EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish

El aumento de casos de covid-19 en Brasil, Colombia, Perú y Venezuela preocupa a la Organización Panamericana de la Salud

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
En casi todos los países de Suramérica el coronavirus está en auge / Foto: OPS

Redacción (ALN).- 1,3 millones de personas se contagiaron de coronavirus y casi 36.000 personas murieron a causa de la enfermedad la semana pasada en las Américas. Esto es en parte por la situación en Suramérica, el epicentro continuo de la pandemia en el mundo, advirtió Carissa Etienne, directora de la OPS.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne, advirtió este miércoles que los casos siguen aumentando en la región.

En la última semana, más de 1,3 millones de personas se infectaron con el virus y casi 36.000 personas murieron a causa de la enfermedad. «Desde que comenzó la pandemia, se han registrado 57 millones de casos en las Américas, con más de 1,3 millones de muertes», detalló en rueda de prensa.

Etienne advirtió que «no estamos actuando como una región en medio de un brote que se agrava».

«A pesar de que la transmisión continúa en muchos lugares, las restricciones se han relajado. Las multitudes han vuelto, y la gente se reúne en el interior y toma el transporte público, a menudo sin mascarillas», continuó. Las nuevas variantes altamente transmisibles también están alimentando la aceleración, dijo.

Etienne aseguró que Suramérica es el «epicentro» continuo del coronavirus. Lo dijo porque el número de nuevos casos «está aumentando considerablemente en Brasil, Colombia, Venezuela, Perú y algunas zonas de Bolivia. Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile están experimentando un aumento continuo de las infecciones. Las nuevas variantes en las Guayanas han provocado un aumento de los casos en Guayana Francesa y Guyana«.

Agregó que las nuevas infecciones están aumentando en Cuba, Puerto Rico y las islas más pequeñas del Caribe, como Curazao, Bermudas y Aruba.

Los casos también siguen aumentando en Canadá.

La OPS defiende las vacunas

Etienne también destacó la seguridad de las cuatro vacunas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud para uso de emergencia: la de Pfizer/BioNTech, dos versiones de la vacuna de Oxford-AstraZeneca y la de Janssen.

«Todas han demostrado ser seguras y eficaces. Las agencias reguladoras están revisando los informes de raros eventos adversos de coágulos de sangre, y se espera que hagan recomendaciones pronto», dijo.

«Mientras tanto, es importante seguir administrando las vacunas de AstraZeneca allí donde estén disponibles», continuó.

«Casi 200 millones de personas en todo el mundo han recibido la vacuna covid-19 de AstraZeneca, y los informes de efectos adversos son muy raros».

Etienne también advirtió que el suministro de vacunas en las Américas ha disminuido. Por ello, instó a los países a emplear una «estrategia integral» que incluya no sólo la inmunización sino también medidas de salud pública para detener la propagación de la enfermedad.

«Para la mayoría de los países, las vacunas no van a detener esta ola de la pandemia. Sencillamente, no hay suficientes vacunas disponibles para proteger a todo el mundo en los países con mayor riesgo», insistió Etienne y llamó a “detener la transmisión por cualquier medio posible con las herramientas que tenemos a mano».

Apuntó que “esto requerirá estrategias integrales tanto para acelerar el despliegue de las vacunas como para controlar la propagación del virus utilizando medidas de salud pública probadas», como el uso de mascarillas, el distanciamiento físico y la higiene de las manos.

Cabe recordar que desde marzo, el Fondo Rotatorio de la OPS ha ayudado a suministrar casi 3 millones de dosis de vacunas a 28 países obtenidas a través de Covax, negociando, comprando y organizando la logística para el envío de las vacunas.

Hasta ahora en las Américas se han administrado más de 247 millones de vacunas covid-19, incluyendo las obtenidas por acuerdos bilaterales y donaciones.

Pero en las últimas semanas, dijo Etienne, las limitaciones de los productores de vacunas para el Mecanismo Covax han ralentizado las entregas, y no se espera que los suministros se normalicen hasta dentro de unas semanas.

«Mientras tanto, no podemos confiar en las vacunas para controlar la transmisión», sostuvo.

«La OPS se ha comprometido a trabajar con los Estados Miembros para asegurar más dosis de vacunas para la región tan pronto como estén disponibles para complementar lo que los países ya han comprado a través de acuerdos bilaterales y a través del Mecanismo Covax», dijo Etienne.

«Estaremos aquí para los países en cada paso del camino, proporcionando apoyo técnico para resolver los obstáculos, aumentar la vigilancia y supervisar la seguridad y el impacto de las vacunas», sentenció.

Deja un comentario