alnavio.es

El frenazo del turismo también debilita la economía española

martes 25 de septiembre de 2018, 10:00h

Daniel Gómez (ALN).- La industria turística en España crecerá 2% en 2018, según Exceltur. Eso es seis décimas por debajo de lo proyectado en julio. El débil dato se suma al índice de ocupación hotelera de agosto reseñado por el INE, el cual cae por tercer mes consecutivo. También a las previsiones de BBVA Research, que advierte sobre un frenazo de la economía española.

La industria turística sufre un frenazo de seis décimas / Flickr: Edgardo W. Oliveira
Ampliar
La industria turística sufre un frenazo de seis décimas / Flickr: Edgardo W. Oliveira

La economía española sigue mostrando signos de debilidad. Persisten las dudas sobre la demanda externa, la creación de empleo pierde fuelle, y además el turismo, el sector más dinámico del país, evoluciona más lento de lo esperado.

La asociación turística número uno de España, Exceltur, indica que el sector crecerá 2% en 2018. Esto está seis décimas por debajo de lo proyectado en julio. Su vicepresidente ejecutivo, José Luis Zoreda, lo confirmó este lunes en un acto en Madrid que reseñó la agencia EFE.

Agregó que no se trata “un derrumbe”, y que la revisión a la baja está motivada “por el menor dinamismo de los principales mercados emisores, así como por la recuperación de los destinos competidores en el Mediterráneo”. A estos factores suma el buen tiempo que se vivió en Reino Unido y Alemania en verano, lo cual retuvo a los viajeros en sus países.

Los datos de Exceltur provienen de un estudio del Consejo General de Economistas. En él se precisa que el turismo representa más de 11% del Producto Interior Bruto y concentra más del 13% del empleo.

Exceltur aclara que la menor actividad turística no se trata de “un derrumbe”

Poco más de la mitad de las empresas del sector (231.653 sobre 408.461) tienen asalariados y sólo 658 tiene más de 200 trabajadores. Esto quiere decir que el sector está dominado por microempresas y pymes. “Una reducida dimensión empresarial del sector en España que imposibilita importantes inversiones en este capítulo”, agregó el catedrático en Economía y director del estudio, José María Casado.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) también publicó datos relacionados con el turismo este lunes. Fueron los de la ocupación hotelera en agosto, que cae por tercer mes consecutivo (-1,3%), demostrando el ligero debilitamiento del sector.

En ese mes se cubrieron 76,31% de las plazas ofertadas, con un descenso anual de 1,4%. Las pernoctaciones en los hoteles cayeron 0,6% y la estancia media por viajero bajó 2% a 3,7 días.

En agosto, los hoteles españoles registraron 46,4 millones de pernoctaciones, 0,56% menos que en el mismo mes de 2017. El descenso se suma a los de julio (-2,1%) y junio (-1,22%).

Pese a la menor demanda, hay una buena noticia: el ingreso medio diario por habitación disponible subió hasta los 84 euros, 0,6% más.

Un proyecto común y conciso

Aunque el vicepresidente de Exceltur no se pone tremendista, dice que es el momento de reflexionar “en profundidad ante la desaceleración de la actividad turística y afrontar los retos a los que se enfrenta el sector”.

Los desafíos son consensuar un plan estratégico liderado por el Gobierno que cuente con la colaboración e integración de empresas y administraciones públicas, y que defina la gama de productos por los que hay que apostar para atraer al turismo.

La misma línea en la que se pronunció el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich. Este detectó una dispersión en materia de ordenación del turismo, por lo que urge “impulsar la necesaria coordinación a nivel del Estado, en un sector que, más que muchos otros, debe constituir un proyecto común”.

De ahí que diga que “es urgente una aproximación y coordinación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de las administraciones españolas, así como en algunas materias específicas como son la imagen y marca, los transportes, los contratos de bienes de uso turístico o la publicidad internacional”.

El frenazo de la economía española

BBVA Research ya advirtió hace dos semanas que este verano el turismo sería “menos dinámico” que en ejercicios anteriores. Este factor fue uno de los que contribuyeron a revisar a la baja el crecimiento del PIB en el tercer trimestre.

Este apenas progresará 0,6% hasta septiembre de 2018. El menor rendimiento turístico contribuyó a que la demanda externa siga siendo volátil.

El mercado laboral también preocupa. Y lo hace por dos motivos, según BBVA. Primero, porque en el primer semestre se crearon 146.167 empleos. Una mejora trimestral de 0,8%, pero una caída de 0,1% respecto al mismo periodo de 2017. El segundo motivo tiene que ver con la productividad. Es 0,2% más baja que hace un año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios