alnavio.es

El BID presta 300 millones de dólares a Colombia para invertir en energías renovables

lunes 04 de diciembre de 2017, 08:30h
Redacción (ALN).- Con el fin de asegurar el suministro eléctrico a las zonas del país que no tienen acceso a este y ampliar la generación de energías renovables, el Banco Interamericano de Desarrollo concede un préstamo de 300 millones de dólares a Colombia.
El Gobierno de Juan Manuel Santos utilizará el crédito del BID para mejorar la red eléctrica de Colombia / Flickr: Global Panorama
Ampliar
El Gobierno de Juan Manuel Santos utilizará el crédito del BID para mejorar la red eléctrica de Colombia / Flickr: Global Panorama

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgó un préstamo de 300 millones de dólares (253 millones de euros) a Colombia destinado al desarrollo del Programa Nacional para Asegurar un Suministro de Energía Sostenible y Eficiente. El proyecto apoyará un proceso de reformas políticas destinadas a asegurar la oferta eficiente de energía eléctrica en el Sistema Interconectado Nacional y las Zonas No Interconectadas, con el fin de reducir la vulnerabilidad del sector energético frente a los efectos del cambio climático y aumentar el acceso eléctrico, según informó el BID.

El jefe del Equipo de Proyectos del organismo, José Ramón Gómez, dijo que “contribuir con una mayor seguridad y eficiencia en el suministro eléctrico no sólo ofrece fuentes más limpias, sino que reducirá los costos de electricidad con un efecto positivo en el ingreso de los consumidores y ahorros fiscales por menores subsidios a los usuarios de bajos recursos”.

El proyecto apoyará un proceso de reformas de políticas destinadas a asegurar la oferta eficiente de energía eléctrica

Según informa la institución en un comunicado, Gómez añadió: “A su vez mejores precios de energía representan ganancias en competitividad por menor costo-país, beneficiando al comercio, a la industria y al final a la población en todos los sectores de demanda”.

El sector energético de Colombia enfrenta, según el BID, dos deficiencias críticas. La primera es el riesgo de no poder garantizar un suministro eficiente de energía frente al estrés sistémico, en particular eventos como el fenómeno de El Niño.

La segunda es la baja cobertura en comunidades remotas que no pueden conectarse a la red nacional. A este respecto, se estima que más de 470.000 familias rurales en Colombia no tienen servicio de electricidad. Estas comunidades se encuentran en áreas muy alejadas del Sistema Interconectado Nacional, lo que hace que sea financieramente inviable ampliar el servicio de la red.

El crédito del BID tiene un plazo de amortización de ocho años y un período de gracia de igual duración

El BID y el Gobierno colombiano esperan que el programa garantice el abastecimiento de energía mediante la diversificación de la matriz energética con fuentes no convencionales de energía renovable y el incremento de los intercambios de energía a nivel internacional. El organismo también apoyará la adopción de reformas y políticas para el fortalecimiento del mercado eléctrico, incluyendo medidas que permitan garantizar la oferta de gas natural para generación eléctrica, promover la gestión eficiente de la demanda eléctrica y optimizar el funcionamiento del Ministerio de Minas y Energía.

El crédito del BID tiene un plazo de amortización de ocho años, un período de gracia de igual duración y una tasa de interés basada en el Tipo Intercambiario de Oferta en Londres (LIBOR, por sus siglas en inglés). La agencia ejecutora del programa es el Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia, en coordinación técnica con el Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de Minas y Energía.

Redacción

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios