alnavio.es

Con Carlos Slim FCC salva proyectos y opta a un nuevo contrato millonario en Panamá

viernes 10 de noviembre de 2017, 15:00h

María Rodríguez (ALN).- El grupo español FCC, del que el magnate mexicano Carlos Slim es el accionista mayoritario, superó la calificación necesaria para pasar a la siguiente fase en un proyecto vial de 322 millones de dólares en Panamá. De adjudicarse el contrato, la compañía se reforzaría en un país donde estuvo a punto de perder un importante proyecto: las obras de la Línea 2 del Metro de Panamá, salvadas por un crédito de Slim de 780 millones de dólares.

FCC presupuestó el proyecto en 350 millones de dólares, las autoridades panameñas en 322 millones / Foto: David Fernández
Ampliar
FCC presupuestó el proyecto en 350 millones de dólares, las autoridades panameñas en 322 millones / Foto: David Fernández

La compañía española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), de la que es accionista mayoritario el magnate mexicano Carlos Slim, continúa en la pugna para hacerse con el proyecto de ampliación a seis carriles de un tramo de 21 kilómetros de la vía Panamericana a su paso por Panamá, según recoge la agencia EFE. El Ministerio de Obras Públicas panameño (MOP) apuntó este jueves que el precio de referencia de la obra está estimado en más de 322 millones de dólares (276 millones de euros).

De adjudicarse el proyecto a FCC, la compañía se reforzaría en un país donde a punto estuvo de perder un contrato clave: las obras de la Línea 2 del Metro de Panamá. El proyecto entró en punto muerto una vez salió a la luz el escándalo de corrupción de la multinacional brasileña Odebrecht, máxima accionista del consorcio. Las corruptelas del grupo brasileño espantaron a los inversores y a la banca. Entidades como Citibank, Deutsche Bank y los japoneses Mizuho y Bank of Tokio le retiraron su apoyo, según publica el diario El Confidencial.

FCC presupuesta el proyecto en 350 millones de dólares frente a los 322 millones de las autoridades panameñas

Estos inversores no veían liquidez en las operaciones de la constructora española. Para que no se diluyera el proyecto, Slim, a través del Grupo Financiero Ibursa, concedió dos líneas de crédito a FCC. Una primera más pequeña en febrero de 2017 de 130 millones de dólares y una más suculenta el pasado agosto, que el mismo diario cifró en 628,7 millones de dólares (540 millones de euros). En total 780 millones de dólares (664 millones de euros) para eludir la pérdida de una obra de 1.651,8 millones de dólares (1.418 millones de euros).

FCC era propietaria del 40% del consorcio formado con Odebrecht, que en 2015 ganó la adjudicación por 1.857,70 millones de dólares (1.651,8 millones de euros). Tal como apuntó El Confidencial, se desconoce de dónde se han obtenido los dólares restantes para culminar el proyecto, que además debe acabarse antes de la fecha comprometida. El Gobierno de Panamá pidió que se adelantase a diciembre de 2018 en lugar de la primavera de 2019 para que estuviese listo de cara a la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en enero de ese año, que contará con la presencia del papa Francisco.

Que FCC se mantuviese solvente en Panamá también era necesario para mantener los planes del grupo. Se está licitando la construcción de la Línea 3 del Metro panameño y el grupo español figura entre los candidatos para la adjudicación. Un resultado negativo en la obra anterior le restaría muchos puntos para conseguir esta obra, tasada en unos 2.200 millones de euros (2.500 millones de dólares).

Según cálculos de El Confidencial, Slim lleva invertidos unos 2.800 millones de euros (3.200 millones de dólares) en FCC: 2.000 millones de euros (2.300 millones de dólares) en una primera operación para salvar al grupo de la banca acreedora y el resto en el crédito para no perder el proyecto del Metro en Panamá. Esto se refleja en las cuentas: la compañía pasó de reportar pérdidas de 179 millones de euros (208 millones de dólares) en el tercer trimestre de 2016 a sumar ganancias de 153 millones de euros (178 millones de dólares) en el mismo periodo de 2017.

El consorcio que lidera FCC obtuvo 52,67 puntos del mínimo de 40 necesarios / Foto: MOP

Ahora, FCC tiene una nueva oportunidad con Panamá. Según las calificaciones hechas públicas por el MOP para la ampliación de la Vía Panamericana, la propuesta técnica del consorcio FCC-Corredor de las Playas I, liderado por la española y en el que también participa la mexicana Operadora CICSA, obtuvo 52,67 puntos del mínimo de 40 para pasar a la siguiente fase.

También logró la calificación necesaria el consorcio Vial I, integrado por Constructora MECO, de Costa Rica, y Constructora Urbana, de Panamá, al obtener exactamente los 40 puntos en la propuesta técnica. Quedó fuera China Communications Construcction Company con 33,60 puntos, según apunta EFE.

El consorcio que lidera FCC obtuvo 52,67 puntos del mínimo de 40 necesarios para pasar a la siguiente fase

En cuanto a los precios estimados por los consorcios que pasaron a la siguiente fase, el que más se acercó a la cifra anunciada por el MOP fue el consorcio Vial I con la suma de 319 millones de dólares (274 millones de euros) frente a los 350 millones de dólares presupuestados por el consorcio liderado por FCC (300 millones de euros).

Ambos consorcios tienen tres días hábiles desde el jueves para hacer observaciones a los informes técnicos y económicos emitidos por la autoridad panameña sobre las dos propuestas.

Además de la ampliación de carriles, la obra contempla la construcción de dos rotondas, siete zonas de cambios de sentido, la rehabilitación y puesta en pie de nuevos puentes peatonales y una serie de elementos de seguridad en la vía, como pavimento de última tecnología, etcétera. Igualmente estaría incluido el mantenimiento de la obra ejecutada durante tres años.

María Rodríguez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios