alnavio.es

El gobierno de unidad nacional de Venezuela nacería con apoyos en América y Europa

martes 18 de julio de 2017, 18:56h

Leticia Núñez / María Rodríguez (ALN).- Al menos 11 países, entre los que se incluyen EEUU, México y Colombia, y la Unión Europea se han manifestado en contra de las elecciones a la Asamblea Constituyente promovida por el Ejecutivo de Nicolás Maduro. El nuevo gobierno de transición se forjaría, por tanto, como “la vía más democrática”, según expertos. “No se ve otro camino”, apuntan.

Hasta ahora, al menos 11 países han rechazado la Asamblea Constituyente de Maduro / EFE: Leonardo Muñoz
Ampliar
Hasta ahora, al menos 11 países han rechazado la Asamblea Constituyente de Maduro / EFE: Leonardo Muñoz

Pistoletazo de salida a la “hora cero” en Venezuela. La oposición definió este lunes los pasos que dará para obligar a Nicolás Maduro a dejar sin efecto la elección de una Asamblea Constituyente con la que pretende mantenerse en el poder. El primero, como anunció Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional y portavoz de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), será la formación de un gobierno de unidad nacional. Un Ejecutivo de transición que nacerá con apoyo a ambos lados del Atlántico.

En las últimas semanas, al menos 11 países han manifestado su rechazo al proceso constituyente impulsado por el mandatario venezolano por ser “un punto de no retorno”, según el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis. Además de España, la lista de naciones que han pedido que no se lleven a cabo las elecciones a la Asamblea Constituyente incluye a Brasil, Argentina, Perú, Colombia, Estados Unidos, Honduras, México, Canadá, Paraguay y Costa Rica.

“El gobierno de unidad nacional es la vía más democrática”, asegura Fernando Gerbasi, exembajador de Venezuela en Colombia, Italia, Brasil, Alemania y ante Naciones Unidas y las Comunidades Europeas, en declaraciones al diario ALnavío. En su opinión, la crisis política, económica y social que sufre Venezuela “es peor que la de una dictadura” y requiere “de un gobierno de transición durante un par de años para rehacer la economía y la institucionalidad”. Gerbasi, quien también fue viceministro de Relaciones Exteriores, tiene claro que la solución es un gobierno de unidad nacional y si no, “será una guerra civil. No se ve otro camino”.

Así se han pronunciado los países que rechazan el proceso impulsado por Maduro:

Colombia insiste en el fin de la Constituyente

El papel de Colombia se antoja clave en la crisis de Venezuela. “Tradicionalmente, la relación más importante para Venezuela ha sido Colombia, y viceversa”, apunta Gerbasi. En su opinión, un factor clave es la visita que en estos días realiza el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a Cuba. Un viaje, “casi dirigido a conversar sobre Venezuela”, dice. Según el exembajador, el hecho de que Santos “quiera hablar sobre Venezuela con los cubanos e impedir la Constituyente, hace pensar que no está yendo solo, sino que esto lo ha conversado con otros países”. Entre ellos, podrían estar EEUU, ya que Santos tiene “una excelente relación con (Donald) Trump”, México, Canadá y, “seguramente”, Perú. Gerbasi tampoco obvia que Santos “tiene una excelente relación con los cubanos debido al proceso de paz” con las FARC y señala un tercer factor: la capacidad del mandatario colombiano de conversar con Maduro. “A pesar de los altibajos, no son solo países vecinos, la relación es muy estrecha”. Desde su cuenta de Twitter, Santos volvió a pedir a Maduro este lunes que desmonte el proceso constituyente “para lograr una solución negociada, rápida y pacífica en Venezuela”.

España pide a la UE que no descarte sanciones

España es el otro epicentro de la crisis política en Venezuela. Múltiples factores, como la mediación realizada por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, la posición del gobierno de Mariano Rajoy y el papel que desempeña la prensa, otorgan a España, según los expertos, “un papel protagónico a la hora de poner en evidencia ante el mundo el conflicto venezolano”. Este lunes, el Ejecutivo español endureció su postura. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, pidió por primera vez a la Unión Europea que examine la posibilidad de imponer sanciones a los dirigentes venezolanos si siguen adelante con la celebración de elecciones para la Constituyente. Según fuentes comunitarias, citadas por el diario El Mundo, Dastis pidió en el Consejo de Asuntos Exteriores que no se descarte aplicar sanciones “específicas, individuales y selectivas” para superar la actual “situación de parálisis”. Hasta ahora España las había descartado para no dificultar el diálogo interno en Venezuela.

Francia y Alemania también han alzado la voz

Poco después, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, solicitó a Maduro que suspenda el proceso constituyente: “Hemos visto claramente que la consulta organizada por la oposición muestra el deseo del pueblo de Venezuela de alcanzar una solución pacífica”. Dentro de la Unión Europea, también se han pronunciado tanto Francia como Alemania. La canciller alemana, Angela Merkel, lamentó hace unas semanas que “muchas personas están sufriendo por la desastrosa situación de desabastecimiento en un país con muchos recursos” y pidió a los países de la región “no cejar en sus esfuerzos para llegar a una solución pacífica”. Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, solicitó “una mediación internacional creíble” para contribuir al diálogo y la estabilidad.

México ha sido uno de los países latinoamericanos más críticos con la crisis política que vive Venezuela

Estados Unidos “no permanecerá impasible”

EEUU ha alertado en múltiples ocasiones ante la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre el “grave retroceso para la democracia” en Venezuela. Asimismo, ha sancionado a distintos miembros del chavismo, incluyendo a siete juristas del Tribunal Supremo de Justicia, por “usurpar la autoridad” del Parlamento, de mayoría opositora. Tras la consulta del domingo, Donald Trump advirtió este lunes que Washington “adoptará medidas económicas firmes” en caso de que Maduro “imponga” la Constituyente. Y agregó: “Estados Unidos no permanecerá impasible mientras Venezuela se desmorona”.

Brasil equipara la Constituyente con la violación del derecho al sufragio universal

La Cancillería brasileña exigió este lunes al gobierno de Nicolás Maduro que cancele la Constituyente después de la “elevada participación” de los venezolanos en la consulta popular opositora (cifrada en más de 7,6 millones por la MUD) celebrada el pasado domingo en contra de esta iniciativa. En un comunicado, la autoridad brasileña afirmó que “las reglas de la Constituyente violan el derecho al sufragio universal y al propio principio de soberanía popular”. El gobierno de Michel Temer espera que el resultado de la consulta conduzca a “una negociación efectiva a favor de la paz y la democracia en Venezuela”.

Argentina comprometida a acompañar a los venezolanos en un proceso de diálogo

El gobierno de Mauricio Macri también se suma al ‘no’ a la Constituyente tras el plebiscito opositor. “Esperamos que el resultado de esta manifestación [por la consulta popular opositora] lleve al Gobierno de Venezuela a desistir de la convocatoria a una Asamblea Constituyente y a reconocer la necesidad de un diálogo político genuino y fructífero con la oposición”. El Gobierno argentino considera fundamental la “restauración del orden democrático e institucional y la plena vigencia del respeto a los derechos humanos”, tal como recalcó en un comunicado. Además, reiteró el compromiso de “acompañar a todos los venezolanos” en un proceso de diálogo.

Perú pide pleno respeto a la Constitución venezolana

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, saludó este lunes desde su cuenta de Twitter al pueblo venezolano por “la importante y amplia participación en la consulta popular” del día anterior. Señaló que la iniciativa fue “una expresión democrática de rechazo a la convocatoria de la cuestionada e ilegítima Asamblea Constituyente”. Concluyó su mensaje con esta frase: “Exhorto al pleno respeto de la Constitución venezolana”. En su reciente visita a Madrid, Kuczynski ya alertó que “si no se hace nada, vamos a terminar con un mar lleno de sangre”.

México reconoce la validez de la consulta en Venezuela

México ha sido uno de los primeros países, junto con Canadá, que ha expresado su deseo de que los resultados de la consulta opositora en Venezuela “sean escuchados y debidamente tomados en cuenta por las partes en la búsqueda de una solución negociada que permita [a Venezuela] restaurar el orden democrático lo antes posible”. Este pronunciamiento de México no sorprende a los expertos: ha sido uno de los países latinoamericanos más críticos con la crisis política que vive Venezuela y uno de los impulsores de la condena internacional que se trató de realizar en la OEA, el pasado junio. Un mes antes, manifestó su “grave preocupación” por la idea de Maduro de redactar una nueva Constitución, junto con Brasil, Chile y Argentina. Los cuatro subrayaron que toda iniciativa para modificar el régimen constitucional “debe ser realizada por un órgano constituido por la vía del voto libre, secreto, efectivo y universal. Cualquier otra vía constituiría un atentado contra la democracia y un grave retroceso en la región”.

México expresó su deseo de que los resultados de la consulta en Venezuela “sean escuchados” / Flickr: OEA

Honduras se pone como ejemplo para Venezuela

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, también pidió hace un mes la celebración de elecciones “libres y transparentes” en Venezuela. “Sería la mejor garantía de la expresión popular”, sostuvo, poniendo como ejemplo a su propio país, luego del golpe de Estado que depuso a Manuel Zelaya en 2009 y tras el cual se celebraron comicios. “En Honduras nos ayudó mucho el proceso electoral después de nuestra crisis y Venezuela estuvo de acuerdo”, subrayó Hernández.

Canadá pide a Maduro que negocie con la oposición

El Gobierno canadiense pidió este lunes el Ejecutivo de Maduro que cancele la celebración de la Asamblea Constituyente y le instó a establecer negociaciones con la oposición que permitan la restauración del orden constitucional en el país. También hizo un llamamiento para que sean liberados los presos políticos y se establezca un calendario electoral sin demora. “Solo respetando la soberanía del pueblo, Venezuela puede proteger los derechos de sus ciudadanos, preservar el orden social y resolver la crisis en curso”, añadió la Cancillería. Canadá está desempeñando un papel importante en la crisis venezolana. De hecho, Perú propuso al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, como mediador en la crisis venezolana.

Costa Rica espera que Venezuela respete el resultado del plebiscito

Al igual que México y Canadá, el gobierno costarricense destacó la participación cívica demostrada por los más de siete millones de venezolanos que votaron el domingo y dijo que espera que el Gobierno respete el resultado. “Costa Rica confía en que la voluntad popular, expresada en este ejercicio democrático en contra de la realización de una Asamblea Nacional Constituyente, sea respetada por las autoridades del Gobierno de Venezuela y se retomen con celeridad todos los esfuerzos para asegurar el retorno del orden constitucional y democrático”, dijo el Ejecutivo en un comunicado.

Para Gerbasi, un factor clave es la visita que en estos días realiza Santos a Cuba: “Es un viaje casi dirigido a conversar sobre Venezuela”

Paraguay dice que “no puede permanecer en silencio”

Paraguay tampoco permanece ajeno a la deriva autoritaria de Maduro. Su presidente, Horacio Cartes, dijo que “el mundo es testigo de los abusos sufridos por el pueblo de Venezuela” y que Paraguay no puede “permanecer en silencio” respecto de esta situación. Además, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, reiteró la negativa de su país a que Venezuela ostente la presidencia temporal de Mercosur, que actualmente está en manos de Uruguay y debe cambiar a finales de julio. “El país que presida Mercosur tiene que tener las credenciales democráticas, de respeto a los derechos humanos y mucha estabilidad económica”, zanjó al respecto.

Chile, “un caso llamativo”

Chile también ha sumado su voz a las críticas sobre la deriva autoritaria del Gobierno de Venezuela, aunque quizá sin la rotundidad que han mostrado otros países. Para Gerbasi, Chile “llama mucho la atención por múltiples razones”. En primer lugar, “porque saben lo que es una dictadura”. En segundo lugar, “porque es un gobierno, se supone, de izquierdas, democrático y defensor de los derechos humanos”. Y, en tercer lugar, porque “el Congreso de Chile sí ha exigido que no se lleve a cabo la Asamblea Constituyente”. Hasta ahora, la presidenta, Michelle Bachelet, pidió la liberación de los presos políticos y un calendario para las elecciones. Por su parte, el canciller, Herlado Muñoz, se unió a otras 10 naciones para reclamar el cese de la Asamblea Constituyente en Venezuela “en los términos en los que ha sido concebida”. La liberación el pasado mayo del abogado y periodista Braulio Jatar, de nacionalidad chilena y venezolana, podría contribuir a mejorar la relación entre ambos países.

Finalmente, están Uruguay y Guatemala, que “no se han pronunciado, ni en un sentido ni en otro”, apunta Gerbasi.

Los que no rechazan la Asamblea Constituyente

Por otro lado, los países que tradicionalmente se han mostrado a favor del gobierno de Nicolás Maduro mantienen su postura, ya sea porque así lo afirman o porque guardan silencio. En el caso de Ecuador, el Gobierno presidido por Lenín Moreno lanzó un comunicado el pasado viernes en el que reiteraba su “más absoluto respeto por la soberanía, el orden democrático interno y la autodeterminación de su pueblo” y condenó “la injerencia de los Estados en los asuntos internos de otros y cualquier forma de intervención”. Eso sí, recalcó que “acompañan todo proceso que busque lograr la paz y la reconciliación en este hermano país”.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, apoya la Asamblea Constituyente de Maduro / Foto: Wikimedia Commons

En Bolivia, Evo Morales ha optado por el silencio. No es el ferviente respaldo que ha sido para Maduro en otras ocasiones. Todo lo contrario que Daniel Ortega. El presidente nicaragüense volvió a ‘solidarizarse’ con Venezuela y respaldó una Constituyente que, en su opinión, “saldrá victoriosa ante los ataques de la OEA”. Como Nicaragua, Cuba reafirmó hace unas semanas su apoyo a Maduro ante la ola de protestas. Raúl Castro atribuyó la convulsa situación que atraviesa Venezuela a intereses económicos y abogó “por el diálogo constructivo y respetuoso como única vía para encauzar las diferencias”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios