alnavio.es

La teleco de Carlos Slim se fortalece en el Brasil de Telefónica

jueves 19 de julio de 2018, 17:00h

Daniel Gómez (ALN).- América Móvil sabe que en México, a raíz de la reforma de las telecomunicaciones, perderá influencia en su gran mercado. Por eso se fijan en Brasil. La teleco está reforzando las redes inalámbricas y en el horizonte sobrevuela una posible compra de activos. Carlos Slim lo tiene todo medido y la que debe estar al tanto es Telefónica, que hasta el momento es la gran operadora de Brasil.

La teleco de Slim es la segunda operadora móvil en Brasil / EFE: Brasil Lorenzo
Ampliar
La teleco de Slim es la segunda operadora móvil en Brasil / EFE: Brasil Lorenzo

América Móvil, propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, dice que es la teleco más convergente de Brasil, la que tiene la red más rápida y la que luce un mayor crecimiento por medio de redes inalámbricas.

Brasil es el segundo mercado de América Móvil. Allí opera desde el 2004. Son un actor fuerte en país, y la intención es seguir ganando músculo. Sobre todo ahora que en México, sí o sí, perderán cuota de mercado debido a la reforma de las telecomunicaciones que impulsó el gobierno de Enrique Peña Nieto. Uno de los retos de esa ley es terminar con el monopolio de Slim.

América Móvil, más pendiente que nunca de Brasil, tiene delante a Telefónica, líder absoluto en el país. La cuota de mercado de la teleco española supera en seis puntos a la de Slim y los datos del regulador muestran que sigue ganando más clientes que ninguna.

No obstante, desde América Móvil muestran optimismo. Ven una evolución positiva en la compañía, crecen en orgánico y en el horizonte se especula sobre una posible compra de activos. Los que subastará la Compañía Energética de Minas Gerais (Cemig Telecom) el próximo 8 de agosto.

“Estamos revisando los datos. Todavía no sabemos si estamos interesados ​​o no. Estamos en el proceso y estamos revisando la información. Si la operación tiene sentido para nosotros, y el precio se ve bien, entonces creo que lo haremos”, dijo a los analistas Daniel Hajj Aboumrad, director ejecutivo de América Móvil y yerno de Slim.

Cemig es una empresa del Estado brasileño que pone en venta su brazo de telecomunicaciones para rebajar la abultada deuda pública. Ofertará dos lotes. Uno con un precio mínimo de 87,2 millones de dólares con activos en Minas Gerais, Sao Paulo y Río de Janeiro. Y otro con activos en Ceará, Bahía, Pernambuco y Goias, cuyo precio inicial será de 8,4 millones de dólares.

Además de América Móvil, otras telecos como Globenet, Algar Telecom, Vogel y UBS AG, se mostraron interesadas. También Telefónica, la empresa número uno del mercado de las telecomunicaciones en Brasil.

Según datos del regulador Anatel, Vivo, la marca comercial de Telefónica, controla 31% del mercado. Le sigue la firma de Slim, Claro, con 25% de la cuota. Más lejos queda la estatal Oi, con 16%.

Como muestran los datos, América Móvil no está tan lejos de Telefónica. Y los activos de Cemig podrían ayudarle a reducir esa brecha. No obstante, el mensaje que lanzan desde el equipo directivo es de tranquilidad. Claro está creciendo bien, con productos de calidad y la consolidación en el mercado se logrará por si sola.

Las fortalezas de América Móvil en Brasil

Dice América Móvil que tiene la red móvil más rápida de Brasil / Foto: Claro

“No tenemos prisa por la consolidación. Creo que tenemos todo. Tenemos una buena compañía de cable. Estamos creciendo en buena forma. Contamos con banda ancha fija inalámbrica y realmente estamos teniendo una muy buena red inalámbrica. Entonces, eso es bueno para nosotros y nos estamos moviendo en esa dirección”, dijo Hajj Aboumrad.

América Móvil presentó los resultados del segundo trimestre de 2018 esta semana. Sobre el papel el ejercicio fue desastroso. El impacto de las divisas, sobre todo en Brasil y México, sus principales mercados, les hizo perder 94,3% del beneficio respecto al mismo trimestre de 2017. No obstante, se mantuvieron en ganancias con 41 millones de dólares.

La letra pequeña del informe revela datos más alentadores. En especial en Brasil. En este mercado, los ingresos del servicio inalámbrico fueron 12% superiores, cuando en el mismo trimestre de 2017 totalizó 8%.

Esto revela un crecimiento mayor que el del resto de sus competidores. Según informes de Bank of America, Telefónica incrementará los ingresos por servicios inalámbricos “a ritmo medio o bajo”.

Al respecto, el directivo de América Móvil precisó que confían en crecer en este concepto a ritmo de 9%, quizá un poco más. Llevan dos ejercicios concentrados en los servicios inalámbricos, y eso les ha permitido, en palabras de Hajj Aboumrad, “tener la mejor red 4.5G del mercado”.

“La gente prefiere nuestra red y creo que nuestro crecimiento va de mano con el mercado. Tenemos muy buena infraestructura. Somos convergencia. Eso es otra cosa importante. Somos el único que es realmente, realmente convergente. Por lo tanto, le estamos dando a nuestros suscriptores fijos tarifas móviles, y a nuestros suscriptores móviles tarifas fijas”, concretó.

Pérdida de influencia en México

América Móvil ha tenido buenas palabras para el nuevo presidente de México / Foto: AMLO

El fortalecimiento en Brasil también coincide con el estado de América Móvil en México. En este momento, conservan más de 60% de la cuota de mercado. Esta caerá. O al menos, eso es lo que pretende la nueva ley de telecomunicaciones, la cual se puso como objetivo romper el monopolio de la teleco de Slim dando entrada a nuevos competidores.

Una de las operadoras que quiere reforzarse es Movistar, de Telefónica. Las cosas van más lentas de lo esperado y en este momento, la compañía española apenas ostenta 22% de la cuota de mercado.

Por el momento, el plan del grupo español es mantenerse en las áreas metropolitanas y crecer de forma orgánica en México. Así lo confirmó Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica, en la presentación de resultados del primer trimestre de 2018 en abril.

Este 26 de julio este directivo volverá a comparecer para compartir los datos del segundo trimestre, y ahí advertirá de las novedades en México. Ya dijo que en Telefónica también “barajan posibles cambios de estrategia” para reforzarse en el país latinoamericano.

América Móvil no participó en la campaña de apoyo a López Obrador en la que sí estuvieron Bimbo, Cinépolis y Kimberly Clark

Otro punto a tener en cuenta es el clima político en México. Andrés Manuel López Obrador fue elegido presidente el pasado 1 de julio. En la campaña, las discrepancias entre Slim y el mandatario, todo un referente de la izquierda, fueron obvias.

Tanto que el magnate dio una de sus medidas y contadas ruedas de prensa para defender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México. En campaña, López Obrador manifestó su intención de cancelar las obras. Pero ahora ha suavizado esta iniciativa.

También llama la atención que América Móvil no participó en la campaña de apoyo a López Obrador en la que sí estuvieron multinacionales mexicanas como Grupo Bimbo, Cinépolis y Kimberly Clark.

Pese a todo, Hajj Aboumrad tuvo buenas palabras para el presidente electo cuando fue preguntado por los inversores. “Creo que este Gobierno [en referencia al Ejecutivo de López Obrador], en mi opinión, por lo que estoy leyendo, quiere más cobertura y dar más acceso a internet a todas las personas. Y creo que eso está bien”, dijo.

Mientras, América Móvil sigue a lo suyo en México. Saben que la competencia aumenta, pero su posición les hace jugar con ventaja. “Todavía estamos con muchas promociones en el mercado, tanto en el móvil como en el fijo. Queremos ser competitivos”, explicó el yerno de Slim.

No obstante, los márgenes de explotación están disminuyendo. Estos crecieron 2%, y según los informes de Barclays, es un ritmo más débil de lo esperado. El motivo, comentó el directivo, es una política de control de costes que ha hecho que los ingresos en fijo no crezcan con tanta fortaleza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios