alnavio.es

Los narcos camuflan la cocaína que llega a Algeciras dentro de piñas, cocos y nueces

miércoles 23 de mayo de 2018, 10:00h

María Rodríguez (ALN).- Los narcotraficantes recurren a distintos subterfugios para que la droga pase los controles aduaneros y policiales en España, camino a Europa. Desde fardos ocultos en contenedores marítimos con frutas tropicales hasta vaciar nueces y rellenarlas de cocaína. Todo vale en su mundo, aunque las autoridades también se las ingenian para descubrir el truco y detenerlos.

La Policía y la Guardia Civil también se las ingenian para detectar la droga / Foto: Guardia Civil
Ampliar
La Policía y la Guardia Civil también se las ingenian para detectar la droga / Foto: Guardia Civil

Para que la cocaína llegue a España y de ahí salte a Europa, los narcotraficantes recurren a la imaginación. Camuflan la droga de mil formas con tal de superar los controles aduaneros y policiales. Las prácticas más detectadas por las autoridades consisten en ocultar los fardos en contenedores con frutas tropicales, especialmente plátanos. Es el llamado método del rip-off o gancho ciego. Pero hay otras fórmulas, como esconder la cocaína en nueces, pesas de gimnasio, bobinas de hilo… y hasta en ropa de bebé (Leer más: De dónde y cómo llega la cocaína que entra por el sur de España).

Manjón-Cabeza: “Mientras la droga esté prohibida y sea un negocio criminal fantástico, se inventará de todo para transportarla”

“Mientras la droga esté prohibida y sea un negocio criminal fantástico, se inventará de todo para transportarla. Esos subterfugios son consecuencia de la prohibición”, explica al diario ALnavío Araceli Manjón-Cabeza, profesora titular de Derecho Penal en la Universidad Complutense de Madrid y directora de la Cátedra Extraordinaria UCM ‘Drogas Siglo XXI’.

Para Manjón-Cabeza, “el método más llamativo, por las horribles circunstancias y consecuencias, es el de las mulas de la coca, un verdadero drama”, subraya. Se trata de individuos que transportan la droga dentro del cuerpo, arriesgando tanto la libertad como la propia vida. Ingieren la droga en cápsulas resistentes por horas al ácido gástrico del estómago. Una vez llegados al lugar de destino, las defecan.

Estos son otros de los métodos más sorprendentes utilizados por los narcos para el tráfico de drogas:

1.- En contenedores de frutas tropicales

Imagínense un contenedor de transporte marítimo que viene con mercancía y documentación legal y llega al puerto en cuestión. Dentro del contenedor hay plátanos, pero entre la fruta puede encontrarse una decena de mochilas cargadas con cocaína. En las últimas incautaciones de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en Algeciras, en la comarca del Campo de Gibraltar (al sur de España), utilizaron este método. En dos operaciones las autoridades incautaron más de 1.300 kilos de cocaína.

2.- Dentro de piñas

En enero, la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Judicial de Portugal, desarticuló una red de narcotraficantes especializada en el tráfico de cocaína. Se incautaron 745 kilos de esta sustancia. ¿Lo más sorprendente? Que la cocaína iba camuflada en piñas. Esta fruta, previamente vaciada, se rellenaba con cilindros de droga recubiertos de cera amarillenta. Un vídeo de la Policía publicado en Twitter muestra el resultado.

3.- En cocos frescos

Y si hubo alguien al que se le ocurrió ocultar droga en piñas, otro pensó que sería mejor camuflarla en cocos. Este también fracasó. En junio de 2017, la Guardia Civil desarticuló una organización que importaba desde España cocaína líquida inyectada en cocos. Las autoridades incautaron 50 kilos de esta sustancia en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

4.- Escondida en nueces

Otra idea descabellada pero real llevó a un traficante a esconder la cocaína en nueces. Ocurrió al menos una vez, aunque hace ya siete años. La Guardia Civil detuvo en el Aeropuerto de El Prat (Barcelona) a una mujer que viajaba con 3,8 kilos de cocaína oculta en estos frutos secos (previamente vaciados) y botellas de vino.

Las dos bolsas de nueces contenían 111 unidades de frutos secos. Cada nuez albergaba seis gramos de droga. El resto del alijo se encontraba en tres botellas de vino repletas de cocaína líquida.

Existen numerosas maneras de camuflar la droga / Foto: Guardia Civil

5.- En pesas de gimnasio, ropa de bebé, bobinas de hilo…

Cuando un traficante de drogas exprime tanto la imaginación puede dar con ideas aún más absurdas. Por ejemplo, la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera interceptaron en noviembre de 2017 en Alicante (este de España), un paquete de 15 kg de cocaína escondido en el interior de un cilindro metálico que simulaba una pesa de gimnasio. El paquete procedía de Chile.

En agosto de ese año la Guardia Civil detuvo en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona a una pasajera de nacionalidad peruana que intentaba entrar en España con seis kilogramos de droga escondidos en ropa de bebé.

En otra operación, esta vez en septiembre de 2016, en Alicante, la Policía Nacional incautó 10 bobinas de hilo de diferentes colores con tres kilos de cocaína en su interior. Procedían de Colombia.

Vista la retahíla de invenciones, ¿cuál será el próximo producto en el que se ocultará la droga para intentar pasar los controles policiales?

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios