EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

«El Gobierno de Maduro vive una ilusión de tranquilidad y estabilidad», afirma analista

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Prensa Miraflores / EFE.

Redacción (ALN).- El director de la encuestadora Consultores 21, Saúl Cabrera, cree que la oposición venezolana busca de nuevo aglutinar a sus seguidores con el  diálogo político, a la vez que el Gobierno de Nicolás Maduro persigue reducir la presión internacional y el levantamiento de las sanciones.

A continuación la entrevista con Al Navío:

¿Cómo ve la situación política del país con el inicio del diálogo?

La situación del país es compleja, porque el gobierno tiene el control de todo el aparato gubernamental y las instituciones del Estado, pero no tiene legitimidad. Apenas alrededor de 1 de cada 4 ciudadanos apoya al Gobierno, pero 3 de cada 4 piensan que el Gobierno debe irse. Una mayoría abrumadora del país piensa que hay que cambiar la economía y piensa también que Maduro no ha sido capaz de hacerlo, por lo que está de acuerdo con que Maduro se vaya para que cambie la economía.

¿Qué cree llevó a dos extremos, como es el caso de la oposición liderada por Guaidó y al chavismo, a sentarse a negociar?

La necesidad por el bien colectivo de encontrar una salida a los graves problemas del país. El Gobierno lo hace por la presión internacional y las sanciones, que les obligan a sentarse. Por otro lado, la oposición, después de muchos años tratando de sacar al Gobierno sin lograrlo, está necesitando algo que les permita aglutinar a la gente en búsqueda de una solución negociada.

Hay sectores de la misma oposición que no están representados en México que dicen que el diálogo es el fin del llamado Gobierno interino de Guaidó. ¿Cómo realmente que queda él?

En México está representado el chavismo, que no representa sino el 20% a 25% del país, y del otro lado está la oposición mayoritaria, que tiene como mayor expresión a Guaidó, pero donde se concentran todos los sectores políticos que tuvieron vida en la Mesa de la Unidad Democrática. Esos son los sectores mayoritarios de la oposición, pero es cierto que en la actualidad (está) un poco desarticulada y dividida, pero eso alrededor de la MUD sigue representando el anhelo de unidad de una importante mayoría de venezolanos.

¿Hay aún poco interés de los venezolanos en las elecciones?

Sí. En la actualidad, alrededor de 30% de la población está diciendo en las encuestas que va a votar en las elecciones de noviembre con seguridad, la mayoría de esa gente que dice que votará están en la órbita del chavismo, del Gobierno. Es complejo, porque al elector cercano a la oposición le gustaría votar, porque siente que es mayoría en el país, pero no lo va a hacer si no hay unas condiciones mínimas que permitan ya no votar, sino elegir, que su voto cuente, que haya supervisión internacional y puedan participar todos los que quieran, sin inhabilitaciones de personas o partidos.

¿Cómo ve al Gobierno de Maduro? Hace dos años se pensaba y estaba en la opinión pública que tambaleaba. ¿Sigue siendo así?

El Gobierno de Maduro vive una ilusión de tranquilidad y estabilidad, en buena medida por la pandemia del Covid-19 que ha inmovilizado a la gente por el miedo al virus. A partir de marzo del año pasado hasta la actualidad, para el ciudadano común, a pesar que piensa que no quiere al Gobierno de Maduro, lo apremiante de la pandemia y lo precario de la situación económica le hace mirar a lo inmediato y dejar en segundo plano la lucha por un cambio.

Deja un comentario