alnavio.es

La magia de los Beatles navega por el mundo en un lujoso crucero de Norwegian

lunes 18 de junio de 2018, 09:00h
Oscar Medina (ALN).- Más allá del esperado nivel de confort de las habitaciones, de las piscinas y los salones de spa, Bliss, el nuevo barco de la línea Norwegian, hace un énfasis especial en el entretenimiento para todas las edades. Y uno de los atractivos más originales es una reproducción de The Cavern, el mítico club de Liverpool donde comenzó la leyenda de la banda que cambió para siempre el curso de la música.
La “caverna” de Los Beatles viaja por el mundo en el Bliss / ALN: Mariana Zapata
La “caverna” de Los Beatles viaja por el mundo en el Bliss / ALN: Mariana Zapata

En estricto sentido, este barco tiene muchas cosas destacables. Para empezar, es uno de los cruceros más grandes del mundo en este momento. Y en mayo se convirtió en la embarcación de pasajeros de mayor envergadura en cruzar por el Canal de Panamá desde su expansión culminada en 2016, para pasar desde el Atlántico al Pacífico, rumbo a Los Ángeles en el viaje inaugural.

Pero hay otros elementos que marcan la diferencia: si eres fan de The Beatles –y de esos hay millones- entre las atracciones del Norwegian Bliss está una reproducción de The Cavern Club, el bar de Liverpool donde se empezó a escribir la historia de la banda que cambió para siempre el curso de la música. Y, por supuesto, la atracción incluye una agrupación haciendo covers de The Beatles.

Así describe parte de la experiencia la revista Travel Weekly: “Siendo un poco cauteloso con los imitadores, admito que no estaba seguro de qué esperar de la banda de covers de los Beatles. Para mi gran sorpresa, una vez que llegué, no quería irme, a pesar de que el lugar estaba repleto de gente llenando todos y cada uno de los espacios disponibles. Los miembros de la banda eran muy talentosos y claramente se divirtieron. Su energía y espíritu, junto con la música, eran contagiosos, y para el final del set, todos se habían levantado de sus sillas, cantando y bailando y pidiendo bises”.

“Los miembros de la banda eran muy talentosos y claramente se divirtieron. Su energía y espíritu, junto con la música, eran contagiosos”

El Norwegian Bliss es el “estreno” de la Norwegian Cruise Line. Se trata de una embarcación de 168.000 toneladas –la más grande de la línea-, con capacidad para 4.004 pasajeros y que salió de astilleros alemanes el pasado 19 de abril para emprender a los pocos días una serie de actos de exhibición por Europa y posteriormente cruzar hasta Estados Unidos para recibir el bautizo oficial a finales de mayo.

En sus rutas viajará por Alaska, Las Bahamas y Florida, el Caribe, la Riviera Mexicana, la Costa del Pacífico (Estados Unidos) y hará otros viajes que incluyen el paso por el Canal de Panamá.

¿Y qué más?

Está claro que “la caverna” es sólo una de muchas opciones de disfrute. En este barco se ha hecho un trabajo especial en materia de espectáculos. La “cartelera” incluye Jersey Boys, el célebre show de Broadway. Y no se trata de una simple recreación de este musical: los propios creadores de Jersey Boys asesoraron y participaron en la adaptación especial para el Bliss, con lo cual el resultado final es lo más fiel posible a la versión original.

Las noches del Bliss ofrecen también el espectáculo Havana!, en el que se interpreta una historia que ocurre en un club nocturno cubano de los años 50 bajo un concepto similar a los musicales de Broadway con canciones compuestas por la ganadora del Grammy latino Albita y coreografías de Warren Carlyle, director y coreógrafo con varios premios Tony en su currículo.

Primer destino: Alaska

El Bliss –en el que se invirtieron 1.000 millones de dólares- tiene 19 pisos y para recibir a los huéspedes cuenta con 308 minisuites, 1.088 habitaciones con balcón, 111 del tipo oceanview, 374 internas y 82 pequeñas tipo estudio. En esos 19 niveles se reparten igualmente 17 bares y lounges y más de 29 opciones gastronómicas, incluyendo restaurantes especializados en cocina toscana, del mar, barbacoa de Texas, mexicana, francesa y hasta una heladería italiana.

Y esto con una ventaja para quienes no quieren preocupaciones de horario: no hay que hacer reservaciones y se puede comer a la hora que el viajero guste. Sin etiquetas, sin formalidades.19 pisos de diversión y confort para todos / Foto: Norwegian line

La promoción del Norwegian Bliss se ufana especialmente de dos asuntos: de contar con un gran salón mirador bajo techo con vista panorámica de 180 grados y de tener la pista de go karts más grande que flote sobre los mares del planeta.

Y, claro, hay mucho más: casino, tiendas, spa, gimnasio, áreas de juegos para niños y jóvenes, toboganes de agua alucinantes, piscinas, salas de videojuegos… Por estos días hace la ruta a Alaska desde Seattle (Estados Unidos) y en noviembre comienza a recorrer el Caribe zarpando desde Miami.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios