EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

El fútbol de Venezuela, una víctima indirecta de la violencia que sacude a Caracas (+foto)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Las balas impactaron el vehículo de un jugador de fútbol de Venezuela.

Redacción (ALN).- El fútbol de Venezuela se está transformando en una víctima indirecta de la violencia armada que sacude desde el pasado miércoles a la capital del país caribeño, Caracas, después de que varios equipos hayan suspendido sus entrenamientos para resguardar la seguridad de sus integrantes.

De acuerdo con los reportes, el club más popular de la capital venezolana, el Caracas, suspendió desde el jueves sus entrenamientos, que siempre tienen lugar en el barrio conocido como Cota 905, donde se ubican sus instalaciones, tras verse varios de sus miembros sometidos a la violencia que desataron las bandas criminales de la zona.

«Esto le sucedió a un jugador de un equipo capitalino en pleno caos de la Cota 905 y sus zonas aledañas. El carro recibió impactos de bala mientras conducía», dijo un periodista local adjuntando imágenes de un vehículo alcanzado por las balas. «Afortunadamente no pasó a mayores. Los entrenamientos de hoy fueron suspendidos porque la situación es crítica», agregó.

Asimismo, la Liga Futve -que organiza los partidos de primera división del fútbol local- ordenó la suspensión del careo entre el Aragua y el Yaracuyanos, que se disputaría en el capitalino estadio Brígido Iriarte.

Las bandas armadas de los barrios pobres de La Vega y Cota 905, dos de los más poblados y peligrosos de Caracas, disparan desde el miércoles contra posiciones policiales en esas zonas y en el cercano barrio de clase media de El Paraíso, célebre hasta no hace poco por su pujanza.

Ayer, y tras varias horas de enfrentamientos, la Policía desplegó un gran operativo en la barriada de la Cota 905 y los sectores de La Vega, Santa Rosalía, El Paraíso, San Juan y El Valle.

La información la publicó en Twitter la ministra de Interior, Carmen Meléndez, si bien no ofreció detalles de cuántos agentes fueron desplegados, de qué unidades forman parte ni de cuántas personas han fallecido o han resultado heridas a causa de balas perdidas.

Las autoridades también publicaron este jueves algunas fotografías con los nombres de algunos líderes de estas bandas con recompensas que van de los 50.000 a los 500.000 dólares.

Entre ellos, está Carlos Luis Revete, alias «el Koki»; Garbis Ochoa Ruiz, alias «el Galvis», y Carlos Calderón Martínez, alias «el Vampi», todos ellos acusados de asesinato.

Deja un comentario