EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

El caso Odebrecht estremece a Centroamérica

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp
    Share on telegram
    Panamá Odebrecht
    Los panameños exigen a la Fiscalía que revele los nombres de los políticos sobornados por Odebrecht / Foto: EFE

    Leticia Núñez (ALN).- Nueva sacudida del ‘terremoto’ Odebrecht. La enorme trama de corrupción del gigante brasileño de la construcción golpea estos días con especial fuerza a Centroamérica, aunque por motivos distintos. Mientras los panameños reclaman los nombres de los políticos sobornados, en Honduras ya tienen información de los “contactos” de Marcelo Odebrecht. Y en Guatemala, la empresa ha ofrecido al Gobierno 14,5 millones de euros para compensar las pérdidas provocadas por las coimas que recibieron los funcionarios públicos a cambio de la adjudicación de contratos.

    Mientras Marcelo Odebrecht cumple condena en una mansión de lujo, la clase política latinoamericana va cayendo casi al mismo ritmo que crece el hartazgo de la sociedad. Buena muestra de ello es la manifestación que congregó este miércoles a un centenar de personas en Panamá a las puertas de la Fiscalía para reclamar los nombres de los funcionarios que recibieron sobornos de la constructora brasileña.

    “Hemos querido hacer una manifestación diferente, pacífica y limpia. Estamos exigiendo de manera cívica y amena nuestro derecho a conocer los nombres de los funcionarios que recibieron sobornos de Odebrecht, pero también del último caso de corrupción, el conocido como Blue Apple”, dijo Ubaldo Davis, uno de los organizadores de la marcha, al periódico La estrella de Panamá.

    Y es que en plena investigación de la red de sobornos que tejió Odebrecht, en Panamá estalló otro escándalo la semana pasada: altos exfuncionarios del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014) cobraron comisiones a una decena de constructoras a cambio de concesiones públicas. En palabras de la fiscal general del país, Kenia Porcell, “es otra investigación compleja de corrupción en la que se descubre más dinero público sustraído por servidores públicos que traicionaron al Estado” (Leer más: La trama que estrecha el cerco sobre Ricardo Martinelli).

    En 2016, ejecutivos de Odebrecht admitieron haber entregado a las autoridades guatemaltecas sobornos por 18 millones

    Los manifestaron usaron el humor y adaptaron la canción del “Tío caimán”, que popularizó la panameña Sandra Cumberbatch en los años 70. “Qué pasó con esa lista, tía Kenia. La seguimos esperando, tía Kenia. Ya estamos bien cabreaítos, tía Kenia. No sigas disimulando, tía Kenia. Nos dijiste pa’ diciembre, tía Kenia”, rezaron algunos de los versos que se cantaron en la protesta.

    Otro de los organizadores de la marcha, Rafael Ceballos, también dijo al periódico La estrella de Panamá que “el pueblo está demostrando que se le está acabando la paciencia de ver la impunidad que hay en Panamá”. Y agregó: “Exigimos que la fiscal haga su trabajo, que la Corte Suprema de Justicia haga su trabajo y que todos los estamentos de seguridad hagan su trabajo. La información de cualquier acto de corrupción debe ser pública”.

    Según una investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos, publicada a finales de 2016, Odebrecht pagó coimas a políticos, funcionarios, empresarios y presuntos testaferros de 12 países: Brasil, Argentina, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú, Venezuela, Angola y Mozambique, para obtener contrataciones públicas.

    En el caso concreto de Panamá hay 63 personas procesadas, entre ellas dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli. También fueron imputados dos exministros de Martinelli: el de Obras Públicas, Federico José Suárez, y el de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Jaime Ford Castro. Las identidades del resto de implicados en la trama Odebrecht están bajo secreto de sumario. De ahí las protestas.

    La constructora brasileña acordó con la Fiscalía panameña pagar una sanción de 220 millones de dólares en 12 años y el aporte de información vital para las investigaciones por el pago de al menos 59 millones de dólares en sobornos.

    Compensación de 14,5 millones de euros

    Mientras, en Guatemala Odebrecht ha ofrecido al Gobierno una suma de 14,5 millones de euros para resarcir las pérdidas provocadas por los sobornos que recibieron los funcionarios públicos del país a cambio de adjudicar contratos.

    Odebrecht ha ofrecido una compensación de 14,5 millones de dólares a Guatemala por los sobornos / Flickr: Jeso Carneiro

    En 2016, los ejecutivos de la constructora admitieron haber entregado a las autoridades guatemaltecas sobornos por unos 18 millones de dólares para obtener el contrato de construcción de una carretera.

    Ahora, tal como detalló este jueves la fiscal general de la nación, Thelma Aldana, junto con el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad para Guatemala (CICIG) de la ONU, el colombiano Iván Velásquez, el exministro de Infraestructura Alejandro Sinibaldi pactó recibir 19,5 millones de dólares para asegurarse que Odebrecht obtuviese dicho contrato, de unos 300 millones de dólares. Las coimas fueron canalizadas a través de siete sociedades offshore entre 2013 y 2015.

    Por si fuera poco, el informe ha sido presentado después de que el fin de semana pasado el Ministerio Público confirmara la detención en Estados Unidos del excandidato presidencial Manuel Baldizón, acusado de recibir comisiones ilícitas.

    “Que investiguen lo que quieran”

    Finalmente, en Honduras también ha habido novedades relativas a Odebrecht. El país completa así la sacudida a Centroamérica. Este miércoles, el Ministerio Público y la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad (Maccih) informó de que ya tienen información sobre “los contactos en Honduras” de Marcelo Odebrecht.

    “Exigimos que la fiscal haga su trabajo y que la Corte Suprema de Justicia haga su trabajo”

    Unos contactos que la Fiscalía ha conseguido después de que un fiscal y un funcionario de la Maccih se trasladaran a Río de Janeiro para tomar declaración en la Fiscalía de Brasil al propio Marcelo Odebrecht y a otros tres ejecutivos de la compañía con el fin de saber si dieron coimas a funcionarios para que se les adjudicara la construcción de las represas de Los Llanitos y Jicatuyo, en Santa Bárbara. Según la Maccih, por ahora no se puede revelar nombres. “Todavía es una investigación abierta, no hay señalamientos individuales”, concluyó.

    Odebrecht firmó un acuerdo con el gobierno de Manuel Zelaya (2006-2009) para la construcción de las citadas represas por 800 millones de dólares, pero no se ejecutó porque Honduras no dio una contrapartida de 100 millones, según informa el periódico La Prensa. Este miércoles, el expresidente Zelaya se pronunció al respecto en Twitter: “Que investiguen lo que quieran porque tengo las declaraciones de Odebrecht en 2009 cuando dijo: el único en donde no me han pedido dinero es en este, del gobierno de Manuel Zelaya”.

    Deja un comentario