nadie en la industria financiera, el reto que supone competir en la era digital”, comentó. Y anticipó que bajo su liderazgo se mantendrá una etapa continuista. Centrada en lo digital, en los canales móviles y, sobre todo, en el cliente.

También se definió como líder. “Genuino”, esa es para él la cualidad primordial. “Se trata de decir lo que de verdad se piensa y no lo que creemos que los demás quieren escuchar. Ser genuino es tener tu propio punto de vista, tener una opinión independiente, y tomar las decisiones difíciles, necesarias para trabajar en lo que crees”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios