alnavio.es
Edición testing    

Latinos en España

Mariveni Rodríguez (ALN).- En Cántaro Blanco marcarte el bigote con leche de vaca o de cabra es “ser la leche”. O recuperar la costumbre de reutilizar botellas de cristal cuando vas a comprar leche, en lugar del tetrabrik. O comprar productos artesanos al pequeño comercio. La idea nació con el emprendimiento de dos jóvenes españoles y actualmente esta tienda, ubicada en el madrileño barrio de Malasaña, es comercializada por un matrimonio venezolano, Nelson Tolls y Zonia Coronel, quienes han ampliado el concepto de lechería a un negocio familiar que fabrica pasta artesanal.

En Cántaro Blanco puedes reutilizar botellas de cristal para comprar leche / Foto: Muna Hossain
En Cántaro Blanco puedes reutilizar botellas de cristal para comprar leche / Foto: Muna Hossain

Mariveni Rodríguez (ALN).- Lucas Alegre y Marisa Segade “matearon” desde que se conocieron en la ciudad de Buenos Aires. Ese día nació su amor y, un tiempo después, la idea de importar desde Argentina a España mates de algarrobo, una idea que ha permitido a ambos superar la racha del desempleo ocasionada por la pandemia. “Son mates de madera, pintados a mano, a los que incorporamos un código QR para que te descargues tu canción favorita mientras cebas la yerba”, dice Lucas al descubrir su marca Yo Mateo.

Lucas Alegre y Marisa Segade “matearon” desde que se conocieron / Foto: Cortesía
Lucas Alegre y Marisa Segade “matearon” desde que se conocieron / Foto: Cortesía

Mariveni Rodríguez (ALN).- Una pintura suya, un autorretrato figurativo de él en los brazos de su madre, con un fondo que dibuja la playa de La Concha donostiarra, bien podría exhumar la memoria de su familia vasco-venezolana y sus inicios como artista plástico. En su nuevo espacio Balliache Art Studio, Miguel Balliache, arquitecto y artista por vocación, reconoce que su obra tiene influencia tanto de Bacon, Basquiat y Mapplethorpe como de su tía-abuela vasca, que era encargada de un local de Balenciaga, o de su abuelo pastelero. En esencia, Balliache es su firma personalísima, la impronta vasco-latina que descubre en cada pintura, cerámica o escultura. Él -confiesa- se siente un “híbrido de dos mundos”.

Al pintar, Miguel Balliache se conecta con la tierra de sus antepasados / Foto: Cortesía
Al pintar, Miguel Balliache se conecta con la tierra de sus antepasados / Foto: Cortesía

Mariveni Rodríguez (ALN).- Barcelona y Madrid tienen un puente aéreo seguro con la apertura de las dos librerías de Lata Peinada en el populoso Raval y en el movido barrio de Malasaña. Allí, la literatura latinoamericana, sus autores clásicos, noveles y las pequeñas editoriales tienen ya un lugar blindado. Un refugio para lectores acuciosos; esos que pasan ya de cualquier boom literario y buscan la cosmovisión de Latinoamérica. La argentina Paula Vázquez es la protagonista de esta hazaña que empezó cuando ella, de peque y aún sin saberlo, leía su Larousse Ilustrado y memorizaba las banderas del mundo “en un pueblo que no tenía plaza, bibliotecas, ni nada, pero sí que había una iglesia”, rememora abriendo su caja de recuerdos.

Paula Vásquez aspira a tener un fondo de autores latinoamericanos / Foto: Muna Hossain
Paula Vásquez aspira a tener un fondo de autores latinoamericanos / Foto: Muna Hossain

Mariveni Rodríguez (ALN).- Estar a milímetros de distancia de un asesino. O de una prostituta de las vitrinas de Amsterdam. Sentir ese escalofrío, como espectador activo que decide entrar dentro de un escaparate que se abre como escenario singular. O como público desprevenido a pie de calle. Está claro que la actriz, directora y productora argentina Soledad Oviedo deja atónitos y turbados a quienes pasan por la calle Velarde del barrio de Malasaña en Madrid. Porque allí está servida una emboscada teatral o un experimento en manos de todos: Teatro dentro de un escaparate.

Soledad Oviedo es una mujer de muchas tablas / Foto: Cortesía
Soledad Oviedo es una mujer de muchas tablas / Foto: Cortesía

Mariveni Rodríguez (ALN).- Marianella Durán practica lo que predica. Es una mujer de pensamiento y acción. Fluye con los tiempos de cambio que le ha tocado vivir como periodista, como emprendedora y como emigrante venezolana. Con esa energía tenaz y paciente del yogui que lleva en su mente, cuerpo y corazón, se ha reinventado creando el centro Yoga Madrid. “Nosotros hemos venido del nuevo mundo a refrescar este viejo mundo”, dice convencida.

Marianella Durán practica lo que predica / Foto: Cortesía
Marianella Durán practica lo que predica / Foto: Cortesía

Mariveni Rodríguez (ALN).- Beber a diario una taza de café, sin prisa, a sorbos, escuchando música, en silencio o leyendo un libro, se dice pronto. Pero para Claudia Vázquez y Alex Rojas, más que un pequeño lujo, es un rito que se permiten tras unirse como pareja, compartir su pasión por este producto y crear la cooperativa La Chiapaneca con la que venden el café desde Chiapas, México, hasta Europa.

Claudia Vázquez y Alex Rojas comparten su pasión por el café / Foto: Cortesía
Claudia Vázquez y Alex Rojas comparten su pasión por el café / Foto: Cortesía

Mariveni Rodríguez (ALN).- Chueca es un referente en el mundo. Aun en tiempos de pandemia este es el barrio más tolerante, alternativo y animado de Madrid. Con sus galerías de arte, tiendas, restaurantes, bares, mercados, terrazas, teatro, museo, talleres de tatuajes, librerías especializadas o sex shops, esta céntrica zona no deja de sorprender a madrileños y visitantes por igual. En la calle Barbieri 21, dos jóvenes uruguayos, José Castiella y Vanessa González, han puesto la guinda que le faltaba a este barrio: La Productería, una tienda gourmet donde es obligatorio ponerse al día con las bodegas de vinos naturales exclusivos de España, Argentina, Francia, Portugal, Eslovenia, Austria y Georgia.

José Castiella y Vanessa González están al frente de La Productería / Foto: Cortesía
José Castiella y Vanessa González están al frente de La Productería / Foto: Cortesía

Mariveni Rodríguez (ALN).- Y en esa calle de estío, calle perdida, dejó un pedazo de vida y se marchó... La letra de “Naranjo en flor” (Homero Expósito) es un duelo consigo mismo; también en la vida del profesor Leo Giménez, quien a sus 34 años decidió dejar la nostalgia bonaerense, los parques y cafés, el mate y los tangos, debiendo arropar su corazón con el ghetto que frecuenta en Barcelona mientras rema contra la corriente del modelo de enseñanza de Argentina y otros países con su plataforma de e-learning a cuestas: Go4clic.

Todo y más lo hace Leo Giménez por su vocación de docente / Foto: Cortesía
Todo y más lo hace Leo Giménez por su vocación de docente / Foto: Cortesía

Mariveni Rodríguez (ALN).- Entre la pasta, la tortilla y la arepa, prefiere la pasta, aunque no puede rechazar una empanada venezolana rellena de carne mechada. Entre vivir en España, Italia, Venezuela o Turquía, elige a España. Y para visitar uno u otro país, opta por Italia. El venezolano Vito Montaruli no sólo es sibarita y gran cocinero. Es productor de espectáculos y manager. Montserrat Caballé, Pink Martini o Concha Buika han robustecido su cartera de eventos organizados. Porque con su productora, Pasión Turca, este andino, de padres italianos, no sólo ha recorrido mucho mundo: se ha formado y hecho a sí mismo como espectador crítico.

Vito Montaruli ha trabajado con la cantautora estadounidense LP / Foto: Pasión Turca
Vito Montaruli ha trabajado con la cantautora estadounidense LP / Foto: Pasión Turca

Mariveni Rodríguez (ALN).- Edwin Agudelo Restrepo es un hombre de a pie y a caballo. Enfundado en un traje de charro, a este joven colombiano, nacido en Antioquia, próximamente se le verá montado sobre el lomo de un caballo haciendo suyo ese género mexicano que fue declarado patrimonio inmaterial por la Unesco. Porque él se siente un embajador de México y Colombia. ¿Cómo así? “Yo vine a cantar rancheras con mi esencia, crecí con sus letras”. Agudelo vive ahora en Toledo y quiere ser “el compositor de la igualdad”, desde España para el mundo entero.

Agudelo trabaja en renovar el mensaje de las letras de las rancheras / Foto: Cortesía
Agudelo trabaja en renovar el mensaje de las letras de las rancheras / Foto: Cortesía

Mariveni Rodríguez (ALN).- Cual tres mosqueteros, Agustín Rozadas, Ezequiel Torti y José González han unido sus espadas y han creado “Oliver”: un dispositivo tecnológico para que los futbolistas, especialmente las mujeres, y las escuelas semiprofesionales, puedan seguir el rendimiento y lesiones de sus atletas. “En Córdoba jugábamos al fútbol, así que nos juntamos para aportar algo a un deporte que conocemos, porque en Argentina nacemos con la pelota en las piernas y queriendo meter siempre un gol”, dice José González.

José González es el publicista y portavoz del grupo / Foto: Oliver
José González es el publicista y portavoz del grupo / Foto: Oliver

Mariveni Rodríguez (ALN).- Tener una librería en Venezuela es una odisea; mantenerla actualmente, un milagro. Pero abrir una editorial latinoamericana en España, con acento en poesía y ensayo político venezolano es, acaso, una quimera que Artemis Nader y David Malavé han realizado haciéndose un hueco en el mercado editorial español con Kalathos ediciones, conservando su librería en Caracas y promoviendo las letras venezolanas en Europa.

Artemis Nader y David Malavé son los fundadores de Kalathos / Foto: Cortesía
Artemis Nader y David Malavé son los fundadores de Kalathos / Foto: Cortesía

Mariveni Rodríguez (ALN).- Para Andrés Cano Niño la actitud es la mejor compañía. Esto, y las dos ruedas de la moto, que lleva consigo a todas partes junto a sus camisetas, gorras, mono y guantes. Bikerstars es la marca con la cual decidió dejar atrás su vida como agente aduanero en Bogotá, Colombia, para mudarse a Canarias, luego a Móstoles, e instalarse, ahora, en Valencia, y vivir de sus accesorios para motociclistas. “Porque en esta ciudad está el puerto y la pista de motociclismo. Esto es mi epicentro”, dice sin titubear.

“Valencia es mi epicentro”, dice sin titubear Andrés Cano / Foto: Bikerstars
“Valencia es mi epicentro”, dice sin titubear Andrés Cano / Foto: Bikerstars

Mariveni Rodríguez (ALN).- La idea de vivir en ambos lados del Atlántico -medio año en Europa y el resto en Latinoamérica- ha hecho que Pablo Quiroga, bonaerense y ciudadano del mundo, sea un nómada que va de país en país escudriñando viñas y sabores orgánicos. Desde la Patagonia y hasta Europa, su recorrido empezó desde muy joven. Con su nuevo proyecto, Multiversum, se propone recorrer un camino, cual Jack Kerouac, de tierras fértiles y cepas bastardas; desde El Priorato, Terra Alta, Ávila y Suiza.

Pablo Quiroga va de país en país escudriñando viñas y sabores orgánicos / Foto: Cortesía
Pablo Quiroga va de país en país escudriñando viñas y sabores orgánicos / Foto: Cortesía
0,59375