alnavio.es

Nicolás Maduro rompe récord en millones dentro del escándalo Odebrecht

viernes 13 de octubre de 2017, 16:30h

Daniel Gómez (ALN).- El mandatario venezolano recibió 35 millones de dólares de la constructora brasileña para la campaña electoral de 2013, según el relato de Euzenando Acevedo, presidente de Odebrecht Venezuela. Todo un récord. El expresidente peruano Alejandro Toledo, quien ocupa el segundo lugar en número de coimas, está a 15 millones de dólares de Maduro.

Ningún otro mandatario salpicado por Odebrecht recibió más dinero por presuntas coimas / Foto: nicolasmaduro.org
Ningún otro mandatario salpicado por Odebrecht recibió más dinero por presuntas coimas / Foto: nicolasmaduro.org

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sube a lo más alto del podio de la corrupción en América Latina. Los 35 millones de dólares (29 millones de euros) en presuntos sobornos que recibió de Odebrecht para la campaña electoral de 2013 superan con creces cualquier otro tramitado por la constructora brasileña a un gobernante latinoamericano. El expresidente peruano Alejandro Toledo, quien ocupa el segundo lugar en número de coimas, está a 15 millones de dólares de Maduro. Todo un récord.

El soborno aceptado por Nicolás Maduro se hizo público el jueves, cuando la fiscal general destituida por la Asamblea Nacional Constituyente, Luisa Ortega Díaz, publicó en su web la declaración del presidente de la filial venezolana de Odebrecht, Euzenando Acevedo. Un hombre muy conocido en los círculos empresariales, sociales y políticos de Venezuela, que resaltaba por su simpatía y afabilidad.

De la declaración de Acevedo a la Procuraduría General de Brasil se infiere una historia de tres partes. Primera: el plan del fallecido expresidente Hugo Chávez Frías. “Chávez, poco antes de sentir que iba a morir indicó al entonces vicepresidente como sustituto. Él quería como candidato a Nicolás Maduro. Murió el 5 de marzo de 2013. Inmediatamente fui buscado por un representante de Maduro, un señor llamado Américo Mata, un venezolano el cual yo conocía porque fue presidente del Instituto de Desarrollo Rural Venezolano (Inder), yo ya lo conocía a él porque circulaba por el Gobierno. Y cuando el presidente Chávez estaba enfermo, el vicepresidente iba a visitar nuestras obras, y él siempre iba acompañado de Américo Mata”.

Segunda: el papel de Mata. Un funcionario destacado dentro del gobierno chavista. Más allá de presidir el Inder, ocupó el cargo de secretario general del Instituto Nacional de Cooperación Educativa en 2005, fue presidente del Banco Agrícola de Venezuela y viceministro de Economía Agrícola. En 2013, con la muerte de Chávez, Mata buscó financiación para la campaña electoral de Maduro en las presidenciales de 2013. Elecciones que el mandatario ganó por el estrecho margen de 1% al entonces líder opositor Henrique Capriles Radonski.

El escándalo Odebrecht salpica a 10 países de América Latina / Flickr: Jeso Carneiro

Señala Acevedo: “Américo Mata me buscó y acordó un encuentro conmigo. Nos reunimos varias veces y un día me pidió una contribución. Él sabía de nuestro tamaño y de nuestras operaciones, y me pidió una contribución para la campaña del presidente Maduro. Él me pidió una suma grande para la época. Nosotros teníamos una operación muy grande en Venezuela, yo acordé y acepté pagarle 50 millones de dólares (42 millones de euros) durante la campaña. No, disculpe. Él pidió 50 y yo acepté 35 millones”.

Tercera: ¿Cómo fue el trato entre el Gobierno y Odebrecht? “Yo le pedí a él (Américo Mata) lo siguiente: le pedí que el presidente o candidato que, si ganaba, mantuviera nuestras obras como prioritarias en su gobierno, ya que las obras eran del presidente Chávez a pesar de que la continuidad dependía de otro tipo de intereses. Yo no sabía cuáles eran esos intereses. El señor Américo me dio la garantía de que si el presidente Maduro ganaba, él continuaría colocando las obras de Odebrecht como prioritarias y así darle continuidad a la imagen del presidente Chávez. Entonces negociamos y yo acepté pagar. Fueron liberados esos recursos para él durante su campaña y el presidente Maduro ganó las elecciones por una diferencia apretada”.

De confirmarse el soborno, ese pago de 35 millones de dólares coloca a Nicolás Maduro como el presidente relacionado con el caso Odebrecht que más dinero aceptó por las corruptelas de la constructora brasileña.

El ranking de presidentes sobornados por Odebrecht

Detrás de Nicolás Maduro, a 15 millones de dólares de distancia figura Alejandro Toledo, quien gobernó Perú entre 2001 y 2006. El expresidente peruano está acusado de recibir 20 millones de dólares (17 millones de euros) de Odebrecht a cambio de favores en la licitación de dos tramos de la carretera Interoceánica Sur.

El tercer puesto del podio es para la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff. Según la agencia EFE, el presidente de la constructora, Marcelo Odebrecht, dijo a la justicia brasileña en abril que el grupo financió con 16 millones de dólares (13,5 millones de euros) la campaña electoral de Rousseff en 2010. Un dinero que le valió a la candidata para gobernar entre 2011 y 2016, cuando se produjo el impeachment que la alejó del cargo.

“El señor Américo me dio la garantía de que si el presidente Maduro ganaba, él continuaría colocando las obras de Odebrecht como prioritarias”

Tampoco se libró de los sobornos el predecesor de Dilma Rousseff, Luiz Inácio Lula Da Silva. Al exgobernante brasileño le entregaron sobornos de cuatro millones durante los siete años que duró su mandato (2003-2011), indicó Marcelo Odebrecht a la justicia en esa misma declaración que reseñó EFE. Esto coloca a Lula en el quinto escalón dentro del listado de sobornos.

Antes -en cuarto lugar- aparece Alan García, sucesor de Alejandro Toledo en la presidencia de Perú. La Fiscalía revela que Odebrecht pagó sobornos de siete millones de dólares (5,9 millones de euros) durante el gobierno de Alan García (2006-11) para construir la línea 1 del metro de Lima.

Desde Perú también llegan otros casos de expresidentes. Ollanta Humala (2011-2016) cumple prisión preventiva junto a su esposa, Nadine Heredia, por la presunta recepción de tres millones de dólares (2,6 millones de euros) pagados por Odebrecht para financiar la campaña electoral de 2011.

El último lugar lo ocupa el actual presidente colombiano, Juan Manuel Santos. Investigaciones de la Fiscalía de Colombia concluyen que Odebrecht “asumió costos” relacionados con las campañas presidenciales de 2014 del actual mandatario y de su principal competidor, Óscar Iván Zuluaga. “Costos” que tendrían un valor cercano al millón de dólares.

Hasta aquí llegan las cifras adelantadas por las distintas fiscalías en el caso Odebrecht en América Latina. No obstante, en Panamá, Ricardo Martinelli, quien gobernó el país entre 2009 y 2014, fue detenido en Miami por recibir dinero de la constructora para financiar la campaña del entonces candidato oficialista José Domingo Arias. No se sabe la cifra. Sí el monto que relaciona a sus hijos. Sobre ellos pesa una orden de detención de la Interpol por haber cobrado supuestamente más de 20 millones de dólares (17 millones de euros) en comisiones de Odebrecht. También un hermano de Martinelli y varios de sus funcionarios de alto rango han sido llamados a declarar por el caso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios