EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

La pugna por Abertis se decide en Europa pero el 33% de lo que ingresa viene de América Latina

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp
    Share on telegram
    El 33% de los ingresos de Abertis, inmersa en plena OPA, procede de América Latina / Foto: Abertis

    María Rodríguez (ALN).- La italiana Atlantia y la española ACS se disputan el 100% de Abertis. Esta compañía de gestión de autopistas es uno de los mayores operadores de Latinoamérica, con presencia en Brasil, Chile, Argentina y Puerto Rico. En Chile, precisamente, lidera el sector seguida de la italiana. La posible fusión de ambas hizo pronunciarse al organismo regulador chileno, que autorizó la OPA.

    A la espera de resolver quién se quedará finalmente con Abertis, si la italiana Atlantia o la española ACS (a través de su filial alemana Hochtief), que presentó esta semana una oferta pública de adquisición (OPA) que superaba en 2,26 euros (2,67 dólares) la lanzada en junio por Atlantia, desde América Latina se siguen las operaciones con atención. No es para menos. El 33,5% de los ingresos de Abertis en el primer semestre de 2017 procedió de esta región, en concreto 862 millones de euros (aproximadamente 1.020 millones de dólares).

    Por países, la compañía de gestión de autopistas consiguió de enero a junio en Brasil ingresos de 432 millones de euros / 511 millones de dólares (34% más que en el mismo periodo del año anterior), en Chile 253 millones de euros / 300 millones de dólares (15% más), en Argentina 110 millones de euros / 130 millones de dólares (21,8% más) y en Puerto Rico 67 millones de euros / 80 millones de dólares (5% más).

    El caso de Chile es especialmente delicado en relación con la pugna por Abertis (que anunció el traslado de la sede social de Barcelona a Madrid por la inseguridad jurídica ante la deriva independentista en Cataluña). Atlantia es el segundo mayor operador de autopistas de este país latinoamericano, por detrás de Abertis, que controla seis vías. Este dato hizo que la Fiscalía Nacional Económica (FNE) de Chile, agencia encargada de velar por la libre competencia, tuviera que pronunciarse sobre la OPA. Lo hizo autorizando la oferta, según informó Abertis la semana pasada en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores español (CNMV).

    En junio ya se pronunció el director general de Abertis Chile, Luis Miguel de Pablo, sobre los intereses de la italiana. En una entrevista al diario chileno La Tercera, el directivo apuntó que tras la fusión con Atlantia “habría mejores sinergias y probablemente podamos mejorar el servicio”.

    En este sentido, Abertis afirmó este jueves que el mayor tamaño y la complementariedad geográfica harán que el nuevo grupo resultante sea más competitivo y que la transacción permitirá reforzar su presencia en mercados como Brasil y Chile, según recoge la agencia EFE.

    Abertis es la primera operadora de autopistas de Chile / Foto: Abertis

    En el informe de resultados de enero a junio, Abertis informó que estaba estudiando nuevas oportunidades en Brasil, donde, a través de su filial, ganó en abril la concesión de una autopista por un periodo de 30 años y que incluía un plan de inversión cercano a los 1.500 millones de euros (1.639 millones de dólares).

    También en este informe del estado de cuentas Abertis adelantó que estaba “negociando con el Gobierno chileno para realizar posibles nuevas inversiones a cambio de extensiones concesionales”.

    Ya a principios de marzo, la firma española se reafirmó en la intención de reforzar la presencia en América Latina, anunciando que en los próximos años destinará 3.200 millones de euros (3.488 millones de dólares) a Brasil y 800 millones de euros (872 millones de dólares) a Chile.

    El siguiente paso en la pugna por Abertis queda en el terreno de la CNMV. Según informa EFE, el organismo regulador español tiene que analizar la documentación presentada por ACS, un proceso para el que no hay un plazo determinado, y, si es el caso, autorizarla. Una vez reciba el visto bueno, se abrirá un plazo de 30 días para que los accionistas de Abertis decidan si la aceptan. Al mismo tiempo se reactivará la oferta de Atlantia. Así, el plazo de aceptación de ambas propuestas terminará el mismo día.

    Deja un comentario